Sociedad

'Todos los lugares están llenos de prostitutas'

Muchos cubanos ven con buenos ojos el enlace con un extranjero. Es el medio más asequible para salir del país y de la pobreza.

Kornelia está indignada. Ella, que durante varios años ha venido a Cuba desde Múnich en plan solidario —contribuyendo con donaciones de juguetes, material escolar, herramientas, etc., para mejorar la calidad de vida de los trabajadores—, ella que cree en la justeza del sistema, no puede dar crédito a lo que sus ojos han visto, en esta, su última visita: "Todos los lugares que visito están llenos de prostitutas", me dice, "son una plaga y nadie lo ve".

Kornelia viene de una gira por la Isla, está en Santiago por pocos días. Le pregunto que cómo sabe que son prostitutas y me responde más exaltada aun: "todas las parejas son de viejos sexagenarios  con niñas de entre 18 y 25 años, eso no es normal en ninguna parte del mundo, eso es prostitución", concluye.

Ante mi escepticismo, no por la existencia del fenómeno sino por la amplitud a la que ella se refiere, me invita a visitar diferentes lugares nocturnos de la ciudad y no tengo más que darle la razón. Con gran dolor reconozco que la temporada alta del turismo en Santiago se ha convertido en la temporada de cazar o casarse con un "yuma".

¿Qué está pasando? ¿Por qué estas jóvenes se prostituyen?

Los cubanos tenemos, al menos en teoría, acceso gratis a la educación y la salud, y la comida mínimamente asegurada por la libreta, entonces ¿qué necesidades tienen estas jóvenes que se prostituyen? Hablé con algunas de ellas durante estas noches. Maidi, de 18 años, dice que "es la única manera de comprarme las cosas que necesito, mis padres no pueden, yo no me voy a conformar como ellos".

Katerine, de 21 años, confiesa que ya está prometida para casarse con Richard, un austríaco de 68 años: "Me compró mi apartamento con todo dentro, mira mi anillo de compromiso de un quilate, trabajando nunca hubiera conseguido nada, mi familia está amontonada en un apartamentico, y yo con de todo".

Están por doquier, en hoteles de cuatro y cinco estrellas, en clubes y cafeterías en divisas y hasta en la playa. Andan en pequeños grupos de dos o cuatro con un mismo modus operandi, se sientan a consumir una bebida ligera a la espera de turistas solitarios al cual se acercan para pedirle fuego o cualquier otra cosa, es el primer paso para entablar una conversación.

Pero no nos engañemos, los turistas lo saben —existen guías sobre cómo actuar—, y vienen a buscar lo que quieren: obtener chicas baratas, sobre todo ante la ambigüedad de las leyes cubanas que no terminan de reconocer el asunto como un serio problema social.

Los que sí lo reconocen y hablan claramente del tema son los dueños de las casas particulares dedicadas a rentar a los turistas. Tienen reglas impuestas por la Oficina de Inmigración para controlar el comercio sexual; la más importante es que un turista solo puede inscribir en la casa una chica para quedarse con él durante su estancia.

Magalis, dueña de una de estas casas, dice que "los peores son los italianos, son una plaga, tienes que estarlos vigilando porque si te descuidas te entran una muchacha diferente cada noche, yo en estos momentos solo alquilo a matrimonios, bastantes sustos he pasado ya, no voy a perder mi licencia, ni mi casa, por ningún viejo baboso".

Es claro para todos que los italianos son los más numerosos, su invasión es tal que se les ve tomando el sol cada mañana en el parquecito frente a los edificios 18 plantas de Garzón, donde viven muchos de ellos. Se trata de jubilados que han encontrado aquí su paraíso terrenal. Sus pensiones son aquí verdaderos tesoros que les permiten no solo comprar casas, sino también tener todas las chicas que quieran.

¿Y qué hace el Gobierno? ¿Existen estadísticas sobre esto?, pregunta Kornelia. La realidad es que de eso no se habla, en la prensa nacional es un tema tabú, evidentemente resulta complicado para los comunistas reconocer que su sistema falla, que millares de jóvenes prefieren prostituirse para lograr sus sueños o ambiciones, que claramente no son pasarse la vida trabajando por míseros sueldos que no le sirven más que para pagar los insumos de la libreta de abastecimiento.

Le explico a Kornelia, además, que los valores han cambiado, que muchas familias ven con buenos ojos el enlace con un extranjero porque al final es el medio más asequible para salir de la pobreza y del país, que es en todo caso lo que la mayoría de estas muchachas buscan.

"Por lo menos en Dominicana ellas tienen su lugar y no estoy obligada a verlas, aquí no hay diferencias, es asqueroso", comenta mi interlocutora para cerrar el tema.

Kornelia se fue de Cuba sin entender muy bien lo que pasa, ella pertenece a ese grupo que idealiza a la Cuba revolucionaria, no puede comprender dónde se torció el camino y sobre todo cómo un Gobierno "tan transparente" cierra los ojos a una realidad que cada día golpea más.

Lo peor es que las generaciones que vienen toman como modelo estos "valores". Para un adolescente en la Cuba actual, relacionarse con un turista es el camino perfecto para llegar a vivir bien; el trabajo y la dignidad son estupideces revolucionarias.

Comentarios [ 76 ]

Imagen de Anónimo

La Habana que es la manzana Podrida de Toda Cuba, a pesar de que Coincido con algunos Comentarios en Cuba Ni en la Habana No se Ve la Prostitucion como en Mexico EEUU Holanda España etc.a cualquier Hora.

Maikel Perez P. el Holguinero

Imagen de Anónimo

       Yo he Visto mas Prostitutas en EEUU en Mexico en Brasil que en Cuba es Dificil encontrarlas(los) Mientras que en los Paises Mencionados desde las 9 de la Mañana Ya estan en la calle en las Esquinas Por Internet Por Medio de Periodicos anunciandose ofreciendo se Vervalmente directyamente lo que en Cuba No ocurre .

Imagen de Anónimo

Esa foto de esas damas Son Mis amigas Boulevard San Rafael por Industria a cualquier Muchacha Vecina sentada la catalogan de Prostitututa?? de Veras que eso No es Tener Respeto, Capaz Me Tomen una Foto Pasando Por la calle y Digan que Soy Jinetero 

Imagen de Anónimo

un millon de problemas en cuba, es cierto pero quien me diga que se prostituye por hambre es mentiraa,vivo en europa y aqui tambien una o uno de 18 anos que se quiera comprar ropa a la moda todo el tiempo,si no tiene papa y mama q se lo den termina haciendo lo mismo... la prostitucion no es solo un mal de los comunistas ,existe en todo el mundo y hasta a niveles peores de lo que se ve en Cuba,he visto tambien muchos jovenes en cuba con dignidad y que no se venden ni por 5 ni por cien cuc...!

Imagen de Armienne la Puta

Anónimo de las 11.23

Usted lo ha dicho pues hay quien no sabe lo que es la necesidad y juzga a todos por sí mismo.

Vean este documental de la TV Española sobre la intansigencia:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-manana/manana-polemico-curso-prost...

Imagen de Anónimo

JAJAJAJA....

Muy bueno eso, mongo. 

Pero eso no es así. Putas siempre ha habido y siempre las habrá... Pero a mí nadie me va a convencer de que lo hagan porque tienen hambre, etc y mucho menos en Cuba. Aunque evidentemente siempre hay de todo en todas partes, creo que en Cuba se putea mucho más para poderse dar lujos que para comer.

Imagen de Anónimo

despues de leer los comentarios estoy convencido que todos somos unos hijos de puta.

El Mongo

Imagen de Anónimo

Y por cierto ni soy izquierdista, ni castrista, ni de derechas ni nada que se le parezca... sino todo lo contrario, pienso y opino libremente sin ningún tipo de vinculación ni de pleitesía a nadie. Yo solo hablo de lo que veo en la realidad de nuestra patria (voy a ver a mis papás dos veces al año).

En ningún país del mundo se puede vivir sin trabajar como sí es que hacen muchos y muchas allá, vivir del cuento, rechazar importantes cantidades de dinero que allá no se ganan tan facilmente en cuanto ven que tienen que trabajar para ganarla. Es triste pero creo que tienen mucho más de lo que se merecen ni más ni menos.

Educación deficiente sí, pero educación al fin y al cabo, sanidad por el piso sí pero posibilidad de tratarse y de restablecerse de la enfermedad, Universidad politizada y llena de hipocresía sí... pero Universidad para formarse como personas, nulos derechos laborales y míseros salarios sí pero una pila de servicios asistenciales en su mayoría inoperantes pero la posibilidad existe y en muchos casos se optiene.

Díganme cuales son las oportunidades, la educación, la sanidad en... pongamos... Haití.

Aurelio.

Imagen de Anónimo

No es cierto que lo hagan por comida. Por suerte en Cuba a nadie le falta un plato de bazofia o no que echarse a la boca. A nadie le falta lo básico... Les falta todo lo demás esos sí pero lo básico no falta. Y eso lo reconozcan ustedes o no es un grandísimo mérito de la dictadura.

No se prostituyen por comida lo hacen para comprarse los aretes plateados, el reloj bonito, la cámara de fotos, el celular último modelo, los tenis y ropa de marca, etc, etc, etc...

Aurelio.

Imagen de Anónimo

La prostitución es un oficio antiguo,no todas las mujeres pueden ejercerlo,no todas tienen los mismos atributos,nadie va a ir a Cuba a acostarse con una gorda o vieja,son mujeres muy apetecibles que hacen con su cuerpo lo que les de su gana,más cuán do el Estado no les garantiza absolutamente nada,dejemosla que vivan a su forma,la belleza pasa,pronto no lo podrán hacer pero obtendran frutos que les servirán para la manutención de sus padres y hermanos que están absolutamente desamparados,total si la elite tiene sus prostíbulos particulares que son iguales de prostitutas pero que aparentan ser muy castas.