Lunes, 11 de Diciembre de 2017
11:46 CET.
Política

La dictadura elitista del PCC

Tanto la cúpula gobernante de La Habana, como los militantes de la izquierda latinoamericana y mundial se ofenden cuando el régimen militar castrista es calificado de dictadura. Entretanto, los jefes de Estado de todo el mundo le dan al general Raúl Castro el trato de honorable presidente y no de dictador.

La Habana argumenta que en Cuba no hay una dictadura sino la más auténtica democracia del planeta, pues al no haber propiedad privada capitalista no existe la explotación del hombre por el hombre, y el Estado y el Partido Comunista son una expresión del pueblo en el poder, etc, etc.

No obstante, los marxistas, post-marxistas y tercermundistas "comecandela"  que se dan cita en el Foro de Sao Paulo (creado en 1990 por iniciativa de Fidel Castro y Lula Da Silva)  o los indignados que militan en el partido español Podemos, por ejemplo, no quieren que les llamen comunistas, sino anticapitalistas, antisistema, indignados o socialistas. La palabra comunista huele a fracaso. No les gusta.

Pero sí son comunistas, de nueva generación, discípulos todos del más conspicuo ideólogo anticapitalista de la historia: Karl Marx, quien enunció que el Estado resultante de una revolución socialista es una dictadura(¿del proletariado?).  

No importa que ya no se hable del proletariado, vocablo que erosiona sin remedio la revolución tecnológica, que va diluyendo la clásica imagen de los obreros de cuello azul saliendo de fábricas con chimeneas humeantes. Pero el poder de las "masas indignadas" es la meta de los neocomunistas, ahora mezclados con anarquistas remanentes del siglo XIX  que ni cuenta se dan de su origen decimonono.

Razones matemáticas

¿Y cómo es estructuralmente esa dictadura? En Cuba se aprecia su naturaleza tiránica no solo por su ideología autoritaria, sino por razones matemáticas muy poco conocidas internacionalmente.

Es simple: según la Constitución socialista, el Partido Comunista (PCC) "es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado". O sea, el PCC y no el presidente del país y el Gobierno, son constitucional y legalmente  la máxima expresión del poder político en la Isla. 

Resulta que ese partido-Estado cuenta con unos 720.000 miembros, y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) con unos 450.000 militantes, pero el país tiene 11,2 millones de habitantes. Nueve de cada 10 cubanos no son comunistas, en un país comunista.

Como el Partido Comunista y no la UJC es la máxima instancia de poder político y, según las estadísticas oficiales, la Isla tiene ahora 8,9 millones de ciudadanos adultos (mayores de 16 años), ello significa que únicamente el 7,9% de los adultos cubanos son militantes del PCC. El otro 92,1% no es comunista.

Si se repasa la historia de los 35 países que padecieron o padecen aún regímenes marxistas, observamos  lo mismo. China tiene 1.376 millones de habitantes (en 2015) y el Partido Comunista cuenta con 88 millones de miembros (aunque muchos son millonarios). Es decir, 1.288 millones de chinos no son comunistas, el 93,3% de  la población  total.

En Vietnam es peor. Hay 91,7 millones de habitantes y 87,3 millones no son militantes. O sea, el  95,3% de los vietnamitas no son comunistas. En la Unión Soviética, en julio de 1990,  un año antes de desintegrarse, sólo el 6,5% de los 290 millones de habitantes del país pertenecía al Partido Comunista, es decir, 271 millones de soviéticos  no eran comunistas. Y un porcentaje parecido, o inferior de militantes comunistas, tuvieron todos los países de Europa del Este antes de la caída del Muro de Berlín.

En Cuba, 8,2 millones de cubanos  mayores de 16 años (adultos según la ley)  no pertenecen al PCC. Y es el otro 7,9% de la población adulta el que conforma un patriciado de ciudadanos de primera clase con licencia para ocupar todos los cargos públicos del Estado y el Gobierno, las fuerzas armadas, el dizque parlamento y  todas las instituciones, incluyendo los jefes de departamentos  y oficinas de todo tipo. No hay  jefe de mediana importancia en Cuba que no sea miembro  del PCC.

La plebe sin derechos

Esa nueva clase alta comunista  —que denunciara en su tiempo el yugoslavo Milovan Djilas— tiene derechos  civiles y políticos que le están negados al 92,1% de los cubanos, que constituyen la plebe sin derecho a elegir a los delegados que asisten a los congresos del PCC en los que se conforma el Comité Central y el Buró Político, formalmente la cúpula que por encima del Estado gobierna el país. 

Y digo formalmente porque esos delegados a los congresos partidistas tampoco proponen ni eligen a nadie.  Solo comen bien durante unos días en el magnífico restaurante El Bucán del Palacio de las Convenciones, y levantan la mano para aprobar todo lo decidido ya por un grupo de  16 o 17 personas que integran la Junta Militar que en verdad manda en Cuba, integrada por el dictador, algunos miembros "calificados" (los militares y los "históricos") del Buró Político, y los generales de la Junta Militar  no miembros del Buro Político. Y punto.

La propaganda castrista insiste en que hay democracia en la Isla porque todos los ciudadanos pueden votar por delegados locales al Poder Popular y diputados a la Asamblea Nacional que eligen al Consejo de Estado y al presidente del país. 

Eso es falso por dos motivos:  1) los candidatos a delegados en cada circunscripción de los 168 municipios de la Isla son seleccionados por el PCC municipal y los votantes no tienen posibilidad de elegir a alguien que no sea comunista; y 2)  los candidatos a diputados nacionales son militantes del PCC y encima van en la boleta como candidatos únicos que ya ha escogido el PCC.  O sea, cada diputado es designado  por el Partido antes de que se celebren las elecciones.

Obedecer sin chistar

Además, en la Asamblea Nacional, que se reúne solo seis días en el año, los diputados se limitan igualmente a comer bien y  aprobar  todo lo decidido por el dictador, el Buró Político y la Junta Militar, que seleccionan al Consejo de Estado, al presidente de la República, al presidente de la Asamblea Nacional y al Consejo de Ministros. Desde su creación en 1976, el "parlamento" cubano nunca ha registrado un voto en contra de algo propuesto por el dictador o el Partido.

Pero hay más, si bien la cúpula del PCC es muy poderosa, la masa de militantes de base no lo es. El PCC se rige por una férrea disciplina de tipo militar. Los militantes no tienen vías para cuestionar lo que dicen u ordenan sus superiores —con fuerza de dogma religioso—, ni para debatir u opinar sobre la crisis nacional que estrangula al país. José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido, se encarga de amenazar constantemente a la militancia para que obedezca sin chistar, pues sufre la misma pobreza  y malnutrición que el resto de la población.

En fin, la castrista es una dictadura químicamente pura de un partido-Estado militarizado al que pertenece solo el 6,4% de los habitantes del país y cuya elite dirigente no confía  siquiera en los militantes de base, pese a que son equivalentes a los patricios del Imperio romano.

Dicho en pocas palabras, un gobierno "revolucionario" que se jacta de tener el apoyo del pueblo asfixia la "soberanía popular" o "autoridad soberana" de que hablaba Jean-Jacques Rousseau hace 254 años,  que únicamente existe si el pueblo ejerce su derecho al sufragio universal para elegir libremente y legitimar a sus gobernantes. Raúl Castro no es presidente legítimo de Cuba y sí su auténtico dictador. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 39 ]

Imagen de Anónimo

Muy novedoso analisis. Como demuestra el articulista, la dictadura en Cuba no se mide solamente por su caracter militar y autoritario, sino por simple aritmetica. Muy bueno.Luis 

Imagen de Cubanón Regusanón

Buen artículo que nos revela claramente que si todo el pueblo se revirara, auqellos no aguantaban ni un minuto más. Pero han urio tan bien la menria que el cubano piensa que aquellos lo tienen todo cotrolado cuando en realidad están haciendo un acto en la cuerd floja.

Imagen de Anónimo

Están mirando al película: "Los cubanos vuelan todos ahora, como lo hizo Matías Pérez hace más de 100 años."

Imagen de Anónimo

El exito de este articulo esta en la foto que no tiene desperdicio....

Imagen de Anónimo

el perro aleman de atras lo que esta pensando es la cantidad de caja muerto que va a tener que cargar antes de que la dinastia le entregue el cetro

Imagen de Anónimo

Se cuidan como gallo fino..Observen los cuellos sin papadas, casi sin barriga.. dietas balanceadisimas destinadas a alagar la vida.. mas cuidados medicos y medicamentos de lo ultimo de la tecnologia mundial.. Hay pa 10 años mas.

Imagen de Anónimo

¿Vieron a los protagonistas de la foto? Estan igual que el emperador Cuauhtemoc a la llegada de los españoles. ¿Llegaron unos extraterrestres? ¡Hay Dios, se nos acabaron nuestros privilegios!KT

Imagen de Anónimo

El PCC es un palo hueco, lleno de comejen, pero tiene toda la Cascara con apariencia de Saludable !!!

Imagen de Anónimo

AL ANONIMO DE LAS 3:41 pmLa gente en Cuba cuando entra a votar tiene un miedo que se ca....pues piensa que hay camaras ocultas o que simplemente van a saber quien fue quien voto por quien, o si anulo la boleta. Si las elecciones fueran libres entre varios candidatos ninguno de los actuales diputados del PCC seria diputado.

Imagen de Anónimo

Recuerdo hace unos años atrás trabajar en una empresa en Cuba y aunque era un joven brillante y sumamente trabajador no me dejaban ascender, solo por no pertenecer ni a la UJC ni al PCC, cuantas veces se me acercó la directora "PERSONA ESTUPENDA" y con más COJO......... que muchos hombres que conozco, con la duda de porque con mis condiciones como trabajador no tenía afiliación a ninguna organización de masas como le llaman allá, y al escuchar mi respuesta me lo dijo claramente porque además había confianza con  esta gente solo hay dos lados a favor de ellos o en su contra."BLANCO Y EN BOTELLA LECHE"