Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
17:23 CET.
Sociedad

Jaime Ortega: 'Seré el único arzobispo en el mundo que ha recibido a tres Papas'

El cardenal cubano Jaime Ortega cree que es "el momento de apoyar el deseo bilateral" de los gobiernos de Estados Unidos y Cuba de superar una "crisis demasiado larga", y que el acercamiento Washington-La Habana anima una "esperanza concreta, práctica para un futuro más inmediato" en la Isla.

Así lo expresó al programa Hora 25, de la emisora española Cadena Ser, que transmitió un especial sobre Cuba.

"Es un momento de esperanza, un momento de perspectivas positivas después de muchos años de esfuerzos, de preocupaciones por una mejoría de la situación de Cuba con respecto de las limitaciones económicas, de las dificultades sobre todo financieras y de otro tipo que traía esta situación, no resuelta aún, que es el embargo norteamericano, que debe entrar en un proceso quizás de alivio al menos y (…) de eliminación un poco más tarde", dijo Ortega, arzobispo de La Habana.

En una entrevista en la cual citó varias veces a Raúl Castro, alabó el papel del Vaticano en las negociaciones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos y la figura del papa Francisco; Ortega resaltó la "voluntad política" del gobernante cubano y de Barack Obama.

Interrogado por la periodista Àngels Barceló sobre si las negociaciones habrían sido posibles mientras Fidel Castro estuvo en el poder, respondió: "No sé porque esto entra dentro del plano de las conjeturas (…) yo creo que siempre hubo una posibilidad de diálogo, de conversación".

Ortega enumeró lo que considera manifestaciones del impacto del embargo estadounidense en la Isla.

"Importaciones lejanísimas de tipo industrial, servicios médicos, grandes inversiones que hay que hacer para hospitales, en Europa se encarecen, el transporte es mucho más caro. Cuba no tenía acceso a esto ni a muchas técnicas. Incluso el acceso a internet es muy caro, no tenemos sino posibilidades de acceder por el satélite (…) todo esto puede mejorarse sustancialmente, todo este aislamiento de todo tipo", dijo el cardenal.

El argumento sobre internet es similar al que ha utilizado durante años el Gobierno cubano, aunque desde 2011 un cable submarino de fibra óptica une a la Isla con Venezuela.

El arzobispo dijo que los Estados Unidos "han tenido un tipo de política donde no se comprende una realidad y se quiere reproducir, como un gran bien, una realidad parecida a la que ellos conocen".

"Cuando tratan de que un gobierno cambie, de que un país se transforme", lo que hacen es "imponerle medidas económicas restrictivas" para intentar conseguirlo. "Como dijo Raúl Castro al leer aquella resolución de un funcionario norteamericano de los inicios del tiempo revolucionario: 'hay que producir una inquietud y una desesperación que rebele al pueblo'. Pasó por Cuba y sigue pasando aún", dijo Ortega.

Ante una pregunta sobre si la nueva situación y las medidas económicas del Gobierno cubano podrían llevar a que se ahonden las desigualdades en la Isla, Ortega afirmó: "Ya comienza a pasar".

"Ese riesgo siempre lo habrá. Todavía el mundo no ha llegado a esa equidad a la que quisiéramos aspirar todos", dijo el cardenal.

"Me contaba nuestro embajador ante la Santa Sede, el de Cuba, que el Papa le dijo: 'Vamos a ver si ahora Cuba no va por el camino del consumismo y de un afán desordenado que la lleve a la adoración del dios dinero'", relató.

"Yo creo que hay adquisiciones que son irrenunciables para el pueblo cubano", afirmó. "La educación, el servicio de salud para todos, sin diferencia ninguna (…) esto es algo a lo cual el cubano no estaría jamás dispuesto a renunciar. Y otras cosas, ciertas seguridades sociales de que nadie queda totalmente desamparado, que es la palabra que ha utilizado Raúl Castro", añadió.

Interrogado sobre si observa un cambio de actitud en los opositores cubanos ante el nuevo escenario, Ortega respondió: "No se hace muy presente en el pueblo de Cuba esto que se llama disidencia. Se ve más presente en medios extranjeros, del sur de la Florida, en blogs, en cosas así se ve cierta presencia".

"Yo no podría decir si hay matices nuevos o no (…) Como hay tantos grupos y pensamientos diversos, yo no sé", agregó.

Los opositores cubanos no tienen acceso a los medios de comunicación de la Isla, todos controlados por el Gobierno, que también dosifica la presencia de la Iglesia Católica, aunque en este caso ha conseguido espacios en las fechas religiosas más importantes.

En cuanto a la visita del papa Francisco a la Isla en septiembre próximo, el cardenal consideró que se inscribe dentro del papel de la diplomacia vaticana en las negociaciones Washington-La Habana para normalizar relaciones diplomáticas.

"El Papa ha querido respaldar, reafirmar que este camino de acercamiento entre pueblos es algo que él ha elegido incluso para sus viajes. Esto es un conflicto en vías de solución donde él ha participado", dijo Ortega.

"Este es el tercer Papa que va a visitar Cuba y yo voy a ser el único arzobispo en el mundo que ha recibido a tres Papas", se congratuló.

Indicó que "puede haber" gestos durante la visita del Papa, como una liberación de presos.

"Cuando vino el papa Benedicto hubo un indulto de presos comunes, porque ya en Cuba no quedan presos políticos", dijo, reiterando una idea que ha sido criticada por la disidencia.

"Puede haber un gesto de ese estilo, eso se hace siempre con mucha discreción", añadió.

"Creo que la visita será algo muy bueno que se incluye de manera tan positiva en este momento esperanzador para el pueblo cubano", concluyó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 66 ]

Imagen de Anónimo

Caballeros, ¿de qué se asombran? Si Bergoglio se llevaba con Videla y Videla se llevaba con Castro, ergo: Bergoglio y Castro se llevan bien. No hay pierde.

Imagen de Anónimo

Jaime no se ha Vendido, aun peor, Se Regalo!!!

Imagen de Anónimo

el Papa Francisco fue Chivaton, de la Dictadura Militar en Argentina, eso lo saben hasta los pives!!!

Imagen de Anónimo

MARABU O MUERTE, Venceremos !!!

Imagen de Anónimo

Bergolio fue Chivato de la Dictadura Argentina, eso lo saben aqui hasta los Pives !!!

Imagen de Anónimo

Cuando Francisco fue elegido Papa, muchas voces del periodismo oficial y extranjero acreditado en la isla se levantaron, acusándolo de complicidad con la última dictadura militar argentina.Las redes estallaron y no pocos fueron los que ventilaron su alineamiento con el actual régimen cubano, al que no le caía bien la llegada a Roma del entonces Cardenal Bergoglio.Vaya paradoja: en poco tiempo el Papa llegará a la isla, y la prensa oficial y extranjera se esforzarán en escribir textos plagados de adjetivos melosos, como exige la mediocridad, al mejor estilo de los escribas de Corea del Norte.

Imagen de Anónimo

Aunque parezca mentira, me molesta mucho más las manifestaciones de este personaje que la diatriba oficialista de los funcionarios del régimen.Es que ha sido una constante en los últimos años que la iglesia cubana apañe al gobierno a cambio del silencio de los casos que hoy día son causa de investigación del propio Vaticano.Quisiera que la Justicia terrenal se encargue de esta clase de tipejos, que no han hecho más que apuntalar a una dictadura colmada de violaciones a los DDHH.

Imagen de Anónimo

¿Como vas con lo del Muro de Berlín, Egon? ¿Ya te recuperaste? Y espera, que ahora vamos para el Muro de Marabú... Paso a pasito (como la canción).

Imagen de Anónimo

Y . . . . . . . ALGUIEN CRÉE QUE LA IGLESIA TIENE VERGUENZAMIREN SEÑORES. . . . ALLÍ LOS ESCUPIERON. . . . LOS ENCERRARON. . . . LOS DESMNORALIZARON. . . . LOS APRESARON. . . . Y MUCHO MAS. . . LE QUITARON  TODO LO QUE TENÍAN  Y   LOS CALIFICARON DE TODO LO MASSUCIO Y  DESMORALIZANTE. . . . . SI HASTA EN SU BIBLIA LO   DICEN CLARAMENTE  "EL DIABLO ESTÁ EN LA TIERRA". . . . REPRESENTANTES DEL DIABLO ES LO QUE ES LA IGLESIA ! ! ! ! ! ! !  

Imagen de Anónimo

¿Tres papas nada más en tantos años, Cardenal? ¿Y ningún boniato? Al menos una yuquita, chico...