Sábado, 19 de Agosto de 2017
11:09 CEST.
Economía

Deudas y deudas del cubano de a pie

Contraer deudas es uno de los actos más ignominiosos que existen, pero endeudarse es parte del  mecanismo de subsistencia del hombre ideado a través de los siglos. En estos momentos el pueblo cubano está endeudado, hasta el hueso. Y no por la deuda externa, que esa es un problema del Gobierno... Hablo de la deuda que ha ido contrayendo la gente con el Estado, o endeudándose entre ellos mismos, y ahora son esclavos de los acreedores.

Con la "Batalla energética" se endeudó una gran parte del pueblo, que tuvo que entregar sus refrigeradores americanos o rusos por los nuevos chinos, que valían 5.675 pesos. Y el Banco Nacional acosa con sus inspectores casa por casa, haciendo pagar hasta al más pinto.

Menos a José Misael Chomat, residente del callejón de Jaimanitas, que jura que no va a pagar esa deuda del refrigerador chino. "Yo tenía un Philco americano de 1950 que jamás había pestañeado. No lo quería cambiar, pero la tercera vez vino  la presidente del CDR con  un técnico de refrigeración y un policía, junto a la trabajadora social, que era la que llenaba la planilla para dejarte endeudado. Traían un camión con viejos refrigeradores arriba, recogidos en otras casas, y  cuando dije que no iba a cambiar mi Philco, el policía dio un paso adelante y puso cara fea. La del CDR me dijo 'Lo nuevo es lo nuevo', y casi se llevaron mi  refrigerador a la fuerza. Recuerdo que el técnico le echó un  ojo a la máquina cuando la subían al camión y se asombró de que aún estuviera sellada de fábrica. ¿Tú crees que llegaría al almacén…?".

Dice Chomat que el banco le ha enviado varias citaciones y en la última lo amenazaba con llevarlo ante los tribunales. "Será mi propia guerra, hasta el fin, en honor de mi Philco. El HAIER chino ya se rompió, ¡y todavía quieren que les pague 5.675 pesos!"

Muchos cubanos como Chomat sufren esta deuda del HAIER con el Estado, como también  decenas de miles de familias se endeudaron con "Útiles de cocina", un módulo distribuido por núcleo que consistía en una olla reina, una olla arrocera, una hornilla eléctrica, un calentador de agua, un jarrón de leche y un set de menaje, por 1.500 pesos, a pagar a plazos.

Otra deuda  del pueblo es la adquirida a préstamos para reparación de viviendas. Ahora esas familias tienen por delante una vida de trabajo para pagar, un compromiso que los ahoga, los desconcierta, porque ya de por sí esta cara y dura la vida en Cuba y, además, ¿vivir endeudado?

El número de garroteros (prestamistas) se ha disparado en los barrios. Prestan dinero con  interés a sus vecinos y adquieren de  garantía joyas y electrodomésticos, que los dueños casi siempre  pierden al no poder recuperarlos. Muchos cubanos encuentran en esos garroteros una tabla de salvación para salir de apuros, pero después son una espada colgando sobre sus cabezas.

Un tipo de deuda dura que sufre el cubano es la comida. Los carniceros de los pueblos tienen su gente "a quien fiar" y de esta manera garantizan una venta diaria de carne de puerco. Las familias resuelven el  problema de la comida ese fin de semana y  cuando llega la hora, "cuesta el doble aquella carne… pero hay que  pagar, es un compromiso contraído, es nuestra palabra", dice Esteban, un padre de familia.

¿Y los presos del  alcohol… y  las drogas?  ¿Y las deudas morales… y las deudas de honor?  

Pero de todas las deudas que azotan al cubano hoy, la más dura es la ropa, por afectar a un mayor número de familias. Las "mulas" cubanas que viajan a Panamá, Ecuador o Perú  compran ropas al por mayor  que revenden en Cuba a precios de susto, constituyendo un negocio muy lucrativo. Un jeans que en el Albrook Mall de Panamá cuesta 2,99 dólares en La Habana cuesta ¡20 CUC! O sea, 25 dólares.

Las vendedoras van casa por casa enseñando su mercancía, probándoselas a los niños, metiéndosela por los ojos a los padres, comprometiéndolos ante sus hijos… y siempre vence  la imperiosa necesidad de calzar, vestir, lucir como manda Dios. "Después pasamos a cobrar", dicen las vendedoras, y se van.

Muchas son cristianas. Primero ministran el Evangelio y oran por las familias, por los niños, por los enfermos, piden bendición y progreso para esas casas, y que se suplan todas las necesidades, y luego sacan la ropa. Como si se hubiera obrado el milagro, aparecen los pantalones, las camisas, los abrigos, las sayas, las blusas.

Después que se marchan las negociantes, estos cubanos quedan en un desasosiego que ni les permite dormir tranquilos pensando qué inventar para, no solo acometer el duro día que se les viene encima, si no para poder pagar sus deudas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

AÑO 18:03Eres más tonto y no naces.Sigue creyendo los cuentos de camino que te hace la dictadura. 

Imagen de Anónimo

un Yuma despistado en toda Europa es gratuita la salud y la educación como en Cuba ? Con unicos sistemas de salud y educacion para todos ?si que están quemados solo Finlandia Dinamarca Austria Noruega algún otro país mas tienen como Cuba únicos sistemas de salud y educación gratuitos  para todos no hay salud ni educación privada para sus ciudadanos en Europa hay países que dan la salud gratis pero cobran la educación pero que den las dos salud y educación son pocos eeuu tiene mas escuelas y hospitales privados que públicos no son gratuitos aunque sean Públicos 

Imagen de Anónimo

ANO 5:11Endéudese y compre un libro de gramática y ortografía. Y no jorobe más con la educación y la sanidad gratuitas de Cuba, en Europa tenemos eso mismo y a unos niveles que uds. los comunistas arrastrados no lo verán en su vida.

Imagen de Anónimo

que cónicos son sacando Cuentas , adelante despistados metanse a vender Ropa en el Yuma el costo del boleto de avión hospedaje , taxi ,comidas , impuestos luego la cobranza gastos de cobranza jejeje adelante yo con tal de estar mas tiempo en Cuba que en el Yuma viaje a Belice Panamá DF al ceibo guatemala salí perdiendo mejor me dedique a otra cosa remate la ropa por que no tenia vida prefiero viajar de mula me paguen mis gastos a estar esclavizado cobrando comiéndole las uñas en el aeropuerto y en la calle a que me decomisen la ropa mis respetos a los que se quieran arriesgar a esta aventura que es vender ropa vender es fácil cobrarla es candela

Imagen de Anónimo

no entiendo uno que nació en Cuba y a viajado al Yuma eeuu no hay ni la menor comparación en eeuu el 99% de la gente debe todo tarjeta de crédito , garroteros , el auto lo deben las casas , computadora , todo lo deben en el Yuma el famoso leasing es una burla comparar al Cubano que vive en Cuba con los ciudadanos que viven en eeuu endeudados a morir se endeudan para estudiar para tener salud se endeudan 

Imagen de Anónimo

La peor plaga que ha atacado la Tierra en nuestros tiempos es el comunismo......Todo lo vuelve basura ese infernal socialismo!!!

Imagen de Anónimo

Ese es el barrio de Cite Soleil, Puerto Principe, o es Alamar, La Habana!?Que horror, la basura tiene formas que parecen edificios!!!! Que horror!!!Cite Soleil........

Imagen de Anónimo

Es 20 cuc o 25 dólares,que quisiste decir que los precios van de 20 a 25 cuc o que es 500 cupo, aclaren

Imagen de Anónimo

al precio de compra en albrook Mall, ponle el precio de boleto de avion, el costo de estar en panama para hacer las compras solamente, el pago a la aduana, los gastos de taxi, el costo del financiamiento pues en ocasiones para ver el dinero de regreso tienen que esperar meses... despues que saque esta cuenta me dicen si esta caro o no el pantaloncito....Pregunto: es culpa del comerciante pasar por todas estas dificultades para poder poner su mercancia en manos del cliente final??? 

Imagen de Anónimo

09:40: Mi Rey te dedico está bella canción: https://www.youtube.com/watch?v=024ZKyKpOvU