Martes, 22 de Mayo de 2018
Última actualización: 03:07 CEST
SUCESOS

La mayoría de los quemados en las Parrandas de Remedios sigue ingresada a 23 días del accidente

Paciente quemado en las Parrandas de Remedios. (VANGUARDIA)

La mayoría de los pacientes que permanecen ingresados en los hospitales Arnaldo Milián Castro y el infantil José Luis Miranda de Santa Clara, tras sufrir quemaduras en las Parrandas de Remedios, evolucionan de manera favorable teniendo en cuenta su estado de gravedad.

Según recogió el periódico oficial Granma, a 23 días del accidente ocurrido el criterio médico advierte que los heridos aún no están exentos de riesgos.

En el caso de los seis menores ingresados en el pediátrico de Santa Clara, dos están evaluados como muy graves y cuatro de cuidado, según precisiones de la doctora Jacqueline González Díaz, jefa de la Sala de Quemados de la referida institución.

Explicó que la zona afectada ha disminuido en comparación al momento en que llegaron al centro, cuando tenían quemaduras que cubrían entre un 55 y un 22% de sus cuerpos.

Asimismo, dijo que los menores —procedentes de Remedios, Artemisa y La Habana y cuyas edades oscilan entre los 11 y los 15 años—, comenzaron ya el tratamiento quirúrgico, mediante el cual se ha procedido al injerto y retiro del tejido necrosado.

En el caso de los pacientes hospitalizados en el Arnaldo Milián Castro, Ariel Muñoz Rojas y Luis Miguel Sáez Morales permanecen evaluados como críticos extremo; Lázaro Ángel Méndez González, de crítico, mientras César Rivero del Sol, Suniel Sánchez Borges, Humberto Rodríguez García y Julio del Río Díaz están calificados de muy graves; en tanto Jorge Andrés Ariosa Oliva está de cuidado, según la explicación dada a Granma por la doctora María Elena Guillén Bravo.

Las Parrandas son fiestas populares de tradición centenaria que se celebran cada 24 de diciembre en la localidad de Remedios, donde dos barrios del municipio, El Salvador y El Carmen, alternan y se desafían como contendientes a través de la música, la danza y los fuegos artificiales.

Una vez que las campanas de la Iglesia Parroquial Mayor repican cerca de la media noche, cada bando muestra el secreto largamente protegido todo un año: el diseño de las carrozas, faroles, fuegos artificiales y trabajos de plaza.

Las Parrandas de Remedios son una celebración cultural y folclórica cubana, reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación, que comenzó en el año 1820 y luego se extendió a otros 17 pueblos y ciudades de la Isla.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Donde esta lo trascendental de esta noticia cuando siempre los tratamientos de quemados severos son muy largos y sumamente riesgosos por el riesgo de  infecciones.