Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Verano

¿Quién puede hacer turismo en Cuba?

Un ejemplo más de la falta de respeto del régimen castrista por los cubanos es el turismo.

Cierto es que, por vez primera en años, las cifras del sector están mostrando una mejor evolución en los primeros meses de 2015. Es incuestionable. El eventual restablecimiento de relaciones con EEUU o la eliminación del régimen castrista de la lista de países que cooperan con el terrorismo son señales poderosas sobre los viajeros internacionales que, en general, pueden haber supuesto la pérdida de parte del temor asociado a disfrutar de vacaciones en la Isla.

Descontado este efecto, que se traduce en titulares mediáticos que sirven a la prensa oficial para atraer la atención de los turistas internacionales, cabe preguntarse qué opciones quedan para el pueblo cubano. Sí, estoy pensando ahora mismo en los 5 millones de cubanos que reciben un sueldo medio inferior a 20 euros y que contemplan esa oferta turística para extranjeros como un universo prohibido alejado de la miseria y el racionamiento cotidiano.

Porque si bien es cierto que, en buena medida, el régimen ha suprimido los obstáculos legales y penales que recaían sobre los cubanos para disfrutar de las infraestructuras al servicio del turismo internacional, subsisten barreras, tal vez insalvables, en los precios que se tienen que pagar por el disfrute de estos servicios, completamente alejados de la realidad cotidiana de los cubanos.

Comer en un paladar o en un restaurante de los que se abren al amparo de las reformas raulistas, disfrutar de un fin de semana en un resort de Puerto Pesquero o María la Gorda, viajar en un pequeño yate por los cayos para practicar la pesca deportiva del marlín, disfrutar de un fin de semana en alguno de los hoteles de Varadero o La Habana, alquilar un automóvil para viajar por la Isla sin rumbo fijo… son actividades vedadas para los cubanos, que permanecen impasibles observando cómo los turistas procedentes de Canadá, Italia, Francia o España hacen uso de sus tarjetas de crédito para disfrutar de esas maravillas de la isla grande.

Sinceramente, esta no es una apuesta correcta del régimen por el turismo y en algún momento podrá estallar. Los expertos internacionales sostienen que los países que han transitado con éxito hacia modelos turísticos sostenibles, de calidad y capaces de atraer millones de extranjeros año tras año, no excluyen, sino todo lo contrario, facilitan el acceso de los nacionales a ese sector. Es el caso de España, país en que los 65 millones de turistas que lo visitan cada año se consolidan junto a un importante mercado nacional que no renuncia a sus vacaciones, destinando un gasto medio por estancia, incluso superior al de los extranjeros. Incluso en los años más difíciles de la reciente crisis económica, los españoles no han renunciado a su descanso y han mantenido su poder de compra "turístico" a costa de otras partidas de la cesta de consumo.

La lección que cabe extraer es que no es bueno practicar el "apartheid" social con el turismo. Con el tiempo acaba siendo una fuente de agravio, que lastra y elimina las opciones más atractivas para el sector. Sin embargo, el régimen castrista no ha pensado en ello, ni tiene la menor idea al respecto. Contento con ir divulgando todos los meses unos datos de turismo internacional que, previsiblemente irán en aumento porque parten realmente de niveles muy bajos, no se han dado cuenta que, al abandonar a los cubanos al campismo popular o los alojamientos de bajo precio existentes en zonas menos favorecidas, no hacen otra cosa que limitar el crecimiento del turismo en su conjunto.

Y la realidad es mucho más simple de lo que se piensa si se practica la racionalidad económica. Los precios que se pagan en el sector turístico de la Isla se corresponden con los niveles internacionales, y no con los que podrían establecerse a partir del libre juego de oferta y demanda en la Isla. Con salarios de 20 euros al mes, los costes de prestación de los servicios turísticos (que son intensivos en trabajo) tienen que ser claramente inferiores a los que se producen en otros países del Caribe. Sin embargo, no es así.

El pack turístico vacacional en Cuba en los catálogos de las agencias de viajes europeas establece unos precios similares a los de Dominicana, Barbados, Puerto Rico o Caribe Mexicano, entre otros. ¿A qué obedece ese desajuste de precios con costes? Recuerdo que durante el "Periodo Especial" y algunos años después, los turistas españoles que viajaban a Cuba se encontraban a la salida de los hoteles con "guías" no oficiales que les proporcionaban referencias de paladares en La Habana donde podían comer o cenar, de forma espléndida auténtica comida cubana, por precios claramente inferiores a los que tenían los hoteles, donde se les servía un catering internacional ajeno a la realidad gastronómica de Cuba. El régimen hizo desaparecer a estos "guías" en poco tiempo, penalizando sus actividades. La pregunta es: ¿por qué unos pueden operar a precios muy bajos y otros no?

Al final subsiste un problema no menos grave. Los cinco millones de cubanos que siguen cobrando del Estado castrista reciben sus remuneraciones en CUP, y cuando trasladan a CUC su poder adquisitivo, se encuentran con una dura realidad, que necesitan 24 CUP para conseguir un solo CUC. La dualidad monetaria, que se mantiene artificialmente en el tiempo, es otro castigo para los cubanos que observan cómo con su moneda tradicional apenas pueden acceder a comprar unos productos escasos, subvencionados por el régimen y que aparecen y desaparecen sin más, mientras que con CUC se puede conseguir prácticamente de todo.

Si eso no es desigualdad social, que venga alguien y lo explique.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Este desigualdad no es suigeneris al socialismo real cubano subyace hasta en las economias de los paises emergentes, por tanto no tiene validez para ser un objetivo de lucha politica. Otra cosa es lograr que el salario efectivo del cubano le permita vivienda, comer y vestir decentemente.Unas vacaciones en resorts turisticos es prohibitivo para la gran mayoria de latinoamericanos que tienen mucho mejor ingreso que el cubano de a pie. Las comparaciones con el estilo de vida de los paises desarrollados no es una meta ni a mediano plazo. Primero luchemos por lograr un gobierno que nos permita alcanzar reducir la extrema pobreza, el aumento de la clase media y la equidad en la partipacion de nuestros cuidadanos en la educacion, salud y seguridad social.En la Cuba de hoy hay cuidadanos(no de la nomenclatura dirigentes) que pueden darse el lujo de disfrutar estos resorts, aumentaran con el progresoso economico y los cambios estructurales que se avienen (si llegan a suceder) pero jamas estaran al alcance toda la poblacion.Quien mas gana mejor vive es una desigualdad inherente al capitalismo, que a su vez incentiva la superacion y competitividad del individuo y dinamiza la economia. Una democracia  y economia saludable que promueva la inclusion y el avance de los cuidadanos de menos recursos es la garantia del progreso.Ray Martin  

Imagen de Anónimo

El articulo esta muy bien.... pero no sigan ya con los 20 USD, EUROS o en la moneda que le quieran poner.... es verdad que en cuba mucha gente recibe mucho menos que eso, pero otros tienen mas dinero que ciento de miles de cubanos que estan en el extranjero...Una pregunta ¿que por ciento de los Guatemaltecos, dominicanos, colombianos, peruanos, mexicanos... para no dilatar mucho... hacen turismo?????... ¿cuantos estan rompiendoce el lomo y ahorrando años en Miami, para darce su semanita de "fama" con sus cadenas de oro prestadas o alquiladas, y conducir por primera vez en su vida un Audi en Cuba???...una cosa es decir la realidad, represion y abusos del regimen... y otra hablar y comparar  boberias

Imagen de Anónimo

En 1959 cuando llegaron las bestias de Birán los cubanos empezaban a hacer turismo de masas. Se llenaban los hoteles en las zonas de recreo, se construian segundas residencias en las playas y ya se anunciaba un flujo masivo de ciudadanos del norte que ya conocían las excelencias de la Isla desde los años 20. Los Castro acabaron con la quinta y con los mangos y nunca más el turismo se recuperó porque los rusos no sabían que era eso, y cuando venían a Cuba se alojaban en pocilgas. Pero si quieren mejorar el turismo, que vayan cambiando de estilo y de talante, porque no se puede tener los hoteles sucios y romperse los ascensores, irse la luz o dejar de funcionar el calentador. Que tomen nota de los resorts del Caribe porque si no, aquello tampoco va a funcionar

Imagen de Anónimo

Respuesta rapida: en Cuba e internacionalmente, Antonio Castro y familia.

Imagen de Anónimo

Métanse en la cabeza de una vez y para siempre,que en Biran los haitianos no llegaron nunca a oir o saber lo que significaba la palabra VACACIONES,como habrá que explicarles a uds que cuando se quitaron las cercas de Biran y se extendió la propiedad a todo el pais,los metodos siguiron siendo los mismos¿como vivian los haitianos?,bueno en ranchos de yaguas,algunas tablas de palma y guano.el transporte era una yegua(de doble proposito)flaca y montanban en pelo(nunca vi un haitiano que tuviera montura)tenian una puerca flaca,y un perro(idem)sembraban en el vorde de un desorillo,unas matas de quimbombó,maiz,frijoles de enrredadera,unas matas de boniato y otras poquitas de yuca,par de matas de calabaza y par de cepas de platanos burros(los unicos que yo recuerde que comian platanos burros eran ellos),cuales eran sus fiestas de vez en cuando un bembé y los domingos un litro de aguardiente de 25 centavos,cuando se moria un animal de pasmo o de parto hacian un gran festin con el,el arroz que le vendian en al bodega de la colonia era el mismo que nos venden hoy por la libreta de racionamiento,lleno de semillas partidos en 2-3 trocitos cada grano y apestoso,con la ventaja que ellos podian comprar las lb que quicieran y a nosotros nos asignan 5 lbs al mes,las harinas era con gorgojos gorditos y alimenticios,aah el pan era de primera calidad y barato,el salario,el mismito de hoy¿acaso nos diferenciamos en algo de aquellos haitianos?¡¡somos haitianos!!//el bobo alipio*'+

Imagen de Anónimo

Cuba no la arregla ni el Medico Chino !!  Solo cuando mueran los Castrosaurios..

Imagen de Anónimo

Pero si el regimen cubanoves nazista y discriminatorio.la ultimate de sus preocupacioness son los esclavos.los cubanos son los esclavos de los castros.hay aparheithh hasta para el libre movimiento de sus ciudadanos en el pais.eso es aparheit que una persona no se pueda dezplazar libremente en su propio pais.y lo que mas risa da es que los Castro son orientales.

Imagen de Juan

Esta muy correcto el autor de este articulo en cuanto a los nacionales de los diferentes países donde el turismo es la fuente principal de esas naciones.
Por ejemplo la dominicana., yo iba a comprar un paquete de tres días en un Hotel todo incluido y la amiga mía que vive allá me dijo que ella lo compraba desde la dominicana por que para los ciudadanos que viven en el país era mucho mas barato para ellos, a un costo que casi tenia el 50 por ciento menos que para los de afuera de el país.
Eso lo saben los sabios de el ministerio de turismo cubano pero ellos no quieren perder. Y como todos bobos si están perdiendo como lo señala el autor de este articulo.

Imagen de Anónimo

Etimado Elias, el que no vea la desigualdad social en Cuba es ciego o imbecil de crianza. no solo en lo que usted escribe, siempre me preguntaba y en Cuba cuando vivi hice esa pregunta varias veces, con rspuestas mudas, porque silvio rodriguez y el mundo del arte cobra por sus conciertos y derechos de autor todo y los medicos, deportistas y resto del pueblo los esclavizan con una miseria de lo que aportan, es eso desigualdad o no? recuerdo cuando un tin medico encabezado por rodrigo alvarez cambra opero a sadan husein, y lo puso de nuevo a caminar, el les quizo regalar villas y castillas pero castrosaurio 1 lo impidio, pero ya el mundo del arte vivia como corrspondia a sus exitos. ahora con relacion al turismo los precios son los mismo del area, lo unico que el servicio es el peor de todos, he tenido la posibilidad de descansar en santo domingo, barbados, trinidad y tobago, bahamas y el servicio es superior, sobre todo en el servicio gastronomico y la atencion al turista. el turismo de cuba es de laboratorio, los tres pesos que entran hay que gastarlos en abituallamiento, que van desde la comida, hasta todo lo necesario en los hoteles, aire acondicionados, buses, sabanas, vajillas, toallas, aseo, muebles, papel, servilletas, etc, cuba no produce nada de nada, solo represores y chivatones del g2