Sábado, 16 de Diciembre de 2017
13:04 CET.
Agricultura

Un organopónico que funciona

El Organopónico Vivero de Alamar es centro de referencia del programa de agricultura urbana. Este programa fue creado en los años 90, en medio del llamado "Periodo Especial", por iniciativa del entonces general Raúl Castro. Tenía el objetivo de reforzar con productos naturales la deprimida dieta de la población. En sus inicios los organopónicos recibieron el apoyo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), pero su permanencia en el tiempo se ha debido al empeño de los trabajadores que cada día laboran en el surco y en las tarimas de venta.

"La mayoría trabajamos aquí desde el principio, desde los años en que conseguir comida en Alamar era casi imposible", comenta una dependiente del puesto de ventas. "Hay algunos que son guajiros de toda la vida, pero otros hemos aprendido. Es verdad que a la tierra se le coge amor", asegura.

Los salarios y beneficios que reciben los trabajadores también son un incentivo para su permanencia. "Es verdad que ganamos bien", reconoce la vendedora, "pero no siempre, eso depende de la producción. Este verano, por ejemplo, estuvimos con el salario básico, porque el calor no ha dejado crecer nada aquí".

A los cultivos tradicionales de viandas y vegetales que se sembraban en los años 90, el organopónico de Alamar ha sumado otras ofertas, como las plantas medicinales y ornamentales y los hongos comestibles. También ha crecido la extensión de tierras cultivadas.

Con la introducción de cultivos poco usuales el organopónico ha asumido una labor de educar a la población en el consumo de una dieta más diversa. "Al principio la gente miraba la coliflor, por ejemplo, y decía: '¿Qué cosa es esto?', pero ahora vienen y preguntan cuándo sembramos más", comenta una trabajadora del comedor.

"Yo me alegré cantidad cuando vi que sembraban cosas diferentes", asegura Lily, "En mi casa todos somos vegetarianos y tenemos que comer siempre lo mismo por la falta de ofertas. Cuando sacan brócoli o rúcula eso significa un cambio para nosotros. La rúcula ni siquiera la conocíamos, pero es buenísima. Lástima que no siempre haya de esos vegetales".

Sobre la oferta de estos productos Ramón, trabajador de la tierra, explica: "La mayoría de esas plantas son de invierno y como aquí hace tanto calor no se dan todo el año. Además, no podemos sembrar la misma cantidad que sembramos de otras cosas como la lechuga, porque no se venden tanto todavía".

Los precios en el organopónico eran otra ventaja que exhibía el programa y que se ha ido diluyendo. "Aquí ya están igual que los particulares", se queja un cliente. Sin embargo, otros piensan que aún se mantiene una ventaja relativa, como Elisa, un ama de casa de 43 años. "Hay cosas que prefiero comprar aquí", asegura. "El ajo, cuando hay, sale más barato que en el agro o en los carretilleros. La acelga también es más barata y de mucha mejor calidad, igual que la lechuga y el maní".

Como centro de referencia de la agricultura urbana, el organopónico recibe con frecuencia visitas de estudiantes cubanos y extranjeros y de funcionarios extranjeros de alto nivel.

"Nos visitan muchos extranjeros, incluyendo presidentes", asegura la dependiente del kiosco de ventas. "Pero siempre lo agradecemos y nos da tremendo orgullo, porque es un reconocimiento de nuestro trabajo".

"Claro que si esto está bueno es por el esfuerzo de los que trabajan aquí", asevera Lily. "Por mucho apoyo que tengan del Gobierno y de los militares, si no trabajan bien no sale nada. Está demostrado que en este país las cosas que funcionan son la gente que trabaja en ellas quienes las hacen funcionar".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

El necesario contraste para un periodismo diverso

Imagen de Anónimo

La superficie total de los organopónicos es muy limitada. La única ventaja es que están en la ciudad y lo cosechado, al no tener que esperar para su comercialización, es totalmente fresco, del día.No deja de ser una gran propaganda del gobierno. Lo que diga la FAO y demás organismos multilaterales me tiene sin cuidado, porque lo único que hacen es difundir las mediciones oficiales, sin importarles en lo más mínimo la veracidad de los datos.

Imagen de Anónimo

Si bien la existencia de los organopónicos es positiva, la mayoría del consumo está dado por parte de los extranjeros. El cubano no gusta demasiado de todo lo que es verde y tiene una fuerte necesidad de carnes de diferente tipo, sobre todo de res. Tal vez sea por la escasez. O bien, porque no ha sido fomentada la alimentación sana.Recuerdo en uno de mis últimos viajes, fui a comprar al organopónico de Miramar de 5 y 42 (zona de embajadas y representaciones empresarias y diplomáticas) y yo era el único cubano... que hace años no vivía allí. Cada vez que invitaba a algún familiar a una paladar y se enteraba que había carne de res, se llenaba con grandes bocados sin probar siquiera un trozo de lechuga o tomate, pero sí acompañando con arroz y frijoles negros.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 23 Oct 2015 - 6:10 pm, la FAO puede considerar lo que le de la gana. Eso no quiere decir que sea cierto. Que agricultura urbana ni que ocho cuartos? Donde esta la comida? Hazme el favor. Deja el cuento y la estadistica y ponte a hablar de otra cosa. NADA ha funcionado en Cuba como debe desde hace mas de cincuenta años.La FAO, PNUD, y demas cuenteras mundiales escriben lo que quieren, y sus representantes se echan en el bolsillo el dinero que les dan por ir a Cuba y hacerle creer a los cubanos que lo que ellos hacen es lo mejor. Otros organismos internacionales van a tratar de enseñar como se hacen las cosas que se hacian en Cuba, bien hechas, hace medio siglos.Puro cuento estadistico para los libros. Mientras tanto el hambre campea por su respeto en la Isla. 

Imagen de Anónimo

La Habana está considerada una de las ciudades de latinoamérica que mas se destacan por la agricultura urbana, según la FAO. Está en el rango de las 10 mas destacadas en esta región, junto a Ciudad de México, Quito, Bello Horizonte y otras. Y es cierto, esto lo comenzaron desde el gobierno, pero si aún funciona hoy, es por las personas que lo trabajan, ya no por el gobierno, ni por los militares, ni mucho menos por Raúl Castro.

Imagen de Anónimo

Las capitales nunca quieren quedarse atras y entonces quisieron hacer varios en la ciudad de Camagüey.Estas once unidades funcionaron positivamente peso a los "globos" inflados. No funcionaron bien porque fueran magicos, sino porque le aplicaron un sistema de gestion casi privado, con independencia de gestion de compras y ventas. Habia Emulacion Socialista, por supuesto.En el reparto Puerto Principe se construyo uno de los mas grandes y ese se lo dieron a un teniente coronel retirado del MININT. Ese era el campeon, quizas no tanto de la produccion, sino de las mentiras. Las producciones, que cabian perfectamente en la grita de venta, eran tan "grandes" no se podian meter en una mente humana ligeramente entrenada. La competencia era arranca cabezas y las riñas, provocadas por la escaladas y escaleras de mentiras, tenian lugar en cuanto evento de Emulacion Socialista. Lo que pasaba era que a los gandores les retribuian con equipos y materiales.Hace como un año vino un amigo de visita de Cuba y le pregunte por los organoponicos, como se mantenian? Me respondio que seguian dando resultados a sus semidueños pero que no asi a la poblacion. Que se vendian muy poquitos productos al pueblo y que la mayoria la ocultaban para venderlas a los hoteles, restaurantes y otras instituciones relacionadas con turismo.La agricultura urbana es buena por su inmediatez para el consumo pero las inversiones para esas installaciones son altas.

Imagen de Anónimo

No. 1:Los primeros organoponicos fueron projectados y construidos en la ciudad de Camagüey. Se diseñaron 22 unidades y se construyeron solo 11 de ellas, la mitad. Yo fui el proyectista alla por el año 1990. El constructor fue Omar Peña que vive actualmente en el SW de Miami.Lo primero que llego a la provincia fue un diseño tipico de zeoponico realizado por el Instituto de Investigaciones de Riego y Drenaje  de una hectarea formada por 112 canteros de 1 metro de ancho, con uan cisterna de hormigon enorme centrada en el area. Estos se construyeron de losas sandino en los municipios. Se regaban con microyets. Florida, Sibanicu, Vertientes, Esmeralda, Minas, Nuevitas, Santa Cruz y Cespedes. Bombas electricas enormes. La zeolita no se cargaba bien y tampoco soltaba los nutrientes, no dio resultados. En La Habana hbia un experto en zeolita del que tuve referencia por Radio Marti (lastima que no recuerde su nombre), que se habia convertido en opositor y estaba recibiendo "su merecido". Fui a su casa gracias a Gustavo Arcos y cuando llegue frente a su residencia, estaba toda destartalada a base de pedradas y huevazos. Por supuesto que el experto no se encontraba y no pude recibir sus consejos. Despues me entere que habia tenido que huir para España.Regrese y propuse a la Delegacion de Agricultura la transformacion en organoponico, esto es, sustituir el substrato de zeolita por organico.

Imagen de Anónimo

Antes del 59 se vivía bien, en libertad. Sólo hay que ver las cifras mundiales de entonces. Cuba era uno de los países más desarrollados de Hispanoamérica. Los cerdos le han hecho creer a los pioneritos, las alimañas como la 1:04 pm que no era así, pero aquella Cuba era envidiada por muchos países y tal era la prosperidad que recibía inmigrantes de todo el mundo y nadie, nadie, se tiraba al mar huyendo para que se lo comieran los tiburones, ni se exponía a una mina para llegar a la base naval de Guantánamo. Había comida sin libreta y ropa y trabajo. Hoy Cuba es un infierno hambriento, un solar lleno de prostitutas y jineteros, una pocilga al lado de Haití.

Imagen de Anónimo

Con el grado de contaminacion y de polucion de esa ciudad, nunca me comeria un broccoli ni nada cultivado en ese lugar.

Imagen de Anónimo

Cuba esta bien jodida cuando todavia vemos gente que anora el pasado.imaginense el grado de destruccion dl pAis que todavia pensamos que antes dl 59 se vivia mejor.