Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Opinión

Rebelión en la Clínica

A raíz del "motín" de los médicos a través de las cuentas #NoSomosDesertores, #SomosCubanosLibres, los medios digitales fuera de la Isla han estado recogiendo testimonios conmovedores sobre la colaboración médica cubana actual. Los indignados cubanos, galenos, se quejan de la apropiación que de su trabajo hace el régimen, los salarios bajos, las coimas, la vigilancia, las restricciones a la libertad individual y social, y las jornadas de trabajo, extenuantes y en muy difíciles condiciones.

Quienes antecedieron a estos "desertores" hace 40 o 50 años en las llamadas misiones internacionalistas no pueden expresar sorpresa, pero si alguna que otra pesadumbre. Hay una enorme diferencia entre el por qué se salía de Cuba a prestar servicios médicos entonces, a como se ejerce hoy esa colaboración. Lo único que no ha cambiado es que es el régimen, y no el individuo quien contrata y se lleva la mejor tajada. En el siglo pasado, el intercambio era en especies: médicos por maderas y petróleo de Angola; enfermeros por ron y carne nicaragüense; dentistas por arroz en Asia; brigadas médicas para desastres por votos en Naciones Unidas.

Quienes salían entonces a "cumplir misión" eran casi siempre seleccionados por sus condiciones políticas y profesionales. La lealtad al Partido, y un buen desempeño en la especialidad eran condiciones imprescindibles. Así, las primeras brigadas médicas civiles a Nicaragua estuvieron integradas por profesores auxiliares y titulares; la colaboración médica militar en Angola y Etiopía —y en parte la civil— tuvo la fortuna de contar con reconocidos clínicos y cirujanos.

No se salía de la Isla a "buscar plata". Aunque la recompensa después fuera un automóvil o un apartamento, la mayoría de los colaboradores de aquellos tiempos iban a "cumplir misión", en primer y casi único lugar, por una extraña convicción que mezclaba lo heroico y misericordioso con el reconocimiento social. La paga en el extranjero era mínima, ridícula. Y a pesar de la vigilancia, las restricciones a la libertad de movimiento y las relaciones humanas con los nativos, el personal médico hizo muy buenas amistades en los países donde tuvo presencia. La llamada deserción en esos tiempos era algo raro, diríase escandaloso; ciertamente, no había la miseria y el desorden que abate hoy a Cuba.

Más tarde, acosado por la falta de liquidez en dólares, el régimen echó mano a todo un regimiento de médicos, enfermeros y técnicos de la salud hambrientos, con poco techo y peor vestidos. La heroicidad del misionero se convirtió en la sordidez del mendigo; de ser apóstol del comunismo, el médico cubano pasó a ser párroco del individualismo. Sudamérica fue El Dorado para la Isla; y perecería un absurdo, pero en la medida que el Gobierno cubano pagaba mejor a sus colaboradores médicos —aun tomándose las dos terceras partes del salario— los abandonos iban en aumento.

La "rebelión de las batas blancas" comenzó cuando el personal de salud conoció el valor de los dólares, el capitalismo, los derechos de otros seres humanos en Brasil, Venezuela y Ecuador, lugares desde los cuales, no por gusto, se han producido verdaderas estampidas. Detrás de los esclavos modernos, como ellos mismos se hacen llamar, no hay otra lógica que la del cautivo insurrecto, tan bien reflejada en esa obra maestra de Tomás Gutiérrez Alea llamada La Última Cena (1976). Como en la película, la mansedumbre se despereza cuando conoce sus derechos; cuando los hombres se sienten iguales a otros hombres la noche en la que el amo tiene un desliz de compasión.        

A pesar de todo, en un intento no sabemos si falaz o de necesidad real, el régimen ha dicho que pueden volver a la hacienda y reincorporarse a la cosecha. Su lugar en el barracón y en el corte está garantizado. Hay machete y caña para todo el mundo. Y no habrá cepo. Tampoco se le quitara a nadie la ración de bacalao y de yuca. Eso sí, como todo arisco que ha conocido la libertad del monte, serán observados de cerca y "ni un tantico así".

Este nuevo episodio de cimarronaje clínico no tiene marcha atrás. Es exponencial, contagioso, modélico. Otros los seguirán porque las causas no han sido modificadas. Ellos han roto su contrato doblemente, con el régimen y con la profesión, a pesar de las consecuencias que les espera en las selvas del palenque-exilio; tardarán años en volver a ver a sus hijos y padres; se descalificaran en sus habilidades clínicas y quirúrgicas; deberán reinventarse para sobrevivir fuera de la Plantación-Isla y ayudar a quienes allí pagarán las consecuencias del desacato.

Debe ser muy grande la frustración para dar un paso así. También enorme el deseo de abandonar la Granja Animal. Dejar de pensar, como en Rebelión en la granja de George Orwell, que "todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 21 ]

Imagen de Medicus

18:27 CET. 1) Porque como mencioné, estaba perplejo; y 2) porque consideré un exceso de confianza y hasta inconveniente hacer esa pregunta a alguien desconocido, o a alguien quién desearía mejor pasar por desapercibido. Ganas de preguntar tenía un montón.

Imagen de Joshua Ramir

Medicus 5:09: C0ño y porqué no le preguntaste??

Imagen de Anónimo

en ecuador todos quieren quedarse...

Imagen de Anónimo

A llorar y a dar pataletas en Feisbú.  AAA

Imagen de Anónimo

    En el pre una profesora y un amigo q habia pedido estomatologia me la aconsejaron pero yo tenia claro q para ello debia formar parte del contingente y eso seria ser perro para toda la vida    Mi amigo se  hizo doctor y yo extranjero y volveria de 0 

Imagen de Anónimo

Mirenle esas caras de chivatos. Y despues dicen, cuando se piran de la mision, que fueron enviados como esclavos !!!!!! DESCARAOS!!!!!!

Imagen de Anónimo

Todos los médicos que quieran desertar de la tuiranía de los Castros, acá hay información para que sepan como hacerlo!!! https://goo.gl/dUZVhp

Imagen de Anónimo

Fuera de Cuba hay futuro. es dificil comenzar de 0 donde no nacieste y creciste, y dond eno tienes familia, pero es posible y factible en aquellos paises donde hay una minima logica social que es simple: respecto a la propiedad y respecto por el trabajo del otro. Y TODO EL SISTEMA gira para garantizar esas dos cositas entre otras tantas. un cubano o quien sea fuera en paises normales. llegan y pueden estudiar, trabajar. con su esfuerzo y trabajo puede ir accediendo a propiedades, etc. si hace un buen uso de los recursos puede tener una vida digna, normal , y prospera. muchas veces sucede que los cubanos quieren vivir como en Cuba, o sea del cuento. y eso es muy dificil. si uno trabaja y despues se va a tirar el dinero o gastarlo en boberias y no invertir en cosas utiles pues es un camino dificil de ir mejorando.Cuba por la estupides de unos locos comemierdas que llegaron a poder ase sinando y luego han seguido ase sinando pues destrozaron TODO logica normal que existia despues de tiempo. para IMPONER una forma social que EN NINGUN LUGAR DEL PLANETA ha dado resultado. por eso el pais cada dia que pasa ES MAS POBRETON; y que nadie meta cuento. la POCA RIQUEZA QUE HAY EN LA ISLA es aquella que se GENERA FUERA de la ISLA y que la gente le dan de LIMOSNA  a los cubanos que viven dentro sino se mueren de habres todos. y lo que jinetea el gobierno con sus secuaces mafiosos del planeta que todo el mundo sabe a que se dedican e estorcionar, a robar y a estafar y ase sinar. es lo que dicen comunismo es TERROR de estado elevado a la enesima potencia. mientras que no exista una sociedad cubana basada en respeto a la propiedad y al ser humano etc. pues todo sera igual...miseria a todos los niveles

Imagen de Anónimo

Las famosas "misiones" forma eufemistica de llamar intromision extranjera, no fue mas que una cortina de humo del regimen desde sus primeros anos de existencia. Enviaban a los "mejores y mas destacados" cuales eran lo mejores y mas destacados? los mas serviles y comprometidos con el regimen o que podian ser "comprometidos" por la represion politica que se le aplicaba a ellos y familiares cercanos en Cuba. Un desertor en la familia la marcaba hasta la quinta generacion! Conoci casos de sacar del trabajo y en el mejor de los casos "bajar de cargo" a un responsable o jefe de un Departamento (que era un revolucionario comecandela) por que el hermano deserto de la "mision" y cosas asi. Las misiones llenas de austeridad, altruismo y humanidad "del pueblo de Cuba" desprendimiento de nuestaras familas y costumbres etc etc, solo iban para apoyar y hacerle ver a "aquellos pueblos" que sus lideres revolucionarios estaban apoyados y tenian fuertes lazos y amigos en Cuba; es decir para potenciar la imagen de Fidel. Logicamente ni Fidel ni su familia, ni sus generales y coroneles allegados padecian o carecian de nada en absoluto y si ganaban un "prestigio" entre esos lideres (algunos en la clandestinidad o las guerrillas) y otros que habian tomado el poder recientemente. Los cubanos bajo la necesidad de tener un modesto apartamento en la barriada de Alamar o un automovil "Polaquito" o "Moskvich" se comian un tanque de guerra para cagarlo hecho pistolitas con tal de alcanzar ese objetivo, aunque tuviera que aguantar mil hijoeputancias y chivatear y vigilar hasta su madre si fuera necesario; convirtiendo a la masa de "cooperantes" en un burdel del partido comunista donde en realidad muy pocas con excepciones, cedian al acoso sexual de los cooerantes y jefes de misiones (sobre todo  de las militares) pues asi conseguian moverse en carros con ellos, vivir una vida mas comoda (mas comida y conseguir mas pacotilla para el regreso a Cuba) Las misiones solo han servido al desgobierno para apoyar a sus amiguetes en el poder a cambio de medicos por petroleo y otros recursos para el bienestar de la cupula militar cubana. 

Imagen de Anónimo

Despertar del Letargo. Regresar a la realidad y vivir la pesadilla de los padres, y abuelos. Todos terminan dandose cuenta de que han vivido una Pantomima y los mejores globos que tratandose de repercusión sanitaria la Tiranía tiene en la Organización Panamericana de Salud(OPS) al colaborador necesario para rematar y terminarle la faena a precio de saldo.  Cuba es un prostíbulo para los jerarcas del poder. El "Todo"  y el "Nada" son lo que son y ambos se autoexcluyen y tensan la  cuerda donde los sueños son un delito y espejismo inalcanzable para los mortales "de a pie".