Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
CLIMA

Fenómeno atmosférico El Niño tendrá manifestaciones severas hasta marzo

Las principales consecuencias del evento El Niño/Oscilación del Sur (ENOS), vigente en estos momentos, se continuarán sintiendo en Cuba durante los próximos meses, sobre todo con intensidad en enero y febrero, según dijeron meteorólogos al diario oficial Granma.

De acuerdo con pronósticos del Instituto de Meteorología, las afectaciones del ENOS, que debe mantener su rango de fuerte en el océano Pacífico ecuatorial hasta febrero, se harán sentir en la Isla, donde podrán comenzar a declinar de forma gradual en marzo.

Quizás hasta abril —señalan especialistas— existe una alta probabilidad de lluvia. Estos meses podrán ser incluso tormentosos, término que indica la manifestación de brotes de tiempo severo, asociados al avance de líneas de tormentas eléctricas durante el paso de los sistemas frontales.

El doctor Ramón Pérez Suárez, especialista del Centro del Clima del Instituto de Meteorología, apuntó que el desarrollo de El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) en el océano Pacífico ecuatorial ha generado notables impactos en varias regiones del planeta.

Pérez Suárez se refirió a las precipitaciones intensas e inundaciones de suma consideración en países de América del Sur, y sequías severas en Indonesia, sur de África y otras áreas geográficas.

En el caso de Cuba, subrayó que la presencia de ese complejo proceso de interacción océano-atmósfera contribuyó a que 2015 fuera el año más cálido desde 1951 (de los 15 años más calurosos en la Isla, 10 se correspondieron con ENOS de diferentes intensidades).

El bimestre noviembre-diciembre fue más lluvioso de lo normal, principalmente en el occidente y centro del país, también por la influencia del fenómeno atmosférico.

Durante ese periodo la Isla registró un promedio nacional de 179 milímetros, que representa el 158 % de la media histórica de esa etapa.

El actual evento El Niño —dIjo el especialista— debe mantener su rango de fuerte hasta febrero, para luego comenzar a declinar de forma gradual.

Pera una vez que alcance esa categoría podría ocasionar cambios temporales en la circulación atmosférica, capaces de generar variaciones en los climas regionales que perdurarán por más tiempo y Cuba no es una excepción, señaló.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.