Jueves, 14 de Diciembre de 2017
18:19 CET.
Aduana

Cómo opera el azar en la Aduana cubana

En los últimos cuatro años, tras décadas durante las cuales los cubanos requeríamos el permiso del Gobierno para salir de nuestro país, muchos hemos viajado fuera (y regresado). Viajar no solo significa la posibilidad de conocer de primera mano la realidad de otros países, implica también acostumbrarse a los trámites de solicitud de visa, al check-in en el aeropuerto y a los controles aduanales.

Estos controles ocurren en todos los aeropuertos del mundo: se escoge un grupo de equipajes al azar, y se llama al pasajero para que abra su maleta y realizar el chequeo en su presencia. Tres meses atrás, mi equipaje estuvo entre los escogidos para un control, en el aeropuerto de Cartagena. Sin embargo, en el aeropuerto cubano los controles aduanales no se realizan al azar.

Los miembros de la sociedad civil cubana (no la agrupada en las organizaciones políticas y de masa, expresión exhibida orgullosamente por el Gobierno cubano, antes de comenzar a usurpar el término sociedad civil) son sometidos constantemente a controles aduanales a la salida del país o al regreso.

Al escritor, periodista independiente y vicepresidente del Club de Escritores Independientes de Cuba, Víctor Manuel Domínguez, le han revisado el equipaje en múltiples ocasiones desde que comenzó a viajar, en 2013, y le han confiscado varios libros. Solo entre el 4 y 25 de abril último, lo han sometido a control aduanal cuatro veces. "El día 16 me retuvieron como cuatro horas; revisaron cada papelito que traía y lo fotografiaron", comenta Víctor Manuel.

El periodista, activista y coordinador nacional del CIR (Comité Ciudadanos por la Integración Racial), Juan Antonio Madrazo Luna, ha viajado ocho veces fuera del país en lo que va de año. En cinco ocasiones ha sido sometido a control por parte de los oficiales de la aduana cubana. "Los controles se han disparado, sobre todo hacia quienes animamos la plataforma #Otro18", afirma él.

En la mañana del lunes 18 de abril, antes de abordar el avión hacia Colombia, fueron retenidos para un control aduanal Víctor Manuel Domínguez, Juan Antonio Madrazo Luna y Nancy Alfaya, observadora de Derechos Humanos y miembro del CIR. ¿Casualidad? ¿Cuántas personas (sin antecedentes penales) en el mundo han sido sometidas a control aduanal, en el mismo aeropuerto, más de dos veces, en menos de cuatro meses? Dudo que muchas. Pero Cuba es un país pequeño, y las casualidades no están escritas; no hay que ser paranoico. Para afirmar que no ha sido casual, estos colegas tendrían que haber pasado por lo mismo al regresar de Colombia, una coincidencia muy poco probable. Pero fue justamente lo que sucedió.

El lunes 25 del mismo mes, cuando nos dirigíamos a la salida el aeropuerto, después de esperar casi una hora por las maletas, se nos acercó una oficial de aduana. Esta vez no escuchamos los nombres a través del altavoz, como ocurre en los controles aduanales aleatorios. La joven oficial simplemente estaba esperando que recogiéramos el equipaje para abordarnos y pedirnos el pasaporte. ¿Es casual que nos lo devolvieran a dos de los cuatro que viajamos juntos, y retuvieran nada más y nada menos que a… Nancy Alfaya y Víctor Manuel Domínguez, para revisarles el equipaje?

Mientras me dirigía a la salida, escuché a la joven oficial decirle a Nancy Alfaya: "A partir de ahora no puedes usar el celular". No solo tuteándola como si la conociera de toda la vida, sino como si además Nancy fuera una delincuente bajo arresto.

Nancy Alfaya comenta: "Nos hicieron colocar las maletas en el suelo y trajeron a los perros para que las olfatearan. Como no detectaron nada extraño, me dijeron que tenía que abrir la maleta. Ahí descubrí que me habían cambiado los candados; no eran los míos, por tanto las llaves no funcionaban. Me pidieron permiso para que otro oficial la abriera con una cizalla; accedí aunque estaba segura de que la habían abierto antes. Cuando la abrieron, vi que todo estaba revuelto; los pomos de Omega 3 estaban abiertos y las pastillas regadas dentro de la maleta".

Víctor Manuel Domínguez fue afortunado. La revisión de su equipaje solo tomó media hora. La del equipaje de Nancy Alfaya, más de tres. Le confiscaron documentos publicados en internet que ella había impreso en Cuba, considerados contrarrevolucionarios por los oficiales de Aduana: el informe de Cubalex presentado ante la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, y el artículo "Mujer negra, ¿doble o triple discriminación?", de Laritza Diversent, publicado en DIARIO DE CUBA.

El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión. Tal derecho implica no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones. Pero además incluye el derecho de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. La confiscación a Nancy Alfaya de literatura publicada en internet para el consumo de cualquier persona interesada, constituye una violación de sus derechos.

Posteriormente, le levantaron un acta por la confiscación de esos documentos, que ella no firmó.

Nancy descubrió además que le faltaba un paquete de café pequeño. Cuando hizo la reclamación por el cambio de candados y el estado de su equipaje, se lo pesaron y, al no haber diferencia entre el peso con que salió de Colombia y el del pesaje en Cuba (un paquete pequeño de café no hace gran diferencia), le dijeron que no procedía la reclamación.

Los oficiales de la Aduana hicieron recaer sobre Copa Airlines la responsabilidad por el cambio de candados y el contenido de la maleta regado. Según ellos, es usual que en esa aerolínea  se pierdan cosas en los equipajes. Luis Reinosa, nuestro otro compañero de viaje, también descubrió, al revisar su equipaje, la falta de artículos. No podemos demostrar que la sustracción haya ocurrido en el aeropuerto cubano, pero resulta muy casual que además de tres pulóveres, le hayan sustraído unas postales y unas manillas del CIR.  

Al día siguiente, martes 26 de abril, cuando regresaban nuestros colegas Juan Antonio Madrazo Luna y Fernando Palacio, también fueron abordados por un oficial de la Aduana, apenas recogieron sus maletas. A ambos les pidieron sus pasaportes y se los revisaron. A Madrazo, esta vez no le revisaron el equipaje. A Fernando, le revisaron hasta los paquetes de jabones.

"Dijeron que se trataba de un control aduanal de rutina y al azar", comenta él. "Me escanearon la maleta y como no encontraron nada, me mandaron a quitarle el candado para abrirla. Se pusieron guantes y lo revisaron todo minuciosamente. Al no encontrar nada, me abrieron un paquete de jabones, y luego escanearon los paquetes de café y de jabones. Después me interrogaron: qué de dónde venía, quién había ido a hacer, quién me había invitado. Ya eso no tiene nada que ver con control de rutina".

Fernando Palacio dirige el Partido Solidaridad Liberal Cubano; es animador de la plataforma #Otro18 y coordinador nacional del Centro de Estudios de Liderazgo y Desarrollo (CELIDE). El trabajo de este centro va encaminado a la búsqueda en la comunidad, de líderes y lideresas para su empoderamiento, y para transmitirles información sobre Derechos Humanos. En cada uno de sus viajes al extranjero durante el año (más de cinco), le han revisado el equipaje al regresar al país.

Estos son apenas ejemplos del acoso sufrido por miembros de la sociedad civil en la Aduana cubana, en los últimos meses. No ser partidario del Gobierno o simplemente trabajar fuera de las instituciones, en un país con un solo partido político, donde no existe independencia de poderes, trae implícito ser tratados como delincuentes.

Esperemos que los oficiales de Aduana pongan el mismo empeño para detectar a verdaderos delincuentes que logran introducir droga en el país.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Pepita

Indignación, ya esta bien de robos en la aduana, amig@s presentes debemos ayudar a nuestros compatriotas en el exilio, y alzar la voz aunque sea mediante este medio, para que sepan que cada día se agencian de mas patrañas para quitarte tus pertenencias en tu llegada a cuba, ya sea con tu equipaje normal y equipaje no acompañado, hace un mes que he enviado mi equipaje no acompañado y escribo para denunciar los malos tratos y el desprestigio que hay en esa aduana, te quitan todo lo que les parece, sin posibilidad de recuperación, encima de eso pagas unas tazas que ya están establecidas, no dejen que les roben, esos artículos, me pregunto a donde irán?? no se los lleva un necesitado, están haciendo negocio con el dinero ajeno, es una vergüenza, debemos avisar a las personas para que no pasen por lo mismo, Primero te dicen que tienes derecho a 30 kg exentos de pago, y cuando llegas a recoger tu equipaje no acompañado, TODO ES UNA MENTIRA, no te descuentan esos 30 kg y empiezan a hacer de las suyas, BASTA YA, por favor comunicarle a amigos y familiares para que no les pase lo mismo. 

Imagen de Anónimo

Si al Sr Vicepresidente del Club de Escritores Independientes Victor Manuel Dominguez entre el 4 y el 25 de Abril, es decir en 21 dias le han chequeado cuatro veces el equipaje en la aduana no quiero saber cuantas veces habran chequeado el presidente de tan famoso club. No estoy de acuerdo con el abuso y la persecucion contra personas que piensen  diferente, pero la verdad que este senor por lo que veo no se baja de los aviones, ni siquiera los magnates capitalistas viajan tan seguido. Me parece que a la periodista se le fue la mano al tomar a este "ejemplar": como referencia para denunciar el acoso que en efecto ocurre en las aduanas cubanas. Desgraciadamente hay muchos "disidentes y opositores al regimen" que viajan tanto que no se en que tiempo pueden hacer algo por la libertad de Cuba. 

Imagen de Gabonice2

!Como viajan estos disidentes! Tal vez sea esta la razón por la que no tienen Pueblo.

Imagen de Plutarco Cuero

Propiedad de los Castro ... los zombis son propiedad de los Castro ...

Imagen de Anónimo

Este articulo demuestra que los que estan en la disidencia viajan más que el resto los cubanos, luego dicen que son reprimidos,  ocho  veces en lo que va de año Enero-Abril, porque mayo recien comienza son dos veces por mes. UM....  no me paso a la disidencia no porque no esté de acuerdo con algunas cosas si no porque mi conciencia no se compra que es lo que creo que está pasando con algunos de estos que viajan y tanto......

Imagen de Anónimo

Aquello es un pais donde la ley se llama CASTROS.una finca privada con esclavos incluidos.en cuba nada nada es de los esclavos.ni sus casas ni nada .ni su ropa.ni lo que puedan comprar.nada.los senores feudal es tienen derecho de vida o muerte sobre todos los ciervos.a si que yo no se porque hay gente que se sorprende con todo lo que pueda pasar alla.en cuba se puede esperar hasta lo imposible.

Imagen de Anónimo

Intentar sentirse "normal", exigirlo, en un país anormal y sin normas o peor, con "normas" solo para unos...no nos puede extrañar, el no extrañarnos no nos debe conformar y en cualquier caso hay que seguir comportandose como personas normales en un país con leyes a la medida del grupito que desgobierna y que solo conoce de verbos como humillar y avasallar para sustantivar prebendas. En un país al revés sin apego al consenso y ausencia de autoridades reguladoras competentes todo queda sujeto a las apetencias de quien desgobierna. Los que atropellan derechos creen tienen el control. La tenacidad y perseverancia, de momento de unos aparentes pocos puede tener una saldo positivo a mediano-largo plazo para lograr un país de respeto. Mientras el que se cree poderoso continue en su linea alucinatoria refrendada por la posibilidad de intentar seguir humillando y avasallando, los esfuerzos de esos valientes ciudadanos parecerá vaporizado, la diferencia es lo que claramente viola derechos mientras el instrumento es la prepotencia. Nada "novedoso" hasta aquí, el siempre "más de lo mismo" para miles de millones de cubanos tratados en su tierra como parias negandole derechos inalienables. Todo lo anterior dejará de ser un hecho regular cuando la Democracia sea el instrumento válido para el cambio y quien monitorice los poderes en el estado moderno por llegar. Lo demás es un espejismo para los violadores de derechos. A cada quien le llega su hora, eso va a misa..

Imagen de Anónimo

Este cuento es de los malos, malisimosssss, en Cuba no se toman el trabajo de cambiarte los candados jajajajaj, te rompen la maleta y ya esta, en 6 veces que he ido a Cuba, solamente en una pase un Control aleatorio, con perros incluidos, fue a la salida de Cuba, me trataron con mucha educacion( todo hay que decirlo), pase un mal rato, pero todo bien, no tenia nada que ocultar, en los Aeropuertoas de Cuba, te puede pasar de todo, pero que te cambien y te pongan candados nuevos e iguales, eso es totalmente increible