Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Sociedad

Insólito homenaje para vanguardias: pollo, congrí y baño sucio

Sucedió en el restaurante Las Avenidas, en la céntrica esquina de Infanta y Carlos III. Los protagonistas pertenecían a un centro de investigaciones alimenticias del Instituto de Veterinaria. Era un almuerzo colectivo, celebrando éxitos en los objetivos de trabajo a lo largo del año recién finalizado: 14 ponencias fueron seleccionadas para el Fórum Nacional, dos científicas alcanzaron premios al más alto nivel del país.

Parte del local, una barra, reunió como cada tarde su pléyade de bebedores. Alguien soltó la lengua: "Lástima de tantas personas festejando, mayormente mujeres, y no se puede entrar a los baños porque la peste te empuja hacia fuera".

Manteles limpios, encima pollo, congrí, viandas, ensaladas y bebidas. Conversación entre compañeros que al parecer se llevan bien… exiguo obsequio para uno de esos colectivos llamados en Cuba "vanguardias". Todo marcharía satisfactoriamente hasta que alguien necesitara ir a los servicios sanitarios.

El espacio asignado para las mujeres estaba clausurado, el de los hombres funcionaba como "unisex", pero sus dos tazas estaban atiborradas de heces fecales.

Los hombres apenas podían orinar aguantando la respiración. ¿Se merecían estos trabajadores destacados semejantes condiciones?

Es casi excepcional que Las Avenidas consiga llenar sus capacidades; por tanto, el personal, solícito, se movilizó con el objetivo de servir rápido a los más de treinta comensales. Sobraban sonrisas, menos, claro, a la hora de una necesaria visita a los servicios. Nadie parecía preocupado por tal asunto, aunque desde el bar seguían las voces críticas:

"Es que el cubano merece que le den latigazos, así siempre sonriente, aguantando, nadie se queja, entonces nos merecemos lo que tenemos", dijo otro bebedor ocasional.

Casi al cierre de la actividad apareció la mujer encargada de cuidar los baños. Cobra un peso cada vez que alguien entra. "No me avisaron con anterioridad. Eché varios cubos de agua, cloro y detergente, al menos los últimos alcanzaron a disfrutar de la limpieza", dijo.

Efectivamente, el panorama cambió, pero ya para provecho de los pertinaces bebedores del bar, lejos de cualquier calificativo de "vanguardia".

Entre los comensales, había varios doctores en ciencias, másteres y licenciados que habían trabajado en investigaciones vinculadas a la producción de alimentos para animales y personas, además de en el control aduanero de productos que puede entrar o salir del país, según el área de trabajo.

No se escuchó queja alguna relacionada con las condiciones en que fueron homenajeados. Los jefes, complacidos, tanto en el restaurante como en el centro de investigaciones, acabarían marcando una nueva cruz en sus respectivos planes de trabajo. ¡Que viva el socialismo, pues!

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Para el Anónimo - 30 Ene 2016 - 4:59 pmUsted dice que el gobierno anterios (Batista) llego al poder por las armas    A Batista lo pusieron en el poder "TODOS LOS PARTIDOS POLITICOS DE ESE MOMENTO (incluyendo el comunista socialista etc)

Imagen de Anónimo

Verguenza el maltrato al pueblo sea cientifico u obrero. Hasta cuando y hasta donde van a llevar a esa Bella isla los tiranos estalinistas.

Imagen de Cubanón Regusanón

Han sido tantos años de humillaciones, reprresión y ausos, de subvalorarnos y enseñarnos a aceptar cualquier pequeño agasajo como algocasi inmerecido, que nuestra dignidad está castrada. Con esas condiciones había que dejar el plato de comida y largarse. Pero el hambre es mucha.  A lo mejor en la casa no haba nada que comer.

Imagen de Anónimo

Fin del mundo..Sin comentarios !!!

Imagen de Anónimo

Xxx-Para la cúpula gobernante,esos científicos y Drs no dejan de ser simples "proletarios".y eso es lo que se merecen

Imagen de Anónimo

Claro, si existiese una educación cívica, se respetasen nuestros derechos y hubiese libertad de prensa e información para quejarse públicamente de este tipo de atropeyos, algo así sería difícil que ocurriese; pero al no llevar a un gobierno al poder mediante elecciones libres y democráticas; sino mediante las armas (como el anterior) y renunciando a nuestros derechos en función de un hipotético enemigo como los norteamericanos, con los que no teníamos problemas. Ya ven lo que ocurre y seguimos con la penitencia, que ahora va en parte a París, para ser premiada por todos esos desmanes que lo que hacen es favorecer al de afuera y jodernos cada vez más a los de adentro (cubanos).