Viernes, 19 de Enero de 2018
22:18 CET.
Sociedad

Jueces con gorra

La experiencia de los ciudadanos que han vivido en países controlados por los comunistas enseña que ese sistema no trata de imponer la ley y el orden mediante la administración de la justicia. No. Lo que se administra con eficacia en esas geografías es la capacidad de las cárceles, la seguridad de las cercas de púas de los campamentos de castigo, la cuantía de las multas y la intensidad de la armonía entre la represión y el miedo.

Se vigila las 24 horas del día a los eventuales infractores y, con el mismo celo, se vigila a los vigilantes para que nada quiebre la lealtad política que debe comprometer a los últimos policías y a los primeros jueces. En Cuba, una de las dos últimas trincheras del socialismo real en el mundo —la otra es Corea del Norte— se puso en marcha esta semana una iniciativa creadora que unifica las funciones de las comisarías y los juzgados.

Es un decreto-ley que modifica el Código Penal y permite que los agentes de la policía investiguen, califiquen los delitos, juzguen y sancionen a cualquier individuo. Así es que con esa medida el Ggobierno le añade un birrete al uniforme de la policía. El mismo hombre que con una pistola al cinto arresta a una persona en la calle, la juzga después en la estación de policía y está facultado para imponerle una multa de hasta 7.000 pesos cubanos (24 por un euro).

Para los juristas independientes cubanos el decreto tiene el propósito de reducir la población penal del país, que es la sexta mayor tasa del mundo en relación con el número de habitantes. Pero consideran que los policías no están capacitados para calificar un hecho, juzgarlo y gravar con multas altísimas a quienes reciben un salario promedio de unos 400 pesos.

Estos nuevos jueces que patrullan las ciudades y el campo se ocuparán de pequeños hurtos, raterías, asaltos, broncas por drogas y alcoholes pendencieros, estafas, marañas del mercado negro y delitos de la pobreza con un componente esporádico de surrealismo como el robo este verano de una jirafa, cuatro monos y un poni de un zoológico habanero y un ñandú en el de Santiago de Cuba.

La vida dura y extraña de un sector de la sociedad obligado a sobrevivir en unas barbacoas levantadas con cartones y desesperanzas en los suburbios de las ruinas del socialismo.

 


Este artículo apareció en El Mundo. Se reproduce con autorización del autor.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 25 ]

Imagen de Anónimo

A aquellos que reciden en el extranjero y les gusta ir y venir de cuba les advierto que en cualquier momento esos policias con super-poderes les fabricaran una causa (podria ser: posesion de drogas -por unas simples pastillas-) y tendran que pagar una multa, arreglarse con el policia O no podran salir de una carcel cubana por un buen rato!

Imagen de Cimarrón

Que frustrante debe ser para los abogados cubanos, que frustrante son esa isla y sus instituciones legales-gubernamentales.

Imagen de Anónimo

Yo créo que ya Batista no puede seguir con su tirania y su desorde........ha vendido el pais al capital extranjero, a convertido el país en una fuente inagotable de prostitutas y delincuentes, que desde niños aprenden y se les inculca el deseo de ser como el aventurero ese que queria personalmente injerenciar en los paises pacificos (el Chu) para crear desordenes sociales y antidemocraticos........Batista le esta robando a los campesinos, a los obreros les quito los centrales azucareros, la ganadería, la agricultura y ha sembrado el pais de cuarteles militares y ha comprometido su hija con el sobrino del "padrino" de italiana mas vieja y organizada del mundo.........Que mas va a hacer Batista ahora!

Imagen de Anónimo

Cambien la entrada de este articulo: Un decreto-ley PERMITIÓ HACE 16 AÑOS  que los agentes de la policía investiguen, califiquen los delitos, juzguen y sancionen a cualquier individuo POR DELITOS CONDENABLES HASTA CON UN AÑO DE CÁRCEL. AHORA OTRO EXTIENDE EL LÍMITE A TRES AÑOS, PERO CON APROBACIÓN DEL FISCAL. 

Imagen de Anónimo

ABAJO LA DICTADURA .... ESO SE RESUME ASI .. QUE ACABEN DE MORIRSE LOS MAYORES DELICUENTES DE CUBA Y DEL MUNDO ..........ELLOS Y TODA SU GENERACION QUE TAMBIEN SON DELICUENTES DESDE QUE EMPIEZAN A CRECER ....

Imagen de Anónimo

Anónimo - 5 Oct 2013 - 6:32 pm. En España, que es donde yo vivo, la policía le cae a palos y le parte la cabeza a la gente en plena calle delante de las cámaras y hasta le saca los ojos con balas de goma y no pasa ná.

Imagen de Anónimo

Me parece muy buena la medida, encaminada a proteger a los ciudadanos honrados y revolucionarios que cumplen con la ley. No se porque se quejan muchos aqui, quien no comete delito, quien no es delincuente no tiene porque preocuparse.Julio Arrebola

Imagen de Anónimo

Saben por que los policias en Cuba, principalmente en Ciudad de La Habana andan o patrullan las calles en grupos de tres? Bueno, el sistema es muy eficiente y funciona asi: Uno es el Jefe de Grupo; uno de los dos agentes sabe leer. El otro es el que sabe escribir las multas y el Jefe del Grupo siempre esta contento pues le gusta trabajar entre dos intelectuales.

Imagen de Anónimo

Anónimo:    Anónimo 8:53 mire, en una sociedad democrática, ningún gobierno ni político (sea del signo ideológico que sea) es infalible, porque no hay seres ni gobiernos perfectos sobre la tierra, ni el Gobierno cubano lo es, pero tampoco ningún otro sobre la tierra. En primer lugar (en democracia) existe un parlamento (poder legislativo) como en Cuba antes de 1959 -aún con Batista-, y ese poder ejecutivo tiene la facultad que le otorgan sus votantes de criticar en la oposición la mala gestión de cualquier gobierno, para mejorar o impedir lo malo. Por otra parte, la opinión pública (ciudadanos, medios de comunicación, etc.) también cuestionan la mala actividad de un gobierno. Mire, desde finales del siglo XVIII no se elige a un gobierno democrático para incordiar al ciudadano; sino para hacerle feliz (ideas de la Ilustración revolucionaria), cuando ese no ocurre se vota por otro grupo político. Fuera de Cuba somos libres para criticar lo malo del gobierno cubano (empezando porque no ha sido elegido democráticamente) como su mala gestión. Si ese Gobierno hubiese estado en democracia no dura ni dos legislaturas, porque no funciona hace ya tiempo. Por tanto, se critica a un gobierno por lo malo que hace, porque los gobernantes están para servir al pueblo, no para servirse de él. Como decía Máximo Gómez: "Gobernante que se perpetua en el poder, se corrompe". 

Imagen de Anónimo

Rivero vive en espana y no sabe como es aki en la Yuma,Los policies hacen y deshacen tienen un cartel policias y bomberos,q ganan cualquier cantidad d billetes y lanzan candidatos a puestos claves,son peligro