Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
01:01 CET.
Opinión

Editorial: Vilma Espín, homófoba

Cuando se produjeron las primeras redadas policiales de homosexuales en la Cuba revolucionaria, Vilma Espín era ya la esposa del jefe de las fuerzas armadas, la cuñada del líder principal del régimen y la mujer con mayor cargo político entre la nomenclatura, presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), única organización de género permitida en la nueva sociedad.

Cuando encarcelaron homosexuales y "otras lacras" en los campos de trabajo forzado de las UMAP, cuando "parametraron" homosexuales y los expulsaron de aulas, compañías teatrales y cualquier espacio donde gozaran de visibilidad, Vilma Espín ocupaba el mismo puesto y los mismos parentescos.

Cuando, durante el éxodo del Mariel, homosexuales y lesbianas fueron considerados oficialmente al mismo nivel que delincuentes y criminales, y pareció útil desembarazarse de ellos, la situación de Vilma Espín era tan privilegiada como antes.

En todas esas décadas ella debió abogar, en tanto presidenta de la FMC, por las homosexuales cubanas, así como por las familiares de los homosexuales reprimidos. No lo hizo, mostró total adhesión a las políticas que diseñaran al respecto su cuñado y su esposo.

Cuando en 2010, en una entrevista al diario mexicano La Jornada, Fidel Castro reconoció alguna responsabilidad suya en la existencia de las UMAP, Mariela Castro Espín, hija de Vilma Espín y Raúl Castro, se apresuró a desmentir a su tío paterno con tal de que una culpa así no cayera sobre su padre, ya para entonces gobernante del país.

Fidel y Raúl Castro y Vilma Espín son tres de los más grandes responsables históricos de la represión contra los homosexuales en Cuba. Mariela Castro Espín, sin participación en tales hechos debido a su edad, es la actual encargada de tapiñar los crímenes de sus mayores. Luego de reconocer que, en efecto, existieron las UMAP, y luego de prometer una investigación para esclarecer tal fenómeno, es suya la responsabilidad de que esa investigación no haya ocurrido ni vaya a ocurrir.

Así como su madre se valió de la lucha por los derechos de las mujeres, ella se vale de la lucha por los derechos de la comunidad LGBTI para ejercer el poder y sofocar las libertades peligrosas. Dentro de la homofobia familiar, su parte consiste en ocultar los horrores del pasado y en tergiversar ese pasado a conveniencia de la familia. No resulta raro entonces que el primer sobre postal "dedicado a la comunidad de lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI) en Cuba" incluya un sello con la imagen de su madre, Vilma Espín.

Otros países dedican emisiones postales a verdaderos activistas de los derechos LGBTI, artistas y obras de esa comunidad o emblemas como la bandera del arcoiris. La circulación de dichas imágenes ayuda a la concientización de la sociedad en los derechos y logros de esas minorías. En el caso cubano, sin embargo, no va a circular sello ninguno con mención o alusión a la comunidad LGBTI. Lo que ha sido emitido es un sobre con una leyenda alusiva y, a diferencia de los sellos postales, esos sobres no están hechos para pasar de remitentes a destinatarios, sino para engrosar las colecciones de los filatelistas.

No se ha emitido un sello postal a propósito de la comunidad LGBTI, sino que se utiliza uno emitido en 2008 en homenaje a Vilma Espín. Se pierde, por tanto, una oportunidad magnífica para el activismo y la pedagogía social. No obstante, la familia que impuso las peores pesadillas a los homosexuales cubanos aprovecha esta ocasión para ennoblecerse a costa de aquellos a los que negó y persiguiera. Igual que sus mayores, Mariela Castro Espín consigue burlarse de los anhelos y sueños de quienes dice representar, les promete un sello postal para su causa y lo que hace circular es una imagen de su propia madre.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 30 ]

Imagen de Anónimo

La madre de Moco Pegao era una represora como Pamela!

Imagen de Anónimo

Muchos de estos personajes del régimen, que han sido nefastos para los cubanos pero los sacan en fotos con cara de buenos, fueron bendecidos por la prensa oficialista. Hasta aquí es lógico, ya que los periodistas de medios como Granma viven con 20 dólares al mes y si se quejan, no pueden acceder a internet a través del cual se contactan con el primo de Miami y les manda 50 tablas cada tanto y un pulovito de Miami, que no lo podrán usar los días de actividades políticas, a no ser que sean pinchos. Los Lacoste y Tommy ya se han hecho "populares" entre los cuadros, que han dejado las camisas a cuadros (una paradoja).
Ahora bien. En los últimos años es notable el esfuerzo de los corresponsales extranjeros por, digamos, agradar a los personajes mencionados, ya sean fallecidos, vivos o en vías de extinción.
Recomiendo a DDC que haga algún comparativo de las notas de las agencias extranjeras de hace 15 años, casi siempre confrontativas, con las de ahora, sumamente edulcoradas, donde omiten SIEMPRE las violaciones sistemáticas de los DDHH. 

Imagen de Anónimo

Eso la gorda mariela y si maldita madre estan en Los top ten mas odiados de la dictadura.ni a Pamela la odian tanto la gente.el top 10por supuesto es para el muerto comandante en polvo.

Imagen de Anónimo

Excelente Editorial . No deja hueco alguno que no este cubierto con la verdad sobre el asunto y la cínica astucia del neocastrismo tratando se cambiar la historia a su favor como si eso fuera tan fácil, y nosotros y el mundo entero estuviesemos chupándonos el dedo las veinticuatro horas del día. Felicidades a "Diario de Cuba".

Imagen de Anónimo

Fresco el exodo del MARIEL, porque 37 años no son nada cuando todavia esta el eco de abucheos, carga de huevos y piedras que no pocos del colectivo LGTB tuvieron que pasar por el encarnio y crudeza de otros atropellos de la cupula del fascismo castrista y organizaciones al regimen asociadas, todas bien paramilitares: "brigadas de apoyo" ocultas tras el oligarca de la Chivateria, los CDR. Demasiadas injusticias y atropellos tiene el regimen tras si, ningun maquillaje sirve paratapar tanta indecencia de los que supone alguna difusa imparcialidad. No hay sobre, sello o imagen que lave tanto acto de despreciable discriminacion, en CUBA todo lo no oficial es delito y se persigue. Difamacion, Ostracismo, golpizas y detenciones arbitrarias son la oferta diaria para los que piensan y manifiestan el deseo de otro pais.

Imagen de Anónimo

Vilma Espín se opuso desde 1959 denodadamente a la homofobia. Pero, claro, como no tenía influencia ninguna ni conocía a nadie con "palanca", pues no pudo hacer nada por los pobres gays que fueron a sufrir (a veces a morir) a los campos de exterminio de la UMAP. Pobrecita, se quedó tan desilusionada de no poder ayudarlos desde su pinche puestecito de presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas. Por eso aunque sea un sello de correo se merece, para pasarle la lengua por detrás. Todo se resuelve con saliva,  

Imagen de Anónimo

Como buena calambuca en el closet. La hija anormal que tuvieron Raul y ella estaba al cuidado de una monja.

Imagen de Anónimo

¿Homófoba? ¡Calumnias! Me consta que ella no solo le chupó el cerebro a mi abuelita. ¡Se la jamó enterita!

Imagen de Anónimo

Continúa aceleradamente el proyecto “Limpieza de Imagen”. Se leerán horrores…

Imagen de Anónimo

Espero que este diario convoque algun dia a los personajes mas odiosos (top ten) producidos por la opereta involucionaria cubiche desde sus inicios. La finada vivebien del sello de marras estara de seguro bien rankeada.