Jueves, 21 de Junio de 2018
Última actualización: 02:31 CEST
Crisis migratoria

Belice dice que liberará a inmigrantes cubanos presos desde hace varios meses

Grupo de cubanos en Belice. (EL NUEVO HERALD)

Las autoridades de Belice anunciaron que los 32 inmigrantes cubanos detenidos por entrar sin documentación al país serán liberados próximamente, pero los interesados desconocen los detalles del plan y aún siguen en prisión, informa este martes El Nuevo Herald.

El ministro de Immigración Godwin Hulse dijo al canal Seven News de Belice que el pasado viernes 22 de enero firmaría un documento para liberar a los cubanos pero según declaraciones de Yorday León Perdomo, obtenidas el martes desde la Prisión Central en Hattieville, ninguna autoridad de ese país les ha comunicado oficialmente la fecha en que se les permitirá abandonar la cárcel.

"Acabamos de llamar a la oficina de Inmigración y nos dijeron que estaban trabajando arduamente para hacernos el proceso pero que todavía demora", dijo y agregó que no ofrecieron más detalles sobre el mismo.

Además, señaló que ninguna autoridad de Belice les ha comunicado oficialmente la noticia de su liberación. "No ha venido nadie a decirnos nada aunque los medios de aquí habían dicho que inmediatamente íbamos a ser puestos en libertad".

León mencionó que una funcionaria de la embajada de Cuba en Belice los llamó el martes para "verificar si teníamos el dinero para pagar la estampa que nos iban a poner en el pasaporte, para darnos entrada a Belice, porque Inmigración se había comunicado con ellos para eso".

En Belice se considera un delito la entrada ilegal al país y los inmigrantes deben pagar una multa de 1.005 dólares beliceños (505 dólares), además de enfrentar una posible sentencia de encarcelamiento y su posterior deportación. León denunció haber sido encarcelado pese a pagar la multa. Algunos miembros del grupo han sido detenidos más allá del límite de seis meses impuesto por la ley beliceña en esos casos.

El grupo permanecía en un limbo legal pues ya habían cumplido sus condenas pero habían manifestado su decisión de no querer ser deportados a Cuba.