Opinión

Fanjul, dulce complicidad con los Castro

El empresario azucarero antepone sus intereses a sus aspiraciones democráticas.

Durante décadas, Alfy Fanjul ha gozado del apoyo de la comunidad cubanoamericana, por no hablar de la generosidad de los contribuyentes estadounidenses.

Este apoyo y generosidad le han permitido amasar una gran fortuna.

Y, mientras amasaba esa fortuna, Alfy simulaba ser un gran partidario de la libertad de Cuba.

Ahora, a pesar de la sostenida brutalidad de la dictadura cubana, Fanjul quiere invertir parte de esa fortuna acumulada en las empresas monopolizadas por los hermanos Castro.

Según The Washington Post, Fanjul ha viajado a la Isla y seducido a funcionarios del régimen en busca de oportunidades de negocio con la dictadura.

Por supuesto, esto es música celestial para los oídos de los Castro, que ven en Alfy Fanjul a alguien que puede canalizar sus intereses hacia la candidata presidencial en 2016 Hillary Clinton.

Lamentablemente, Fanjul conoce bien que el pueblo cubano —sus hermanos— tienen estrictamente prohibida la participación en las inversiones y el comercio internacional. Este "privilegio" está estrictamente reservado para los monopolios de Fidel y Raúl Castro.

Pero los monopolistas se entienden entre sí.

Fanjul también conoce bien que la represión en Cuba está en sus niveles más altos, que valientes mujeres activistas son sometidas cada semana a represión y abusos, que los líderes que luchan por la democracia son misteriosamente asesinados, y que hay huelguistas de hambre que sacrifican sus vidas por la libertad.

Y, pese a todo esto, parece ser que los derechos y la dignidad del pueblo cubano ya no le interesan.

Ahora Fanjul está dispuesto a anteponer sus intereses a las aspiraciones democráticas. Los obstáculos aún existentes —las sanciones de EEUU y los márgenes de beneficio— son para él apenas tecnicismos.

Es sabido que en uno de sus viajes a Cuba con la Brookings Institution ellos se ocuparon de cancelar la reunión prevista con un líder opositor reconocido, con el fin de no ofender al régimen de los Castro. (Durante los últimos dos años, la Brookings Institution ha estado persiguiendo un compromiso con los Castro al estilo de la CELAC.)

En su esfuerzo ambicioso, Fanjul se une a otros dos empresarios cubanoamericanos, Carlos Saladrigas y Paul Cejas.

Sus trayectorias no son nada reconfortantes. Son los mismos empresarios que, en negociaciones privadas con el expresidente Bill Clinton, idearon en 1994 la infame política de "pies mojados, pies secos" que todavía afecta a los cubanos que buscan libertad.

(Valga este paréntesis: ¿por qué resulta un insulto referirse a los inmigrantes latinos como "espaldas mojadas", pero es escandalosamente aceptado llamar "pies mojados" a los refugiados cubanos?)

Son ellos los mismos empresarios que en el año 2000 "negociaban" una solución a la saga de Elián González con la entonces fiscal general Janet Reno. En realidad, Saladrigas fue literalmente entretenido (en el mejor de los casos) al teléfono por Reno, mientras que los agentes federales irrumpían en la casa de la familia de Elián en la Pequeña Habana.

Y ahora son estos "líderes" iluminados quienes negocian con la dictadura de los Castro en provecho propio.

Afortunadamente, este trío es la excepción y no la regla. El año pasado, puesto que los rumores de su trato inmoral con los Castro circulaban por la comunidad cubanoamericana, más de una docena de líderes corporativos cubanoamericanos de compañías incluidas en la lista anual que la revista Fortune hace de las 500 mayores compañías estadounidenses, hicieron una carta pública rechazando esas acciones y calificándolas de traición a las aspiraciones de libertad del pueblo cubano.

Si Alfy Fanjul quiere continuar con sus relaciones de negocio con el régimen de Castro, es tarea suya reconciliarse con su consciencia. Pero los contribuyentes estadounidenses no deberían financiar aspiraciones tan inmorales.

Comentarios [ 25 ]

Imagen de Anónimo

Referencia del Senadores BobMenendez, presidente de la Comision de lo Exterior del Senado estadounidense a los intereses  agroindustriales de cubanos que se pasean por La Habana buscuando negocios  alli y viven en EEU

www.capotolhillcubans.com/2014/02/menendez-had-warned-about-Alfy-fanjul....

 

Imagen de Anónimo

    A los Fanjul como a los Castro lo que siempre le interesó de Cuba fue cómo explotar más y con mayor eficiencia al cubano. Ahora, los Castro los vuelven a necesitar, y ellos prestos, acuden al llamado del poder, al que siempre han estado ligados en función de sus intereses. Esta gente siempre ha estado a "años luz" del pueblo de Cuba y de sus problemas. ¿Y sus mansiones aledañas a la Avenida de los Presidentes y el malecón habanero (calle G)?:- intactas? . No me extrañaría que en breve las recuperen, con la casa de María Luisa Gómez-Mena (hermana de Liliam, la esposa de Alfonso Fanjul (fallecido)) y gran parte de lo que tiene dentro en el Vedado también, más algunas otras cosas... A los cubanos los Fanjul y los Castro nos interesan tanto como nosotros a ellos... El día que podamos recuperaremos definitivamente lo que nos pertenece, incluída la democracia. Y a evitar, mancharnos las boca hablando de tales porquerías más aquí. El dinero no hace a una persona decente, ni la política tampoco. La decencia va en otros elementos de la naturaleza humana y se sabe que los Fanjul, de humanos tienen muy poco y si no, que lo digan los dominicanos...

Imagen de Anónimo

fanjul, te doy un consejo socio, no te embarques si vas pa cuba a invertir te arruinan

Imagen de Anónimo

Fanjul ha hecho un simple cálculo de inversiones, como todo capitalista. Después de 55 años de inversiones sin resultado en "las aspiraciones democráticas del pueblo cubano," cualquiera se convence de que el pueblo cubano no las tiene y "los  contribuyentes estadounidenses" están sometidos al "tumbe", año tras año, de las asignaciones para la democracia en Cuba por la sencilla razón que los cubanos con aspiraciones democráticas en el exilio no dan un quilo por ellas. 

Imagen de Anónimo

Los buenos eran Babún, Lobo y Pepín Bosch, que iban a pagar más de $100 mil para que un mafioso de San Luis y otros mataran a Castro, pero no se púo.

Imagen de Anónimo

Quizás Fanjul se dio cuenta que quienes van contra Castro en nombre del pueblo anteponen igual sus propios intereses, porque el pueblo cubano vota siempre por Castro a través de sus testaferros, que son todos los que aparecen en las boletas electorales. 

Imagen de Anónimo

ya ha nadie le importa la politica el dinero y las riquezas son los stardares en este mundo desiquilibrado, estos magnates saben que el capitalismo esta en crisis y buscan otros senderos para seguir amazando fortunas, a nadie le importa la suerte del pueblo cubano pues el pueblo cubano en 5 decadas no ha hecho nada para revelarse entonces se supone que esten bien y que les gusta aquello , pues que se jodan

Imagen de Anónimo

Hay una triste realidad...EL FUTURO DE CUBA HA SIDO NEGOCIADO Y NO CON EL PUEBLO...vivir por ver, este-aunque INMORAL- NO es mas que UNA de las tantas fichas de esta negociacion...lo unico que le deseo es que, despues de negociado todo, LO DEJEN FUERA DEL JUEGO, como se merece....y que del cielo le caiga a todos los que se estan prestando para esto su merecida MALDICION. ABAJO TODOS LOS HPS de derecha, de centro, de izquierda...abajo todos los INMORALES, y corruptos que solo les importa el $$$$$ como si eso les fuera a dar "inmunidad" para escapar de la muerte....se van VACIOS, tal cual llegaron, entonces??

Imagen de Anónimo

A Anónimo - 4 Feb 2014 - 9:18 pm

Azúcar.

Imagen de Anónimo

Todo el que leyo el final de "Animal Farm" de George Orwell sabia que esto tenia que pasar