Viernes, 19 de Enero de 2018
10:24 CET.
Política

La crisis de Venezuela vista por la prensa oficial cubana

El pasado martes 23 de mayo la periodista Irma Shelton Tase, del Noticiero de la Televisión Cubana, consideró relevantes las declaraciones de Carlos Aquino, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Venezuela. Al comentar el crecimiento de las protestas sociales en su país, el funcionario afirmó que "la solución a esa escalada (…) no pasa por la conciliación de clases". Luego añadió: "como dice una de nuestras consignas, 'la paz se conquista derrotando a los fascistas, no conciliando con ellos'".

En el resto del reportaje, Irma Shelton no mostraba ningún reparo en calificar a opositores venezolanos apresados como "terroristas", a Hugo Chávez como "comandante eterno" y a las manifestaciones como "fascistas". Una coincidencia retórica que no debe sorprender entre el funcionario comunista venezolano y la periodista cubana.

En su libro LTI La lengua del Tercer Reich, el filólogo alemán Victor Klemperer afirma que el lenguaje del nazismo está caracterizado por su pobreza, y que fue Mi lucha, el libro de Adolfo Hitler, la obra que se encargó de perfilarlo. Klemperer, un judío que sobrevivió el holocausto merced a estar casado con una alemana "aria", señala que fue con el ascenso al poder del nacional-socialismo que aquel lenguaje de grupo se convirtió en lenguaje de todo el pueblo; "es decir, se apoderó de todos los ámbitos públicos y privados: de la política, de la jurisprudencia, de la economía, del arte, de la ciencia, de la escuela, del deporte, de la familia, de los jardines de infancia y de las habitaciones de los niños".

Un "lenguaje común" necesita también la transformación grosera de la realidad. Quienes seguimos con interés lo que pasa por estos días en Venezuela vimos el pasado 8 de mayo cómo la periodista Juana Carrasco en un artículo de Juventud Rebelde asimilaba la carrocería blindada de un vehículo militar a las proporciones de un carro policial para denunciar que "Manifestantes violentos queman carro policial en Caracas".

Pero el destaque periodístico de estas "jornadas venezolanas" lo ha tenido la periodista Alina Perera Robbio. Por su eficiencia, fue llevada como enviada especial a aquel país y sus noticias aparecen indistintamente en los diarios Granma y Juventud Rebelde.

Con titulares como "Parece cumplirse la profecía de Bolívar" o "Venezuela asesta duro golpe a los terroristas", Perera Robbio entremezcla la sublimación de la clase política chavista con la criminalización del antagonista. Elementos claves de una jerga que, descrita por Klemperer, no solo ocupa todos los espacios del ámbito público y privado de una nación, sino que consigue quebrar las fronteras nacionales y enyuntar regímenes políticos análogos.

En este ambiente se decretan hermanamientos imposibles y se induce la asimilación doméstica de sujetos extraños. En una entrevista que Alina Perera Robbio le hiciera días atrás a Roberto López Hernández, viceministro de Comercio Exterior de Cuba para atender las relaciones bilaterales con Venezuela, el funcionario describió los vínculos entre Fidel Castro y Hugo Chávez como "de padre a hijo, de amor profundo". Respondía así a un cuestionario en el que la "enviada especial" indagaba sobre la personalidad de Hugo Chávez con preguntas como: "Él era poeta, filósofo, muy sensible. ¿Tuvo oportunidad de apreciarlo en esas facetas?" o "¿Lo vio triste alguna vez?".

Para la población cubana, gracias a la acuciosa trama tejida por los redactores oficiales de noticias, es desconocido el nombre de Luisa Ortega, la fiscal general chavista que denunció la ruptura del orden constitucional acometida por Nicolás Maduro. Del mismo modo es desconocida la naturaleza de la violación constitucional con la que el presidente venezolano busca imponer una Constitución propicia a sus afanes autoritarios. Omiten recordar nuestros cronistas oficiales que la situación actual tuvo como antecedentes que el 64% de la población del país suramericano votó a favor de la Mesa de Unidad Democrática en diciembre de 2015, llevando al poder legislativo una mayoría sorprendente de miembros de esa agrupación política.

La "lengua común" no es nada sin la omisión permanente. Para ser asimilada del modo simple que reclama, la "lengua común" necesita omitir todos los elementos que pueden convocar la reflexión, el criterio y la inteligencia. La realidad necesita aparecer, ante sus consumidores, diáfana y simple.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Amadeus

@ 15:21¿Tú también Brutus…?

Imagen de Anónimo

pues a mí me parece muy atinado el comentario de 12:59. La fuerza de los medios de difusion no es algo que invento él. Y así es, de tanto repetir la realidad sesgada, y sin otras fuentes, pues ese sesgo se convierte en realidad. Sino fuera así no existiría totalitarismo

Imagen de Anónimo

Lo bueno que tiene lo mal que está Venezuela, es que RC sabe que en cualquier momento se destapa la olla de la corrupción y la represión con impronta cubana.

Imagen de Anónimo

Será discriminación pedir un análisis sicológico de los presidentes? Porque me parece que este hombre no sirve ni pa' repuesto de loco......Más grave aún los que lo avalan para seguir viviendo bien. En Cuba, de esos comunistoides oportunistas hay para hacer dulce: Silvio Rodríguez, Israel Rojas, Jorge Perugorría, Leonardo Padura y la lista sigue......

Imagen de Anónimo

Venezuela es una peligrosa advertencia para nuestros amos. Muerto Chavez, Maduro evidencia que las dictaduras carismaticas no se sostienen con marionetas. Raul entrega el trono en unos meses, y aunque su poder esta asegurado al hacer del ejercito una clase economica, el libreto previsto puede cambiar si la nueva generacion de gobernantes reedita los graves errores de Maduro y su circo.

Imagen de Anónimo

Siempre se calificó a la llamada "revolución cubana" cómo comunista.....Siempre he creído que el Seboruco en Jefe optó por construir el Fascismo: represión, miedo, campos de concentración, eliminación de opositores, descalificación a los contrarios, persecución política y religiosa, quema de libros, prohibición a reunirse, prohibición de artistas y escritores, persecución a homosexuales, torturas a opositores (Mazorra), control total de la economía, los medios informativos, culto a la personalidad.......me falta tanto........y para colmo han exportado este Fascismo Tropical a la colonia cubana en Sudamérica: Venezuela.....Si lo que ha sucedido en Cuba y Venezuela no es Fascismo ¿Cómo podríamos llamarlo? Socialismo ó Comunismo ¡No es!.........La involución cubana nunca tuvo nada que ver con aquella jerigonza que nos obligaban a estudiar y aprobar en la escuelas como una asignatura más, aquella filosofía que inventaron los aburridos Marx y Engels, que Lenin y Stalin pisotearon.........Inmundo García.

Imagen de Anónimo

Dentro de la prensa oficial, la mitad o menos son comunistas, y el resto..... oportunistas. Escriben con ese lenguaje "de 5 palabras" que mezclan constantemente, más parecido al de un cuartel militar que al de un pueblo que intenta informarse.La sociedad cubana debe reinventarse a si misma. Tiene muchos defectos profundos y dentro de esos, el de aceptar las bajezas del régimen en cuanto al adoctrinamiento, está en los primeros lugares.Y quiero mencionar la posición de una prensa extranjera totalmente cómplice, como así también a la Iglesia cubana. De todas maneras, son los cubanos "de adentro" los que tienen que quejarse y no esperar que sus problemas económicos y de los otros los resuevan sus primos de Miami. Haberse ido del país también considero sea un acto de rebeldía, pero el que decide quedarse debe expresar su indigación. 

Imagen de Anónimo

Sr. Amadeus: Porque existen personas como @ 12:59 es que se mantiene el régimen cubano. El daño es ya antropológico y ha afectado el ADN, hasta el último cromosoma de la población. El pueblo no decide nada ni influye en las decisiones que lo afectan. Esa nación no tiene remedio, y el que piense otra cosa que mire el ejemplo del primer país del Caribe que se independizó de su metrópoli. Las cosas en Cuba cambiarán cuando lo decidan los que gobiernen en su momento, cuando les convenga y no tengan otra alternativa para sobrevivir.

Imagen de Amadeus

@ 12:59Por eso yo no voy a Cuba para que no me pase como a usted.  Eso que usted dice que "reconozco que en algún momento llegaron a confundirme" es de antología.(A estas alturas que alguien venga diciendo que lo pueden confundir en Cuba…)

Imagen de Anónimo

Muy buen análisis de González Arenas. Yo estuve en Cuba hace un mes aproximadamente y vi el enfoque que le dieron a la convocatoria de la Asamblea Constituyente. Según la prensa cubana era un acto muy democrático que dejaría en jaque a la prensa internacional, ya que no tendrían como explicar a la opinión pública "que existiera un acto tan democrático" en un país que ellos tildaban de dictadura. Yo realmente no sabía en qué consistía la "Asamblea Constituyente", sobre todo porque en Cuba la explicaron a su manera, pero conociendo al personaje sabía que había alguna trampa, y en efecto, cuando regresé a España me puse al día. Pero lo importante de esa experiencia es darse cuenta, de cómo el monopolio de la información en Cuba es capaz no solo desinformar completamente o distorsionar la realidad como ha hecho toda la vida, sino de mantener a la gente completamente ignorante en estos temas, a pesar de las grietas que existen hoy que permiten a la gente enterarse por otras vías. Yo en Cuba me sentí una vez más, una cabrita del montón, como no me ocupé de buscar otras fuentes tuve que tragar aquello, y aunque siempre dudé, reconozco que en algún momento llegaron a confundirme. Me imagino como será para los que no ven otra cosa nunca, y tampoco quieren dudar. Ese ha sido uno de los pilares de esa dictadura, la ignorancia inducida.