Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Opinión

¿Por qué miente el Cardenal?

Hace unos días que el cardenal Jaime Ortega le tiró a quemarropa a todos los presos políticos cubanos.

Los disparos salieron desde la Cadena Ser, la radioemisora más antigua de España y con cerca de cinco millones de oyentes. Allí dijo que en las prisiones  de la Isla no había presos por causas políticas. 

Sus declaraciones refuerzan las evidencias de que ha hecho algún pacto con los carceleros.

No es la primera vez que se proyecta como cualquiera de los funcionarios de la nomenclatura en su afán por descalificar a las personas que envían a la cárcel, mediante una parodia judicial, y disfrazados de criminales comunes.

El máximo representante del clero católico nacional asume el triste papel de validar el discurso del Gobierno con un empeño que, si no es diabólico, está cerca de serlo.

Independientemente de las controversias que se han generado en torno a las listas que existen de personas encarceladas por oponerse al sistema, eso no justifica pasar la página de un tema tan sensible.

Salvo casos muy puntuales, la mayoría de los reos cumplen con los parámetros que avalan la condición de preso político.

Si de hechos violentos se trata, aunque personalmente he estado y estaré en contra de este tipo de acciones, ¿cómo se entiende que el dictador Fulgencio Batista le concediera el estatus de preso político a Fidel Castro y al resto de los guerrilleros que sobrevivieron al asalto del Cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953?

Resulta cínico que ahora se esgrima el uso de la fuerza por parte de algunos convictos para mantenerlos tras las rejas en condiciones infrahumanas.

Los asaltantes del Moncada recibieron el perdón presidencial en menos de dos años, después de liarse a tiros contra los soldados del enclave militar y, en el caso de Fidel, hasta le permitieron ejercer su defensa ante el tribunal.

Por ironías de la vida, entre los líderes de la campaña para proteger a los atacantes de la ira gubernamental estaba el Arzobispo de Santiago de Cuba, Enrique Pérez Serantes.

Ahora es un cardenal el que se brinda para correr las fronteras de los suplicios a través del ninguneo y con el alquiler del discurso que el Partido elabora en sus talleres del odio y la manipulación.

Y del 2009 se recuerda su función como correveidile en el destierro de los prisioneros del Grupo de los 75.

Era él quien llamaba por teléfono a los reos para proponerle lo que le habían ordenado desde las oficinas del poder real: quedarse cumpliendo las altas condenas o salir de la celda hacia el aeropuerto internacional José Martí, rumbo a Madrid y sin boleto de regreso.

El prelado cubano, en el ejercicio de sus funciones como máximo representante del catolicismo en Cuba, no ha demostrado estar a la altura de lo que enseñan las Sagradas Escrituras.

¿Es ético hacerse eco de las mismas argucias que usan los verdugos para continuar martirizando a sus víctimas?

¿Por qué miente de manera tan flagrante?

¿Qué motivos lo impulsan a matar las esperanzas de personas que sufren prisión por oponerse a una dictadura?

Debería abogar por una amnistía general o parcial. Pero su lógica es otra. La misma de los bárbaros que en vez de presos políticos ven gusanos y sombras chinescas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 63 ]

Imagen de Anónimo

El hecho de que los 75 hayan sido liberados se lo endilgan a Jaime Ortega, Olvidandose de la huelga de hambre llevada a cabo por el Coco Farinas. Para mi ese merito es de Farinas y de nadie mas. El cardenalucho termino lo que comenzo el disidente. Si estoy en un error por favor diganme. Este comentario se sale del tema central. Pero les dire que el miente para perpetuarse en su oficio de Cardenal porque es uno mas de la comparsa de los Castro.

Imagen de Anónimo

Hace un rato, en una poderosa emisora de Miami, una sra periodista aseguró que los 75 debían agradecerle al señor de los hábitos estar fuera del talego. Le ronca.

Imagen de Anónimo

Ano 6:00 pm. ¿Doctrina de qué iglesia? Todo lo que hace el cardenal es en contubernio con Roma. ¿Acaso no sabe que el papa es argentino y guevarista y que estrechó las manos manchadas de sangre de Raúl Castro? El Papa es un admirador de los barbudos, que siempre llaman la atención de los lángudos. Cuando Torquemada y los españoles quemaban a los "herejes", es decir, judíos, homosexuales, etc., en Roma el papacito dormía con su macho gay de turno en la cama papal, al que había hecho cardenal, y otros morían en la sodomía. El Vaticano siempre ha tenido la misma política. La iglesia católica con sus ejércitos de pederastas continuará la misma. La señora Jaime Ortega es una muestra de la podredumbre que siempre ha sido el catolicismo.

Imagen de Anónimo

Soy cubano y catolico y pienso que este Cardenal no esta cumpliendo con la verdadera funcuin de la iglesia de estar al lado del pueblo, algo le sabe el gobierno que se ha pasado a servir al regimen que esta oprimiendo a su pueblo. Ya es hora que el Vaticano lo retire y la direccion de la iglesia este a cargo de un representante de los intereses del pueblo cubano de a pie, evidentemente, Ortega ya no responde a la doctrina de la iglesia.

Imagen de Anónimo

Miente en la misma medida que estuvo callado por mas de 40 anos de los crimenes y abusos de la dictadura. Y la iglesia callo, el hundimiento del 13 de Marzo o la muerte de los tres hombres que robaron la lancha para escapar de la isla o el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate en aguas internacionales. Nunca hablo, siempre callo.Da pena sea un dignatario eclesiastico.

Imagen de Anónimo

Que buena oportunidad perdió este señor de no haber dicho nada. Con esa opinión dicha públicamente se ha quedado sin careta. Resulta que asumió el pto de vista del jurista colombiano Luis Jimenez de Azua sobre lo que constituye un delito político (ángulo visual del fenómeno que hace suyo el programa de estudio aprobado oficialmente en Cuba para los estudiantes de Derecho). Obviamente por conveniencia el régimen cubano enarbola este concepto doctrinal. Claro, Jimenez de Azua era, abiertamente un militante comunista de su país. ¿Entonces y por consiguiente, el ilustre cardenal cubano que ideología profesa? 

Imagen de Anónimo

Este Jaimito o siempre ha sido de la Seguridad del Estado o le han grabado sus buenos videos haciendo cosillas que suelen hacer los algunos curas y los hombres en general. Bueno también puede que sea un sinverguenza pero esta tercera opción se combina fácil con cualquiera de las dos primeras.El cosaco

Imagen de juanvaldescesar

Esta despreciable, miente porque no tiene moral, porque es una verguenza de cubano, y un rastrojo de ser humano, en la nómina del raulato...ésta señora de enaguas rojas, tiene oxiuros en el cerebro, incurables, ....los del ojete,se los alivia (el oxiuro da mucho prurito en el ano) un vicioso y bujendón endrino con su enorme y moreno vergajo. Ella se siente la campana y el moreno pone el badajo, y a repicar...y la pica y pica y pica...

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Fui testigo de cómo el Cardenal, tras haber acatado la orden de Raúl Castro de ir al velorio de Oswaldo Payá a lapidarlo en capilla ardiente (julio 2012), humilló a Berta Soler en una entrevista que las Damas de Blanco le habían solicitado hacía años. Después de matar a Laura Pollán (octubre 2011) y recién asesinado Payá, Raúl Castro autorizó al Cardenal canalla a recibirlas en el Arzobispado de La Habana. Esta hiena le dijo a Berta que era una inculta, que habían politizado a las Damas de Blanco, y que desconfiaba de que fueran verdaderas católicas. Además, Jaime las filmó (a Berta y a Magalys Norvis, etc.) con una cámara oculta instalada por la Seguridad del Estado (tras las consabidas cortinitas). Ese día (agosto 2014) decidí irme de Cuba. Berta no lo quiso acusar. Es una mujer con grandeza. Yo, el vil, lo hago ahora. 

Imagen de Anónimo

El Cardenal, desde la epoca en que era cura de la parroquia de Matanzas, fue captado por el DSE; "Manolito Pescuezo" le decian al ya difunto que lo capto, no por dinero ni por conviccion, sino por la tercera via: chantaje, la misma que usaron con quien compartio palacio por anos, y que ya fue llamado a juicio. Recien nombrado Obispo de la diocesis de Pinar del Rio, se decide nombrar un cardenal para Cuba, pero las condiciones no fueron aceptadas  por dos grandes de verdad: Meurice y Adolfo, de donde es lo que en "cubano" llamamos "plato de tercera mesa". Nada nuevo, cuanto hasta un Nuncio Apostolico sufrio el chantaje y colaboro de forma casi abierta con el sistema, antes de ser trasladado al Norte de Africa,  llevandose despues a su mulata; solo que la causa del chantaje a los prelados cubanos, difiere en genero con respecto al italiano...Ay, Jaime, si esos archivos se abrieran mientras aun te arrastras en este mundo! Si se supiera porque contigo lograron lo que no con un Mariano en la misma epoca y ciudad! Mas no te preocupes: "que te quiten lo bailao", eh?