Sábado, 18 de Noviembre de 2017
23:50 CET.
SUCESOS

Un accidente en Sancti Spíritus deja al menos tres muertos y tres heridos

Un accidente de tránsito ocurrido en la tarde del martes en Cartaya, entre el poblado de Taguasco y la zona de El Majá, en Sancti Spíritus, se saldó con tres personas fallecidas e igual número de lesionados.

El hecho se produjo cuando dos vehículos particulares colisionaron, según versiones de los propios implicados recogidas por el periódico oficial Escambray.

Uno de los vehículos, un moskovich marca Aleko, se desplazaba hacia Taguasco procedente de Sancti Spíritus y el otro, un jeep marca Mercedes Benz, viajaba desde el Conejito ubicado en el kilómetro 336 hacia la provincia de Camagüey.

Según el medio local, peritos del Ministerio del Interior examinaban el estado de los medios de transporte involucrados y realizaban las investigaciones para establecer las causas del suceso.

El Puesto de Dirección del Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos precisó que los fallecidos fueron Félix Lázaro Marichal Sánchez, de 65 años, quien conducía el Aleko; Yoanni Cañete Luis, de 29 años, y Yordanis Laudencio Luis, de 23, quien se desempeñaba como oficial de Patrulla en la cabecera provincial. Ambos eran hermanos; todos residentes en Taguasco.

Dos de los heridos se encontraban hospitalizados en la Sala 3 B (Ortopedia) del propio hospital.

De acuerdo con el reporte estatal, ellos son Jesús Ruiz Semanat, de 51 años, con domicilio en Camagüey, y Ramón Aguilar Castillo, de 54 años y residente en Taguasco, ambos politraumatizados.

Un tercer lesionado se encuentra en la Sala de Terapia Intensiva y se nombra Eugenio Ruiz Rodríguez, de 58 años, natural de Taguasco y se reporta como politraumatizado y con una contusión pulmonar severa.

"La atención de nosotros aquí ha sido buenísima, yo no tengo queja ninguna, mejor no la puedo pedir. Realmente no sé cómo pasaron las cosas. Íbamos de aquí del hospital para la casa; la mujer de uno de los que se murieron, que es mi hijastra, está ingresada para parir", contó Ramón Aguilar Castillo, trabajador de la Agencia de Seguridad y Protección del MITRANS, en Taguasco.

"Salimos de aquí a las 6:30 pm, no le puedo decir hora ni lugar del accidente. Solo sé que sentí cuando el carro se impactaba y el reguero de vidrio que nos caía encima. Después de eso no recuerdo nada; volví a saber de mí cuando me estaban cogiendo los puntos", declaró a Escambray.

"Inicialmente íbamos cuatro en el Aleko, el yerno mío iba alante con el chofer. Ambos fallecieron… Al momento del impacto, atrás íbamos tres, uno era el hermano de mi yerno, que también falleció, y se accidentó el inspector de Transporte que recogimos en la Terminal; quien nos pidió llevarlo", añadió.

Jesús Ruiz Semanat, vecino del municipio de Florida, en Camagüey relató: "No sé qué le pasó al chofer del Aleko, yo vi que de pronto el carro ese se nos encimaba y ya yo dije: vamos a chocar; me preparé para el impacto, pero eso no dio tiempo a nada. Menos mal que yo llevaba el cinturón de seguridad, que me ayudó, pero fue imposible evitar el golpe en el pecho".

"Eran las 6:00 y piquito. Parece que había un bache que le hizo perder la estabilidad al vehículo de ellos y se nos encimó. Parece que era más débil la carrocería de aquel carro; inclusive yo vi al chofer muerto ahí, trabado contra el timón, momentos después de la colisión, hasta que me recogieron y me llevaron para el carro en que me trasladaron hacia aquí".

Los accidentes de tránsito son la quinta causa de muerte en Cuba y la primera en el grupo de edad comprendido entre los 15 y 29 años, según estadísticas oficiales.

Recientemente, el Gobierno informó que durante los últimos cinco años se produjeron en la Isla 56.605 accidentes de tránsito, con un saldo de 3.696 fallecidos, 42.171 lesionados, y pérdidas económicas estimadas en 2.500 millones de pesos (CUP).

Admitió que entre los "factores de riesgo fundamentales" de estos incidentes están el mal estado de vehículos, muchos adaptados para el transporte de pasajeros, y de las carreteras.

Sin embargo, las medidas adoptadas por las autoridades para evitar estos accidentes siguen estando reducidas a campañas promocionales en la televisión estatal, el aumento de la señalización, el establecimiento de límites máximos de velocidad en determinadas avenidas y la introducción de medios técnicos como la pistola radar o semáforos modernos en vías muy importantes.

El mejoramiento de las vías y el parque vehicular —que en el último debate de la Asamblea volvió a quedar relegado a causas secundarias—, continúa siendo una asignatura pendiente para poder reducir los altos índices de accidentalidad en la Isla.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.