Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
21:01 CET.
Sociedad

Peleas de gallos: ¿Cuál es el problema, las apuestas o la ilegalidad?

"Voy mil a siete… de mil a siete no bajo", vocea el encargado de las apuestas en una valla clandestina para peleas de gallos en Pinar del Río. De entre los más de cien espectadores presentes, casi la mitad se decide por apostar. Terminadas las peleas, bajo algarabía tremenda, los vencedores recogen su ganancia. No hubo males mayores, apenas dos o tres discusiones sobre los porcientos a repartir.

"Esta fue una lidia tranquila", a pesar de que "se corrió buen dinero", considera Henry Capetillo, un apostador. Advierte que la atmosfera en las peleas "de manigua", como llaman a las vallas clandestinas, "suele ser más caldeada, y en ocasiones las broncas son el punto final".

En la Isla la prohibición de "pelear gallos" en vallas no controladas por el Gobierno, se sustenta "en el único propósito de evitar las apuestas", asegura El Gordo, un experimentado gallero de Bejucal.

"Existen muchas vallas clandestinas organizadas; con jueces y personal encargado de revisar el peso de los gallos, el tamaño de las espuelas y que no estén untados con sustancias ilegales. Hay personal además para la seguridad de la 'coima' [dinero recaudado en apuestas] y para velar por el orden del lugar. La única diferencia que tienen las vallas del Estado con las nuestras es que aquí se corren apuestas", afirma.

Las vallas de Guillermo García Frías

Las vallas estatales pertenecen a la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna, que dirige el comandante de la Revolución Guillermo García Frías. A lo largo del país existen más de 16 fincas o plazas, dedicadas esencialmente a la exportación de gallos finos para Ecuador, México, Panamá y Puerto Rico. Los galleros y criadores estatales están inscritos en la empresa y se rigen bajo su reglamento competitivo.

Para Lachi, gallero de Quivicán, acreditarse en una valla estatal es una buena opción, pero "el tema es que pagan muy poco y criar gallos finos requiere dedicación, tiempo y recursos".

"La crianza y cuidado de gallos finos es un oficio caro. Más actualmente porque las razas cubanas se han debilitado por los cruces, y lograr un animal con biotipo y entereza lleva experiencia, buena alimentación, ambiente sano. Es por eso que muchos cuidadores prefieran trabajar para vallas clandestinas, porque allí la ganancia por cada pelea ganada o cría vendida motiva", señala Lachi.

"El riesgo de pelear gallos en la 'manigua' es que el ambiente se malea y no hay mucho control incluso con jueces para evitar las trampas. En Alcona no pasa nada de eso porque es el reglamento del Estado, donde después que tú espuelas tu gallo, el animal va para una jaula y usted no lo toca más hasta que no acabe la pelea", añade.

Datos consultados refieren que un ejemplar común de gallos finos se exporta al precio mínimo de 150 CUC, y más según raza y gallardía. De este dividendo los cuidadores solo reciben el equivalente a dieciocho CUC, a pesar de que "toda la inversión del cuidado y crianza corre de sus bolsillos", pues "la empresa apenas los abastece" de la dieta básica para los gallos finos.

¿Topes pero no peleas?

En la Finca Alcona S.A., ubicada en el municipio Arroyo Naranjo, sus directivos insisten en que las diferencias entre vallas del Estado —"donde se celebran topes y no peleas"— y las clandestinas, es que en estas últimas "no existen laboratorios, ni reglamentos".

En las clandestinas "se permiten las apuestas que nosotros tenemos prohibidas", dice un gallero. Además, "se utilizan espuelas más largas y eso es mucho más criminal para los gallos".

El "viejo Gregorio" confiesa no ser un "sabedor de gallos", pero es apostador nato y se le conoce por su suerte para ganar. Lo mismo apuesta "en una pelea de gallos, que en una de peces peleadores o de trompos con los 'chamas' del barrio". Opina que "la violencia y la corruptela" no son exclusivas de las apuestas.

"Me cuesta entender esa diferencia entre topar y pelear. Es lo mismo pues existe el combate y, si hay combate, la apuesta va. La única diferencia es que los galleros del Estado tienen permiso para criar y vender ejemplares de exportación. Pero te aseguro que en las vallas legales corren las apuestas; no a viva voz, por supuesto, pero existen", defiende Gregorio.

"Es verdad que en muchas peleas 'de manigua' hay 'traqueteo', pero no porque se corran apuestas sino por la delincuencia que va allí a 'marcar' a los ganadores para después cometer sus fechorías. Malentendidos por dinero habrá siempre, lo mismo en una apuesta de gallos, que en el mostrador de una bodega", agrega.

'Juegos prohibidos'

Aunque el Código Penal cubano en su Artículo 219 contiene la figura de "juegos prohibidos", allí no se especifica qué son o cuál es la interpretación del Gobierno. Solo se avisa que será sancionado "el banquero, colector, apuntador o promotor de juegos ilícitos".

José Ernesto Maceo, graduado en Historia del Arte y asiduo a la valla clandestina El Palmar, considera que ambas polémicas —la prohibición de apostar y la crueldad de pelear animales— "tienen un viso de hipocresía social" y critica la ausencia de "razonamientos más serios" sobre el tema. Se pregunta "qué hace de un juego cualquiera un acto ilícito: el juego en sí mismo o las apuestas".

"Las apuestas existen desde que el hombre descubrió el valor de las cosas y el poder simbólico que resulta de acopiarlas. Muchas reformas revolucionarias lo único que lograron fue alimentar una sociedad hipócrita y pacata", dice Maceo.

"Mis vecinos critican las peleas de gallos por la violencia del acto; sin embargo, compran de juguetes para sus hijos pistolas y espadas. Para sí mismos alquilan filmes de acción o peleas de UFC. Es decir, les parece cruel una pelea de gallos, pero no de personas. Apuestan a un partido de futbol o de pelota, pero ven mal apostar en una pelea de gallos", agrega.

"Lo más saludable será que vallas de peleas y galleros se aprueben para el sector privado con la consecuente implementación de leyes y controles. Que cada quien sea responsable de su negocio. Las apuestas no son el problema, sino la ilegalidad", opina.

Criar gallos de pelea en Cuba

Archivado en

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

el hombre  siempre  a  sido  oportunista,  porque no  se  echan  peleas  de  gatos,  fasil  porque  su naturaleza  no   es  violenta

Imagen de Anónimo

Existen leyes pero los comandantes Garcia Frias y Bernabe Ordaz  estan por encima de la ley. Hace unos años en un programa  canal de television de miami vi a un "humorista" jugar a retorcerle el cuello a un pollo vivo un animal de verdad, maltratandolo. Aqui en la television del exilio tambien vemos animaladas como pegarle a una esposa machetearla o llamar enano y negro y reiterativos comentarios homofogos. Bueno, dentro y fuera del zoo, los cubanos somos parte del safari, hay que reconocerlo.  Tenemos un caballo viejo, el gorila, el azno con garras y la pata china. Fidel tenia una vaca en el onceavo piso de su apartamento en linea creo que la metia en la cama y celia le gustaba ver la escena de zoofilia

Imagen de Anónimo

 Esto debiera ser penado por organizaciones internacionales por abuso animal, es criminal lucrar con la vida de animales y mas cuando detras de ese abuso esta el propio gobierno cubano. Esto es una muestra mas del desprecio que sienten estos dictadores no solo por la vida de las personas, si no tambien por la de los animales que no pueden decidir ese destino a que son llevados. Deben existir leyes internacionles que prohiban y condenen estos tipos de abusos y cno solo los gallos, se puede incluir las corridas de toros y otros muchos abusos mas.

Imagen de Anónimo

Es bueno que hayan traido el tema de las peleas de gallos porque esto lo que merece es una denuncia ante alguna organizacion internacional protectora del derecho animal. Debe denunciarse que esto sucede en Cuba con el conocimiento y permisibilidad del gobierno cubano, y hasta su participacion por medio de su encargado Guillermo Garcia Frias.

Imagen de Anónimo

Pura crueldad humana son las peleas de gallo. Con ellas se manifiestan las mas bajas emociones humanas.  Esta forma de abuso animal debe ser condenada por la ley pues trae el sufrimiento, mutilacion y muerte de indefensos animales sacrificados por los mas bajos intintos humanos.  Ese tipo de actividad muestra el tipo de sociedad que somos.  Crueles indolentes y sibaritas.   

Imagen de Anónimo

Un ejemplo mas de la perdida de valores que se mentiene y estimula en esa dictadura.

Imagen de Anónimo

El video es una muestra de la pobreza mental del ser humano, de la facultad torpe y la ignorancia que puede convertir a un hombre en creador de esclavitud y violencia. El que habla parece un zombi, para el es un asunto de tradicion, nunca se detuvo a meditar en lo que hace. El que suscribe el articulo, Jorge Enrique Rodriguez, parece ser otro zombiado por la tradicion, con su pregunta torpe como si no quisieran entender la realidad porque tampoco quieren verla. Esto es tan prohibido como el uso de los delfines para poner bombas submarinas en la segunda guerra mundial. Cualquier uso de los animales con fines abusivos es una violacion de las normas de convivencia puesto que convivimos con ellos en este planeta. Los animales se pueden usar en el circo, para admirar sus destrezas, para darles y recibir amor de ellos en casa, para verlos en su ambiente natural en un zoologico. Algunas especies se sacrifican para alimento siempre de manera controlada. Las matanzas incontroladas son prohibidas. Es normal que el hombre se coma a una vaca y que un oso se coma a un pez y el leon a una cabra. Lo que es mente perversa es enjaular animales desde que nacen para esclavizarlos y explotarlos en peleas sangrientas con fines de lucro. Eso es de gente enferma, pienselo.

Imagen de Anónimo

NO al maltrato animal,

Imagen de Anónimo

En YouTube había un video hace unos años que no logro volver a encontrar para compartirlo. Un americano se metió con una camarita a recorrer mazorra y llega hasta el alto cercado del palacete del comediante Bernabelito Ordaz. No le deja pasar y le permite una conversación a través de la cerca si mal no recuerdo y le muestra su afición por las aves de corral lo cual le fue muy rentable y en bata su pueblo había en los ochenta un personaje llamado "el gallero" que era quien hacia el mercadeo de las aves de bernabelito por toda América latina. El gallero y los integrantes de Irakere eran los únicos que tenían un VCR en el pueblo. Y la primera manzana que lleve a mi boca fue a los 16años bueno un cuarto de manzana  que la ama de limpieza del gallero partió una manzana en cuatro y la compartió con su nieto y tres amiguitos del nieto. Bernabelito vendía también pavoreales, eso claro que no en el mercado nacional, le gustaba el verde del dólar y estaba por encima de la ley. En ese pequeño documental locologo comandiante le dice al americano que lo que se espera del pueblo cubano es que sean dóciles como los periquitos de las jaulas, que el gobierno se los da todo que fuera el pueblo dócil porque no tenía de que preocuparse. El material no tiene desperdicio si alguien lo encuentra por favor compartalo. Es que hace unos años no era posible bajar los videos de youtube. La falta de respeto a los bautenses debía ser documentada.

Imagen de Anónimo

// ¡Las apuestas no son el problema! //Si a usted le sobra dinero y quiere emocionarse con la posibilidad de perderlo o ganar algo más, ¿por qué no hacerlo? ¡Pero no creando violencia artificial entre pobres animalitos, que llega a su muerte innecesaria!!! Eso no es solo crueldad con los animales, es un muestra de formación mental emocional indeseable para la convivencia social.>>>>>>>>>> Ricardo E. Trelles    MHECnet.org