Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
MEDIOAMBIENTE

Filial de Carnival se declara culpable de contaminar el mar y acepta pagar 40 millones de multa

Princess Cruise Lines, una de las empresas filiales de la compañía Carnival, a la que el Gobierno cubano otorgó permiso para operar cruceros hacia la Isla, se declaró culpable de verter desechos con petróleo en el mar y de encubrirlo deliberadamente por ocho años, y aceptó pagar una multa de 40 millones de dólares impuesta por el Departamento de Justicia estadounidense.

Según comunicó la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales de ese departamento, Caribbean Princess había estado realizando descargas ilegales al mar desde 2005, empleando un denominado "tubo mágico" que le permitía deshacerse de sus desechos sin que pasaran por el equipo que evita la contaminación con petróleo de los residuos y el agua que descarga.

Parte del acuerdo establecido con la Fiscalía incluye que ocho de las líneas de Carnival, con sede en Santa Clarita (California), estarán bajo un programa de supervisión ambiental durante los próximos cinco años.

Entre ellas destacan marcas conocidas como Carnival Cruise Line y Holland America Line N.V.

Un crucero de Carnival, el Adonia de la línea Fathom, fue el primero en realizar un viaje desde Estados Unidos a Cuba en mayo de este año después de medio siglo.

La compañía estuvo envuelta en demandas y acusada de discriminación por no permitir a cubanoamericanos. Finalmente, llegó a un arreglo con La Habana y los pasajeros de origen cubano lograron enrolarse en el primer crucero.

De acuerdo con el informe del fiscal, "el Caribbean Princess usó múltiples métodos a lo largo del tiempo para contaminar los mares. Antes de la instalación de la tubería de derivación utilizada para hacer la descarga fuera de la costa de Inglaterra, utilizó una válvula no autorizada diferente".

"Cuando miembros del equipo de investigación del Departamento de Justicia llevaron a cabo un embarque consensuado del buque en Houston, Texas, el 8 de marzo de 2014, encontraron la válvula que los miembros de la tripulación habían descrito. Cuando fue retirada por el Princess a petición del departamento, se encontró que contenía aceite negro".

Pero las infracciones contaminantes de 2014 y 2015 no fueron las únicas, según señala un reporte de Univision.

En abril de 2002, Carnival Corporation también se había declarado culpable por las "numerosas ocasiones entre 1996 y 2001 donde descargó residuos de petróleo/aceite en el mar por la aplicación indebida de equipo de prevención de la contaminación". Por eso fue multada con 18 millones de dólares.

La cantidad ya era considerada récord para este tipo de sanciones y según dijo a Univision James Walker, abogado que anteriormente se dedicaba a defender a estas empresas, "son multas altas porque se probó que la industria le estaba mintiendo al Gobierno de Estados Unidos, al Departamento de Justicia y la Guardia Costera sobre cómo manejaban sus desechos".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Seguramente que descargaron estiercol de los turistas en la bahia de La habana.

Imagen de Anónimo

Siempre la Basura y la M...d@ se acerca a Cuba.

Imagen de Anónimo

Con lo sucia que está la bahía de La Habana y la falta de control que hay en Cuba, pueden verter en ella todos los desechos y residuos de petróleo que quieran que no pasa nada y a nadie le importa.