Jueves, 19 de Julio de 2018
Última actualización: 08:40 CEST
Obituario

Muere el intelectual y político José Ignacio Rasco

José Ignacio Rasco. (ARMANDO TERRÓN)

El intelectual y político cubano José Ignacio Rasco falleció este sábado por la mañana en su hogar en Miami a la edad de 88 años, informa el diario miamense El Nuevo Herald.

Rasco murió tras complicaciones ocasionadas por el derrame cerebral que sufrió recientemente, y que lo mantuvo con la salud debilitada durante esta semana, según una nota del sacerdote Pedro A. Suarez, director del Colegio Jesuita Belén de Miami, centro en el cual el intelectual cubano ejerció como docente, reportó EFE.

Rasco, que fundó en 1959 el Partido Demócrata Cristiano en Cuba y en la actualidad era presidente de honor de dicho partido en el exilio, falleció mientras descansaba, al lado de su hijo, hija y otros miembros de la familia.

Graduado del colegio Belén, en la capital cubana, José Ignacio Rasco realizó estudios universitarios de Derecho y Filosofía y Letras, en la Universidad de la Habana.

En la Isla fundó junto a su hermano un bufete de abogados y escribió para el periódico Información.

Tras exiliarse en 1960 trabajó como economista en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde fue electo y reelecto presidente de la Asociación de Empleados.

Como educador, empezó su carrera en el Colegio Belén de la Habana. En Miami, desde el año 1974 se encargó del Departamento de Desarrollo de este mismo centro de estudios, en el que se mantuvo muchos años.

Fue una figura destacada dentro de la vida cultural de Miami, debido a su papel como fundador del Instituto Jacques Maritain, una organización dedicada al estudio de la actualidad bajo el prisma de ese filósofo francés.

Rasco continuó además en Radio Martí, en Miami, el programa radial La Universidad del Aire, fundado en Cuba por Jorge Mañach. También presidió la Editorial Cubana Luis Botifoll.

Autor de numerosos ensayos, su más reciente trabajo editorial, Acuerdos, desacuerdos y recuerdos, abarca sus inicios en la escena política, así como una extensa semblanza de Fidel Castro, de quien fue compañero de curso en Belén y en la Universidad de La Habana.

Su ensayo Integración cultural de América Latina fue premiado por el Banco Interamericano de Desarrollo. Merecedor de diversos premios periodísticos, como el Sergio Carbó y el José Ignacio Pepín Rivero, Rasco fue también galardonado con la Orden Isabel la Católica por su defensa del idioma español, según El Nuevo Herald.

"La comunidad de belenistas siente mucho el fallecimiento de este prestigioso antiguo alumno de Belén", señaló en un comunicado el director de la Asociación de Antiguos Alumnos de Belén en Miami, Mariano Loret de Mola.

Rasco "fue un hombre de una personalidad poliédrica, se destacó en muchas actividades, y en todas puso valores éticos, entusiasmo y un sentido de humanismo cristiano", expresó la escritora Uva de Aragón, quien fue su alumna en la Universidad de Saint Thomas y colaboró con él en muchos proyectos culturales como el Instituto Jacques Maritain.

"Él solía decir que lo perfecto era enemigo de lo bueno, aunque era un hombre de pensamiento era más un hombre de acción; iba siempre a la esencia más que a lo adjetivo", apuntó De Aragón, citada por el diario miamense.

José Ignacio Rasco Jr., hijo del intelectual fallecido, recordó la actividad de su padre por un cambio hacia la democracia en Cuba.

"A pesar de haber sido un intelectual con habilidad para la palabra y la pluma era un hombre de acción, que fundaba partidos y organizaciones que abogaban a favor de la libertad", dijo, y añadió que en esa labor su padre conoció a numerosos presidentes y figuras políticas, "desde Robert Kennedy hasta Vaclav Havel y Lech Walesa". Estos últimos, en un momento en que Rasco trataba de incorporar las experiencias del intelectual disidente checo, más tarde presidente, y del presidente del Movimiento Solidaridad, respectivamente, para una posible transición en la Isla.

"A nivel cubano fue fundamental su amistad con Oswaldo Payá Sardiñas, quien lo tenía como una persona de confianza, con quien podía contar", expresó Rasco Jr.

"Mi padre vivió una vida ejemplar, y murió totalmente en paz", dijo.

A José Ignacio Rasco lo sobreviven, además de sus hijos María Rasco Lytle y José Ignacio Rasco Jr., su nuera Ana Rasco, cinco nietos y cinco bisnietos.

7 comentarios

Imagen de Anónimo

Y por que no incluyeron, que aunque el personalmente no participo en ninguna infiltracion de sabotaje a principios de los 60's, si mantuvo una postura beligerante contra Castro.  Como escribio Enrique Ros ("Annos Criticos", p.80):  "El 11 de mayo de 1963, el MDC hace publica la posicion de esa org. en un documento titulado "Nuestra Postura", donde condena la "represion por parte de las autoridades norteamericanas de las activididades belicas de los exiliados encaminadas a la liberacion de Cuba."  Este aspecto de su vida no se debiera obviar, era un hombre de su tiempo.  

Imagen de javier monzon velazques

Tuvo el honor de ser una de las primeras victimas de los actos de repudio del regimen, cuando esta modalidad fascista no era aun oficial y masiva, y la Revolucion "era" todavia "verde como nuestras palmas". Fue en la ocasion en que comparecio en la CMQ a  mediados de 1959, para hablar sobre la fundacion del Partido Democrata Cristiano y hacia alli fueron movilizadas las turbas. 

Imagen de Anónimo

Ojala perdidas como esta puedan ser ocupadas por cubanos de un calibre similar. Cuba necesita ciudadanos competentes, serenos y realmente patriotas.

Imagen de Anónimo

Un cubano inteligente, civilizado y que exponía bien sus ideas. En paz descanse su alma.

Imagen de Anónimo

Recuerdo con afecto y admiracion a un hombre cubano amable, digno, culto y amistoso.Pesar, de que una vez mas, se va uno de nuestros mayores sin poder retornar a la tierra por la cual lucho tanto.Algun dia maestro, algun dia para que usted y tantos otros como su amigo Oswaldo Paya, puedan descansar en paz. AT 

Imagen de Anónimo

Anónimo:    Muy enriquecedoras sus anécdotas y semblanzas para entender la Historia de Cuba de mediados del siglo XX, y sobre todo, muy significativas las imágenes que dejó de su antigua amistad con Fidel Castro en el colegio de Belén de La Habana que permiten entender los cambios drásticos del panorama político en Cuba después de 1959. Realmente una gran pérdida para muchos cubanos. Alguien pensó que de haber existido democracia en Cuba, pudo llegar a ser un buen Presidente de Gobierno. Esperemos que siendo tan buen católico y seguidor de Jacques Maritain, interceda por la libertad y la democracia en Cuba cuando comparezca ante Dios en el cielo. Sentido pésame a sus familiares y que en paz disfrute de la vida eterna.

Imagen de Anónimo

Que la PAZ de los UNIVERSOS siga su labor LUMINOSA... Ahora con la LIBERTAD que da el ESPIRITU y aun  falta donde fue su TIERRA... (Santos@Santos) Mis RESPETOS.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.