Lunes, 18 de Diciembre de 2017
13:21 CET.
Sociedad

Los clubes-balnearios perdidos

Archivado en

Durante los años de la República, el litoral oeste de la Ciudad de La Habana, a lo largo de la costa del Golfo, desde el final de El Vedado hasta Jaimanitas y Santa Fe, se cubrió de clubes-balnearios, donde se practicaban deportes y se disfrutaba del mar, el sol y la brisa marina.

Estos centros, pertenecientes a sociedades y gremios, tenían por lo regular una Presidencia y una Junta Directiva, quienes respondían por su correcto funcionamiento, además de los cientos de socios que los integraban y financiaban, mediante el pago de cuotas mensuales, cuyo monto dependía de su importancia social y de los servicios que ofrecían.

La mayoría de estos clubes-balnearios ofertaban áreas deportivas y equipamiento para la práctica de deportes, playa, piscina, baños con duchas, taquillas para guardar las prendas personales, servicios sanitarios, cafetería, restaurante, área de juegos de mesa y salones de bailes y de fiestas.

Entre los más importantes se encontraban, comenzando desde el final de El Vedado, el Vedado Tennis Club, y terminando en Jaimanitas, el Havana Biltmore Yacht Club.

Entre uno y otro existían el Casino Deportivo, el Miramar Yacht Club, el Club de Profesionales, el Balneario Universitario, el Balneario Hijas de Galicia, el Club de Ferreteros, el Havana Yacht Club, La Concha, el Casino Militar, el Club Náutico y el Cubanaleco.

En el litoral este, principalmente después de la apertura de la Vía Blanca y, posteriormente, de la Avenida Monumental, que parte del túnel de la bahía, también surgieron clubes-balnearios en Cojímar (Club de Pescadores), Bacuranao, Tarará, Santa María del Mar (Club de Contadores, Club Bancario y Club Médico), Boca Ciega, Marbella, Guanabo, Playa Veneciana, Brisas del Mar…, propiciando el desarrollo de las denominadas Playas del Este.

En el año 1959, ante el avance de la proletarización a toda costa, todos los clubes-balnearios fueron intervenidos y, posteriormente, rebautizados como "círculos sociales obreros" con nombres del nuevo santoral, entregados a los diferentes sindicatos de la Central de Trabajadores de Cuba, pasando a ser administrados y atendidos por éstos.

Mientras existieron los inventarios anteriores y resistieron los inmuebles, el mobiliario y los equipamientos, todavía podían ser visitados.

Pero al cabo del tiempo, ante la falta de insumos, la destrucción y desaparición de medios, la falta de mantenimiento y de reparaciones de todo tipo, más la desidia y la irresponsabilidad generalizadas, fueron perdiendo cualidades y atractivos, convirtiéndose en verdaderas ruinas sin baños, duchas ni taquillas, con cafeterías y restaurantes cerrados, piscinas clausuradas, áreas deportivas abandonadas y salones vacíos, donde lo único utilizable eran las pequeñas playas, sucias y sin ninguna atención.

En un proceso acelerado, digno de mejor causa, pasaron de la opulencia a la miseria. De este triste destino se salvaron, con mejor suerte, los asignados a algunas instituciones gubernamentales especiales, tanto civiles como militares.

Cada cierto tiempo, como para no perder la esperanza, aparece en la prensa oficial, anunciada a bombo y platillo, una nueva campaña para recuperar las instalaciones y ponerlas a funcionar debidamente.

Hasta ahora, a pesar de algunos cambios cosméticos introducidos en su administración, después de inicios siempre triunfalistas, los fracasos se han repetido y los viejos clubes-balnearios, convertidos por decreto en "círculos sociales obreros", nunca han vuelto a ser absolutamente nada. ¡Cosas del sistema! 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 36 ]

Imagen de Anónimo

Unos de los clubes que eran parte de lo que se llmaba el "Big Five" era el Casino Español, cuyas RUINAS se encuentran entre el HYC y el Club Nautico. El Casino Militar se encontraba entre el Casino Español y el HYC. En los años cincuneta estos dos ultimos compraron la propiedad, demolieron el edificio y ampliaron parte de la playa.El Casino Español tenía en el Paseo del Prado un club de hombres, hoy dia creo que es el "palacio de las bodas". Los hombres que eran  socios del Casino,  utilizaban tanto la Playa como el club de Prado. En este último había gimnasios, salas de juego con billar, mesas para domino y poker, restaurant y bar. Generalmente estos eran usados al mediodía o al atardecer.

Imagen de Anónimo

En el año 1964, despues de una reparacion y mantenimiento, comenzo una nueva etapa para los CSO, controlado por los Sindicatos habia que mostrar el carnet sindical en algunos de ellos, otros tenian entrada libre, yo recuerdo de modo particular el "Lumumba", antiguo Miramar Yach Club, sus areas deportivas funcionaban, areas de mar y playa limpias, cafeterias surtidas, las matines de los domingos por la tarde marcaron una epoca en la juventud habanera de aquellos tiempos y la masividad en el auge del "casino", salir para la 5ta. avenida y el ambiente era espectacular, la pizeria Mare Aperto, el Coney Island, las guaguas (Leyland recien adquiridas), una tras de otra para el Vedado, Centro Habana, Vibora, en fin, que la Revolucion de los humildes, por los humildes y para los humildes, comenzaba a reinvindicar el acceso masivo, incluyendo los negros, que antes eran discriminados en aquellas instalaciones, los precios accequibles para todos, pero regreso el comandante y mando a parar, y Carlos Puebla no le volvio a cantar.

Imagen de Anónimo

DDC debería hacer una nota sobre lo que puede hacer un cubano de a pie con su tiempo ocioso. Y sus costos. Llegar a cualquier playa de Habana del Este puede ser una odisea, si es que no cuenta con algún medio de locomoción (por lo menos una moto).La juventud sólo se contenta con tomarse unas cervezas de pipa, comer una pizza en el Di Tu e ir al cine. Los muchachos de la UCI que tienen a su cargo la neutralización de estos comentarios, tal vez accedan a alguna jabita por sus "servicios".Salir del país, jugar tenis, golf, ir a una paladar o un hotel, esos ya son lujos que sólo pueden darse los hijos de Fidel y Raúl.

Imagen de Anónimo

Mi familia pertenecia a Hijas de Galicia. Su costo?  Exactamente cero, porque estaba incluido en una tarifa mensual de 3 pesos que cubria la clinica y que daba derecho a disfrutar del balneario. Tenia taquillas, duchas, dos canchas de squash, ademas de por supuesto la playa. La cafeteria y el restaurante eran muy economicos.

Imagen de Anónimo

To the person who commented at 10.08 and talks about the Biltmore ," opened to the public " by the Revolution . How long was it opened to the public ? Not for long ... Some were opened to the public , not the most exclusive that were reserved to the new Fidelista class . The ones that catered to the middle classes before , later were reserved for official memberships , such as Communist Party , trade uniom ,etc. but soon were abandoned and left in complete disrepair . Most are now a ruin , like everything in Cuba . However , now , they want to repair them and use them to attract international tourism of wealthy people , and Cubans can´t use them , unless you´re a member of the Red princes , the new elite . I´ll never understand why rich non Cubans are " wonderful " but middle class cubans have to be condemned ... Why don´t you talk about that and about the general and horrible fall in living standards for all Cubans ? Oh ! And my family wasn´t a member of any of those clubs . We used to go to La Concha , which was public and you only had to pay a small fee to use the facilities , clean and respectable . Also , we used to go to Boca Ciega , which was free .

Imagen de Anónimo

Que se lo den a los cuentrapropistas y que los pongan a ofrecer servicios y entretenimientos.  No me gusta para nada ver las cosas deteriorarse y que hay gente con iniciativas y potencial y la poblacion  necesita servicios de calidad y un poco de belleza y entretenimiento.  

Imagen de Anónimo

¿Por qué no publica DDC una lista de propiedades inmuebles -residencia habitual y casas de recreo- inversiones, clubes y tiendas de la cupula del gobierno cubano?

Imagen de Anónimo

Aqui les dejo algunas curiosidades :1- La casa de Fidel (Punto Cero) esta por la zona del hoyo 14 del Havana Biltmore Yacht and Country club .2-En 1958 ese club tenia 3940 miembros .3-Fulgencio Batista era el miembro #10184-El club tenia 36 hectareas (2.68 caballerias cubanas)5-Eso y mucho , pero mucho mas , es de un solo socio . Saquen ustedes sus propias conclusiones .

Imagen de Anónimo

Uno de tantos logros del castrismo...y aun siguen jorobando cara...y raulito se rie como una foca de todo y de todos...hasta cuando liborio hasta cuando.

Imagen de Anónimo

Havana Biltmore Yacht and Country Club.  A private club offering a yacht basin, golf course, tennis, bowling, baseball diamond, basketball court, swimming (beach and pool), fine dining, bar. Frequented by the famous and elite of Havana prior to the Castro revolution and then became government-owned and opened to the public.