Sábado, 16 de Diciembre de 2017
06:11 CET.
SOCIEDAD

Funcionarios cubanos piden más rigor en estadísticas sobre emigración en la Isla

Más allá de cifras, la emigración cubana está relacionada con conflictos individuales, familiares y políticos que tienen a la juventud como protagonista, aseguraron especialistas participantes en La Habana en un taller por el Día Mundial de la Población, reportó Inter Press Service (IPS Cuba).

En lo que va de siglo XXI, la Isla "se ha fortalecido como un país de emigrantes con saldo negativo, porque marcan una pérdida de población anual cercana a entre 35.000 y 40.000 personas", afirmó Antonio Aja, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana (CEDEM).

"Esa es una emigración esencialmente legal, no es indocumentada, aunque quizás está última sea la más llevada a los medios de comunicación", precisó el investigador durante su intervención en el panel Sexualidad y ciclos de vida familiar, desarrollado el pasado viernes.

Realizado en los salones del CEDEM, el espacio propició el debate sobre familia, envejecimiento, fecundidad, mortalidad, recursos laborales, violencia, personas trans y otros tópicos, todos mirados bajo el prisma de la emigración.

Aja reflexionó sobre la reforma migratoria del país realizada en 2012, con la salida del Decreto Ley 302, que introdujo cambios importantes como la disposición que permite a las personas permanecer dos años fuera de la Isla sin perder sus derechos como ciudadanos cubanos.

No obstante, subrayó que "Naciones Unidas, y así lo aceptan en la mayoría de las naciones, consideran emigrante a la persona que establece una nueva residencia en otro lugar por más de un año".

Por tanto, aun cuando regresen a Cuba antes de los dos años permitidos por la ley, quienes estén más de 12 meses fuera "ya forman parte de la estadística de emigrantes, aunque se clasifiquen como temporales".

El especialista remarcó la condición de Cuba de país emisor de emigrantes, porque "el censo de Estados Unidos refleja la existencia de aproximadamente 1.200.000 cubanos, de los cuales un millón nacieron en la Isla".

Al respecto, agregó que la cifra ratifica "un crecimiento asociado a las personas que se mueven hacia allá y no por los nacimientos en suelo norteño".

Sin embargo, alertó que "los censos incluyen a la población asentada en determinado lugar, que se dejan censar y poseen estatus legal, pero siempre hay un número de personas fuera de las estadísticas, entre ellas las indocumentadas, quienes realizan estancias temporales o entradas y salidas reiteras".

Aclaró que una situación similar ocurre cuando se afirma que hay alrededor de 2.500.000 cubanas y cubanos en todo el mundo, sobre todo en Canadá, España, México y otros países de Centroamérica.

Pocas estadísticas y politización del tema

Para el catedrático, "los últimos cambios migratorios no han estado acompañados por un perfeccionamiento de los mecanismos de levantamiento estadístico".

A su juicio, "no están estudiando el fenómeno del retorno, pues aunque se cuenta con las cifras de cubanos y cubanas que se mueven en el año y se hace público, no se recoge en datos si esas personas estuvieron fuera seis meses, un año o se asentaron definitivamente en otra nación".

De igual modo, señaló como aspecto "indispensable la existencia de voluntad política para estudiar la emigración, porque no se puede vivir de espaldas a un fenómeno tan importante en nuestra sociedad".

El investigador resaltó además que, desde hace una década, "no se realiza ningún acercamiento integral a los temas de emigración y familia en Cuba".

La referencia más reciente es de 2006, "cuando se trabajó en una investigación no publicada sobre los devueltos a Cuba por los acuerdos migratorios, las personas que salían o querían salir", precisó.

A su juicio, la ausencia de investigaciones y el recelo con que se ha tratado la relación entre familia y emigración se debe a que "existen heridas profundas desde el año 1959 hasta la actualidad, debido a la politización del tema".

Refirió también que el asunto "comenzó a tratarse por primera vez con los diálogos de 1978 y se retomó en los años noventa (del siglo XX) cuando aparecieron las remesas, las familias se reencontraron y de pronto se retomaron vínculos familiares aparentemente inexistentes".

Rolando García, representante auxiliar del Fondo de Población de Naciones Unidas en Cuba, comentó que se debe "exigir a las instituciones y organizaciones la publicación de las estadísticas, porque son esenciales para tener una idea clara de la realidad cubana en tema de migración y cualquier otro".

"Esa información es vital para la investigación, la formulación de políticas públicas y para solicitar apoyos o acompañamiento de la cooperación internacional", acotó.

Familias por dentro

Más allá de las investigaciones, los efectos de la emigración se perciben en las consultas clínicas, resaltó la doctora Beatriz Torres, presidenta de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad, citada en el reporte de IPS Cuba.

"Cada mirada a un fenómeno tan complejo debe entender cómo este afecta los proyectos individuales, de pareja y de familia", aseveró.

Ejemplos concretos se aprecian en "padres que al mantener el rol de proveedores desde otras naciones consideran que ejercen una paternidad activa y comprometida", dijo.

Además, expresó que "muchos hombres están criando hijos e hijas de matrimonios anteriores, en familias reconstituidas, lo que amerita más análisis".

Asimismo, la psicóloga puntualizó que "el envejecimiento también está vinculado a la emigración, porque al irse los jóvenes del país, no hay quien cuide a las personas mayores, que aumentan cada día".

Torres aseveró que la violencia es otra dimensión asociada a la migración, porque "quien envía dinero manda" y en ocasiones exige desde posiciones impositivas, "como si olvidara las peculiaridades y lo difícil que es acceder a determinados recursos en el país".

"Desde el exterior ejercen poder y, en muchos casos, quieren controlar todo el funcionamiento de la familia", puntualizó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Pamela Landy

Si el tema no fuera tan serio, resultaría risible la exigencia de los funcionarios. ¿Por qué no exigieron tal proceder cuando la Junta Militar declaraba (o aún declara) "no persona" a todo el que se fuera, se quedara tras cumplir misión, o decidiera irse de la isla por medios legales? Me parece que esto no es serio.Salu2, Pam Landy

Imagen de Anónimo

La idea de una revolucion fue buena para cambiar y acabar con el regimen de Fulgencio Batista,pero desgraciadamente caimos en  un infierno peor,solo por la filosofia de mantener el poder y renunciar absolutamente a la democracia, que es el motor principal de los cambios sociales y economicos, si no fuera por la lujuria del poder de unos pocos Cuba hoy en dia fuera completament diferente

Imagen de Anónimo

Alejandro   12 de Julio 2016  7:10 PMNo hace falta que sigan quemandose las pestañas estudiando las causas y motivos de la emigración cubana, los principales responsalle son los HP dictaodres  Castro 1 y Castro dos y su camarilla de comandantes cagalitrosos que se creen los duaños del país, han hecho lo que les ha dado la gana con el pueblo mediante las mentiras y el engaño, ya no saben que hacer pues el pueblo se esta dadno cuenta que ellos son los cumlpables de todo lo que sucede y no los EE.UU.Acaben ya de irse para el diablo y dejen que los cubanos puedan decidir quien los gobiernas, descarados.

Imagen de Anónimo

No Castros, no comunismo, no títeres castristas, Cuba democratica y anticomunista y se acaba la salida de Cubanos de su Patria. Aquí está la receta, aquí está la solución definitiva del cancer castrocomunista de hace  60 años.

Imagen de Anónimo

Varias cosas en esta nota, Antonio Aja, es un investigador pero del regimen. Ellos saben que desde hace rato las instituciones cubanas no ofrecen datos desagregados ni nada por el estilo. Ellos se consideran duenhos de la informacion, para utilizar y controlar. Me parece interesante el tema para que sea usado como parte de las agendas de la Oposicion Cubana, exigir que se publiquen esos datos. La psicologa habla de quien paga manda, y es normal. Tambien desde el exterior muchas mujeres se han empoderado, tienen poder adquisitivo y pueden ordenar las vidas de sus familias. En fin, pero ya veremos cuando les da la gana a las instituciones cubanas publicar lo que les da la gana. Es asi...!. Zacarias Monterrey 

Imagen de Anónimo

Para que analizan si al final no se hace nada para detener la deriva de cubanos, sobre todo los jovenes? Ha sido mas que suficiente el palo y el hambre al que han sometido los Castro a los cubanos, como para que el pueblo ya no crea en que mañana sera diferente de ayer. Por eso la desbandada es la unica garantia.

Imagen de Anónimo

LA explicación es bien sencilla.   NO CASTROS,NO EMIGRACIÓN, igual que en la música, la moda, las películas etc los cubanos quieren ver otras caras y otros apellidos por ej Garcias ,Pérez,Rodríguez y sobre todo hasta cuando el cuento de la buena pipa, por favor MÁS DE MEDIO SIGLO

Imagen de Anónimo

1 200 000, ese numero es viejo, yo diria mas bien 3 200 000 de cubanos en EUA.

Imagen de Anónimo

Emigracion no, Exodo que comenzo desde el mismo dia en que el dictador Cacastro tomó el poder. Váyanse pa'l carajo todos los Castro y se acabara la salida de Cuba,

Imagen de Anónimo

En medio de todo ésto hay un culpable al que nunca apuntan todos estos estudios académicos, porque saben que eso no se puede decir: una dictadura que ha llevado a millones de cubanos a escapar de ella y que con más de medio siglo sigue detentando el poder sin pasar por las urnas (elecciones pluripartidistas y con cubanos de dentro y fuera de la Isla votando). Los demás problemas, vuelven a ser de la dictadura, a saber: educación sin valores, falta de expectativas, delaciones por dondequiera, persecuciones de las diferencias de todo tipo, incluídas las políticas, familias divididas, etc.. ¿Quién es el culpable de lo que sucede en Cuba desde 1959 y quién en verdad es él que manda en las familias y en todo en la Isla?: los Castro, que han pervertido las relaciones de familia, las costumbres, el carácter del cubano y su bondad natural, convirtiéndolos en todo lo que sea necesario, para sobrevivir donde sea y al precio que sea; mientras los Castro siguen viviendo del cubano dondequiera que se encuentre. ¿Quién tira la primera piedra para analizar el fenómeno desde esta otra óptica en la Academia cubana?