Sábado, 19 de Agosto de 2017
20:35 CEST.
Ejército

Cómo sobrevivir al Servicio Militar siendo homosexual

"Mis padres no saben que soy homosexual y no quiero que se enteren por ahora, así que cuando me reclutaron no dije nada", relata Ariel, uno de los miembros de la comunidad LGTBI que intenta sobrevivir al machismo que impera en el Servicio Militar Activo.

"Muchas veces me pongo tenso porque, si alguien hace algo mal, le preguntan si es maricón. También dicen que el Ejército es para 'machos', y yo me cuestiono por qué estoy aquí", añade.

Igual que la inmensa mayoría de los reclutas, Ariel desearía estar en otra parte a causa de los maltratos que recibe de los oficiales. En su caso, al hecho de estar al final de la cadena de mando se suma la presión extra de ser homosexual.

Se ha visto obligado a adaptarse. Lo primero que logró cuando entró en la preparación previa fue colocarse de ayudante del teniente de su compañía. Gracias a que su familia podía hacer algunos favores (comida, dinero, ropa, turnos médicos) se vio libre de las horas de marcha continua.

Cuenta que tenía mucho miedo de sus compañeros. El primer día que se bañaron en las duchas comunes, recuerda, uno de los jóvenes tuvo una erección y recibió una golpiza del resto. Le rompieron un par de dientes y un brazo.

"Cuando el oficial a cargo se enteró del motivo, decidió tratar el asunto 'entre hombres' y dijo: 'Ustedes no tiene que estar aguantando mariconadas de gratis'. Cambiaron al soldado de unidad y todo se quedó tranquilo".

David cree que tuvo "bastante suerte". Su unidad permanente es "muy relajada" y todos andan en lo suyo. "Fuera de tener que aguantar que me digan que me vaya a meter una pinga cada vez que hablo, me dejan tranquilo", comenta.

Consiguió un puesto en el comedor y encontró un compañero que comparte su orientación sexual y están juntos cuando pueden. "Es para matar el tiempo", dice. "No creo que dé para nada serio".

Felipe tiene que dormir al final del cuartel y poner un mosquitero, pues uno de sus compañeros le quitó el ventilador que llevó desde su casa.

"Me da miedo denunciarlo porque todo el mundo en la unidad sabe que soy gay", explica. "Si mi mamá viene a reclamar el ventilador, se lo van a contar. Ella es cristiana y no lo va a aceptar".

Felipe ha tenido relaciones con un par de soldados en la unidad, "pero ellos están 'tapados', tienen novias y dan puñaladas, como se supone que hacen los 'hombres'".

Carlos es teniente. Todos saben que es homosexual, pero nadie menciona el tema directamente. No obstante, "tengo que aguantar unas cuantas payasadas, como que me pongan guardias extra todos los meses".

Asegura que sus compañeros se niegan a hacer guardia con él, porque los turnos son en una oficina, de madrugada. "La mayoría de las veces se acuestan a dormir y yo tengo que hacer la guardia solo".

A pesar de que el nivel de homofobia es alto, sucede un fenómeno curioso: los homosexuales, una vez son identificados, sufren discriminación, pero la homosexualidad "en broma" es muy usada.

Los jóvenes reclutas acostumbran a decir que están en una prisión, y cada vez que llega uno nuevo le tocan el trasero o simulan violaciones. También suelen aguantarlos mientras le chupan los pezones, el cuello, las orejas y les dan mordidas en la espalda. Aquellos que no saben aceptar la "broma" son acosados con más intensidad en el futuro.

"Lo mejor es reírse, decir que te dio asco y cagarte en sus madres", dice un soldado. "Y ya, te dejan tranquilo".

Es decir, los hombres "machos" pueden divertirse simulando una orientación sexual que dicen les es ajena, mientras segregan a aquellos que la asumen como propia.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 19 ]

Imagen de Anónimo

En Cuba reina la doble moral, ha sido impuesta por el regimen comunista de los Castro como idiosincracia.En Cuba sobrevive el que mejor sepa fingir, el mejor actor callejero, el que mejor sepa ocultar su verdadera identidad y pueda pasar como el mas fuerte. Yo he conocido en Cuba cadas homosexuales que parecen mas hombres que Maceo!!!Miren a Raul Castro como pasa por macho, por general, y es todo un afeminado.Cuba es una gran catarata de mariquitas encubiertos, todo es doble moral............

Imagen de Anónimo

Y porqué no contratas par de "amigos" y  a ese exprofesor de marxismo le das una buena Tranca?

Imagen de Anónimo

El ejercito, como toda Cuba, es una gran cataharata de mariquitas encubiertos, miren al general Raul Castro, sus afeminados ademanes......Como todo en Cuba es doble moral. Se ha vuelto la idiosincracia del cubano.........

Imagen de Anónimo

anonimo 20.14 soy el de las 13.14no te voy a responder pq ya creo q lo hizo el de las 21.17

Imagen de Anónimo

Anónimo 21:17, mire, estoy de acuerdo en que en Cuba el ejército da más pérdida que ganancias y en eliminarlo a esta altura de la película, y para siempre, pero mientras estén los Castro no va a ser, porque es su brazo armado para sostenerse en el poder. Ahora bien, las democracias aceptan a homosexuales en el ejército y ello no está reñido con ese tipo de trabajo, pero como en todo depende de la capacidad física y mental de cada persona hacer frente a ese tipo de esfuerzo y eso sí que decide para encararlo, pero no la orientación sexual. Julio César fue uno de los más grandes estrategas en conducir ejércitos y estados y era homosexual, como lo fue también Alejandro Magno capaz de construir un imperio con poco menos de treinta años. Posiblemente Cuba dirigida por un homosexual decente y competente, no hubiera padecido ni sufrido todo lo que ha padecido con los Castro, ¿qué le parece? como prueba de ello, Irlanda está presidida por un homosexual en la actualidad y eso sin contar casos similares  en otros países europeos. El acceso a la dirección de un estado o a la guerra sólo debe estar limitado por la decencia y los Castro ahí sí que no aprueban, ni remotamente... que una persona le dé a lo que le dé la gana sexualmente, no me importa, siempre que cumpla la ley y no se meta con nadie...y si en un ejército defiende a los más débiles y la democracia, pues bienvenido sea, no un energúmeno como el Cangrejo o personas similares, que es lo que quieren: tontos y sumisos...

Imagen de Anónimo

Independientemente de la criminalidad de los Castro, un ejercito debe inspirar GALLARDIA Y RESPETO....Si Ud lo llena de florecitas y relajos seran la burla de todos los paises...Entonces,  para que' ejercito?...Lo mejor seria hacer como Costa Rica, que tiene Policias pero no mantiene a un Ejercito parasitario, que no produce nada y gasta los dineros de la renta nacional...

Imagen de Anónimo

Cuando yo pase el verde en los 90 creo que los homosexuales no eran permitidos, habia un decreto o orden con un numero especifico para esos casos...

Imagen de Anónimo

Anónimo 18:11, excelente su actitud e intervención en el foro. Dios quiera que algún día se pueda crear en Cuba una "comisión de la verdad" para juzgar éste (el cometido en contra de usted) y otros crímenes de diverso tipo cometidos por la dictadura castrista. Yo me pregunto ¿y quién juzgará los hechos de sangre de esta familia (Castro), ya que se consideran tan seguros y en poder de la verdad? Cada vez producen más asco, pero no sólo los Castro, sino todos los que han colaborado para cometer éste y otros genocidios, precisamente contra cubanos y admitidos o consentidos por otros cubanos y sin ningún derecho legal que les ampare al haber cometido tales atrocidades.Anónimo 13:14, se ve que a usted le gusta, pero aguanta, vamos manifiéstese cobarde, salga de su armario de miserias humanas. Es usted igual o pero que los Castro y lo más triste, contra cubanos como usted, que lo único que han hecho es nacer diferentes. Produce asco, como los demás a favor de todas estas atrocidades de los Castro (porque estas sólo son una parte pequeña de las que han hecho).

Imagen de Anónimo

Me llamo Arcadio Ruiz-Castellano y vivo en New York. En 1967, teniendo 17 anos, fui llamado al SMO, durante el cuarto llamado.  Fui enviado a una unidad de cohetes tierra/aire localizada en las afueras de un pueblo llamado San Jose en cerca de La Habana. Durante los primeros meses de estar en la unidad, en tres ocaciones, usaron a dos reclutas para seducirme a tener sexo.  En una ocacion tuve que salir corriendo fuera de la barraca donde me encontraba solo en funcion de "cuartelero"  pues el individuo trato de forzarme fisicamente a tener sexo.   Asustado por  el acoso sexual me dirigi a mi superior y este me aconsejo que no dijera nada, que el "arreglaria la situacion."  Dias despues,  fui llamado a una oficina de la unidad  y  acusado formalmente por oficiales de la segurida militar de haber cometido un acto de sabotaje a unos camiones de la unidad. Tabien fui informado de que de ser encontrado culpable seria fusilado o condenado a treinta anos de prision.  Finalmente y despues de una investigacion, la cual mostro que nunca habia tenido novia, fui acusado de homosexual, y enviado a la prision militar de La Cabana.  En esa prision estube por mas de un mes incomunicado en una celda sin ventana, donde nuncan apagaban la luz y golpeaban la puerta a cada rato.  Salia de esa celda para los interrogatorios diarios durante los cuales me pedian denunciara a alguing de cualquier cosa, ya fuera homosexualidad,  contra revolucion, o lo que fuera, algo que nunca hice, lo que probocaba la ira en insultos de los interrogadores celda no tenia ventanas y la mantenia ilunidad todo el tiempo. Al llegar al dia del "juicio" no tuve defensa ni asesoria legal alguna y  mis padres nunca fueron notificados de mi situacio.  Sin cometer acto homosexual alguno, fui condenado a seis meses y un dia de prision.  El detalle es, que en el ejercito de aquella epoca, si un recluta era condenado a mas de seis meses de prision,  este no podia re-integrarse al ejercito y era enviado a "unidades de produccion"  a trabajo forzado.  A la unidad que me enviaron era solo para homosexuales, aunque habian muchos personas que no lo eran, como otros reclutas y algunos oficiales caidos en desgracia que habian sido acusados y condenados de pederastras.   Las terribles condiciones de vida, los horrores y abusos que tuve que presenciar en en la prisiones de La Cabana, El Morro, en las granjas localizadas en Naroca, un lugar cerca de La Habana, en las Lomas de Cunagua, cerca de Moron, y en una granja para el cultivo de arroz, cerca de Guines, marcaron negativamente mi vida para siempre.  Estando en uno de esos campos de concentracion nos enteramos de que las UMAP habian sido desintegradas y pensamos que tambien a nosotros nos liberarian. Esto no sucedio y alguns de nuestras madres fueron al arzobispado para que intercediran por nuestra liberacion, algo que nunca hiciero.  El campo de concentracion fue cerrado, despues de un asesinato y suicidio de dos ex-oficiales del ejercito que funcionaban como capos de la unidad.  Estuve preso por dos anos, un mes y dos dias. En 1980, durante el exodo del Mariel, fui llamado a una estacion de policia y expulsado de Cuba.  Entonces tenia 29 anos.  

Imagen de Anónimo

Esa pregunta hay que hacersela al recluta Cantimplora!!!!