Martes, 12 de Diciembre de 2017
14:18 CET.
Sociedad

Cuba Emprende, un proyecto de la Iglesia Católica, enseña a ser 'cuentapropista'

Cuba Emprende, un proyecto de la Iglesia Católica cubana, ofrece capacitación y asesoría en materia empresarial a aquellos que han decidido iniciar una actividad económica por cuenta propia en Cuba, con el fin de contribuir al desarrollo de la mentalidad económica, al progreso social y mejorar la calidad de vida, según sus responsables.

Este proyecto ofrece las herramientas para desarrollar y administrar un negocio de manera exitosa, así como entrenamiento para elaborar un proyecto de negocio viable, teniendo en cuenta las "peculiaridades" de la Isla.

"Cuando llegué a Cuba Emprende solo tenía un montón de ideas dispersas de lo que quería hacer, pasar el curso y las asesorías especializadas que brindan, me ayudó a concretar mis ideas y desarrollar mi negocio de manera exitosa", comenta uno de los egresados de los Talleres Emprende.

La posibilidad de intercambiar conocimientos y experiencias con empresarios de diversos sectores y la oportunidad para establecer nuevas relaciones comerciales y de negocios con otros emprendedores han permitido, según una encuesta realizada por los organizadores del proyecto, que más del 75% de los negocios existentes antes de pasar por este proyecto hayan aumentado sus ventas y generan mayores utilidades. Los emprendedores lo atribuyen a haber encontrado en el curso nuevos conocimientos, actualización, relaciones y motivaciones.

"Cuando me gradué de la universidad quedé un poco desconcertado, pues todos sabemos lo que implica trabajar para el Estado. Cuba Emprende me mostró la posibilidad de desenvolverme en lo que me gusta y de manera privada. Hoy tengo mi propio negocio y, aunque todavía está en crecimiento, puedo decir que está siendo muy exitoso y que he empleado a muchos de mis compañeros de aula", comenta Ernesto, dedicado a las soluciones informáticas.

"Cuba Emprende nos da visión y perspectiva", opina Magalis. "Nos permite, aunque tengamos un negocio de pan con croquetas, compararnos con grandes empresarios del mundo y creer firmemente que somos capaces de llegar tan lejos como ellos".

"Con los conocimientos y la asesoría que nos dan, he podido prepararme mejor para que mi negocio sea rentable y, sobre todo, para que no venga ningún inspector a pasarme 'gato por liebre', pues conozco mis deberes y derechos", añade.

"Cuando se dio la oportunidad de abrir negocios por cuenta propia en Cuba, nadie nos enseñó cómo hacerlo, y esto ha llevado a que muchos, apenas abren, estén destinados al fracaso", señala Elena, dueña de un hostal para extranjeros. "Cuba Emprende me enseñó cómo ser cuentapropista, o empresaria, y a prever muchas de las situaciones que llevan al fracaso, esto es una escuela no solo para los negocios sino para la vida en general, creo que todos deberíamos pasar por aquí antes de emprender un negocio", concluye.

El proyecto opera desde el Centro Cultural Padre Félix Varela en La Habana y la Arquidiócesis de Camagüey. Incluye 80 horas de clases en las áreas de desarrollo humano, marketing y gestión, finanzas y contabilidad, ventas y servicio al cliente. Los graduados puede obtener posteriormente servicio de asesoramiento.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Plutarco Cuero

Anónimo - 7 Ago 2015 - 9:47 pm.¿Como un gobierno enfermo puede ofrecer algo sano? 

Imagen de Plutarco Cuero

¡ En pupitres ! Me los imaginé de rodillas ...

Imagen de Anónimo

Pronto se creará el título de ingeniero contrapropista. 

Imagen de Anónimo

Este proyecto ya lo hicieron y nunca llego a nada por que los estudiantes no tenían el capital para implantar los proyectos que habían desarrollado en clases.   Hay un documental que muestra la frustración de los estudiantes que después de dos anos de terminado el curso no habían podido hacer nada.  Originalmente la iglesia les facilitaba un préstamo que nunca llego y el documental no dice porque, pero se insinúa que los comunistas no lo permitieron.  Así que, no esperes mañana lo que no te dio el ayer. 

Imagen de Anónimo

(Advierto que estoy escribiendo, antes de leer sobre el tema)Observo que el Gobierno Cubano tiene sanas intenciones en buscar la mejoria de la mayoria. Soy categoritco en ello, aunque, como todo ser humano; pudiera estar equivocado.La realidad nos ha demostrado, desde que tenemos uso de razon, que solo tendremos derecho a disfrutar, segun las riquezas que hayamos creados. Es decir, no bastan buenas intenciones.El gobierno cubano, por el bien de todos, debe pasar a la retaguardia, observar y controlar los problemas politicos y de seguridad que le sean competentes,y dejar los problemas economicos en manos de los particulares. No hay  forma de prosperar tratando de controlarlo todo desde una direccion central. Los propietarios de los negocios se encargaran de que no haya malversacion  y/o robo; ya que ellos velaran mas por lo que les ha costado el sudor, que estando en manos de personas que, debido al sistema, se sienten libres de administrar lo que realmente no les pertenece. La Malversacion, en estos casos, son de mayor cuantias que en el capitalismo; porque ocurren mas a menudo.Al entrar  en el mundo de la competitividad, los buenos  resultados nos los proporcionara la eficiencia derivada en productividad; que es igual  ha crear riquezasTE QUIERO Y TE EXTRAÑO MY CUBA QUERIDA.  

Imagen de Anónimo

 Hasta que el latigo de Dios aparezca y expulse a toda esta lacra de mercaderes de su templo.

Imagen de Anónimo

Muy buena idea. Debian crear programas para buenos modales, etica y disciplina social que tanta falta hacen

Imagen de Anónimo

Cuidado con la Iglesia, hasta ahora no nos ha demostrado nada para ser independientes del Gobierno Totalitario, ni ellos la Iglesia esta separada del sistema, al contrario el Cardenal es Portavoz del sistema, cuidado, mucho cuidado.