Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
15:47 CET.
Economía

Cuba, un país de 'riesgo alto' para la inversión extranjera, según un estudio

Los riesgos políticos a los que se enfrentan actualmente las empresas que operan en Latinoamérica son "muy altos" en Venezuela y Haití, según el Mapa de Riesgo Político 2013, que además atribuye un "riesgo alto" a Argentina, Bolivia, Ecuador y Cuba.

Según el estudio, publicado este jueves por la compañía de análisis Aon, los riesgos políticos para las empresas presentes en mercados emergentes aún son "considerables", pero se han reducido respecto a 2012, cuando los efectos de la Primavera Árabe, la crisis financiera internacional y las tensiones en el sur de Asia eran más notables, informa Europa Press.

En el caso de Cuba, los principales problemas son: impagos de la deuda, interrupción en la cadena de suministros, incapacidad del Gobierno para proporcionar estímulos, interferencias políticas, riesgos legales y vulnerabilidad del sector bancario, entre otros.

En comparación con el año pasado, el estudio, que no incluye a los Estados miembros de la Unión Europea ni de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), muestra un incremento en el número de países o territorios que han mejorado su calificación de riesgo, concretamente trece, mientras que solo doce de los 163 analizados experimentan un empeoramiento.

Para evaluar el nivel de riesgo, las empresas Aon y Roubini han realizado un análisis, contando también con las opiniones de más de 20 sindicatos de Lloyd's y aseguradoras corporativas.

Se han valorado seis factores de riesgo, relativos a la transferencia de divisas, el sistema legal y regulatorio, la interferencia política, la violencia política, el impago de la deuda soberana y la vulnerabilidad de la cadena de suministro.

Además, en la edición de este año se han incluido —aunque no se han utilizado para calcular la calificación global— otros tres factores: los obstáculos para hacer negocios, la vulnerabilidad del sector bancario y el riesgo de que no haya estímulo fiscal.

Aquellos países que han mejorado son Armenia, Azerbaiyán, Bahréin, Barbados, Bielorrusia, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, Macedonia, Montenegro, Omán, Pakistán, Suazilandia y Tailandia.

La lista de los que han empeorado la integran Argelia, Camerún, Chad, Etiopía, Madagascar, Malí, Namibia, Moldavia, Panamá, Paraguay, Turkmenistán y Uzbekistán.

En cuanto a Latinoamérica, hay dos países con riesgo muy alto —Venezuela y Haití—, y varios con riesgo alto, como Argentina, Bolivia, Ecuador y Cuba.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

A los castros hay que dejarlos con el embargo , mas dinero mas represion. El levantamiento del embargo no supone mejoria para el pueblo, si acaso algunas migajas mas. los cagastros son los que tienen la obligacion de abrir el pais a la democracia y la libre empresa. Entonces vamos a conversar. Pepe el Maceta

Imagen de Anónimo

CUBA, PARAÍSO PARA LA INVERSIÓNExisten algunos estímulos a la inversión extranjera mediana en Cuba (algo que los españoles descubrieron y disfrutan desde hace tiempo) ya que el país resulta un paraíso laboral y fiscal, la ausencia de un sindicato (que ha sido sustituido por una organización política virtualmente anexa al PCC) lo cual garantiza la ausencia absoluta de conflictos laborales, un salario absurdo, donde un empleado gana en un mes lo que otro en un país normal en dos o tres horas de trabajo, y otras muchas ventajas, como la ausencia de reglamentos de seguros sobre la propiedad y los riesgos, curando en salud al inversor de cualquier desagradable demanda, y por último y lo más importante y que, claro, una institución formal no puede mencionar, es la independencia total del sistema bancario cubano, que permite cualquier negociación fiscal y transferencias al exterior de la forma más discreta, todo esto y más, hacen definitivamente un exquisito lugar para la inversión extranjera. El pecado capital del CDP fue entregar más de 30,000.00 millones al gobierno cubano, una cifra que difícilmente hubieran pagado nunca, aún en circunstancias normales, no ya en medio de una economía nacional que presenta una crisis permanente.

Imagen de Anónimo

Estoy de acuerdo con el comentarista de las 8:01 pm ya es hora que los EUA tomen acciones más eficientes en el tema cubano apartándose de las restricciones impuestas al régimen desde ya más medio siglo que no han servido de nada, pero de nada servíria de nuevo si se liberasen  recursos al régimen si este no está dispuesto a cambiar y quiere seguir con el control absoluto de la vida del pais, el régimen debe primero que todo adaptarse a las condiciones actuales de las reglas comerciales y respetar en completa legalidad el libre funcionamiento y flujo de inversiones y capitales extranjeros y porque no tambíen nacionales como debe ser en este mundo moderno, si los EUA echan abajo el embargo y permiten créditos etc en las condiciones y reglas que el régimen impone actualmente a los inversionistas nuevamente los intereses norteamericanos se verán afectados en un futuro no lejano, el régimen debe cambiar sus leyes reglas y controles primero y despúes hay que sentarse a conversar con ellos, en cuanto a los cambios politicos me temo que los tendrán que ganar los cubanos centimetro a centimetro porque esos no les importan al capital, ahí está el caso de China.

Imagen de Anónimo

 la Cuba castrista es todo riesgo para la inversión extranjera pero para los cubanos ha sido misión imposible,...consecuencias ... la perdida casi total de la identidad nacional y una deuda impagable del régimen al nivel de vida y el disfrute de la población. 

Imagen de Anónimo

Esta noticia es para mi la confirmación de la conveniencia diplomática y moral que tiene para los EEUU  presentar en la Asamblea General ONU, esa que casi unánimemente vota anualmente en contra del embargo, una solución parcial al problema que se supone quiere solucionar la AG con su condena. Se trata de la suspensión unilateral por parte de EEUU de los aspectos económico y comercial condicionados a que Cuba acceda a sentarse a negociar el aspecto financiero tomando en cuenta las afectaciones a las propiedades de entidades norteamericanas. Cuba, a quién sólo le interesa realmente el aspecto financiera no verá con buenos ojos la propuesta, además de que probablemente no esté dispuesta a dar seguridades jurídicas y aceptar compromisos de pago serios en plazos y condiciones establecidos, con esa postura y esta calificación de "riesgo muy alto" el gobierno de la isla no conseguiría a muchos incautos que quisieran poner en riesgo sus recursos, pero a partir de sus negativas, la supuesta sustentación moral de las resoluciones condenatorias al embargo por parte de la Asamblea se habría diluido en la rigidez de la postura cubana. Con esta acción, de paso, los EEUU echarían una mano eficiente a la democratización de Cuba y socavaría el mito "progre" de una Cuba socialista, justiciera y ética. Cartacuba.

Imagen de Anónimo

Con todos mis respetos a esta agencia de riesgos, el principal problema del régimen castrista es su irresponsabilidad con las deudas, su historial como deudor, lo que es mucho más grave que la panoplia de indicadores referidos en este trabajo. Lo que cierra las puertas a los mercados de capitales es la negativa del castrismo a asumir la deuda contraida con el Club de Paris, que supera los 30.000 millones de dólares prácticamente la mitad del PIB de la economía castrista. Si no pagan van a tener muy difícil que alguien responsable les preste. Siempre habrán aventureros que pueden arriesgar sus fondos por motivos políticos. Allá ellos, pero los inversores responsables huyen de los Castro como de la peste. Si a ello se añade la improductividad, ineficiencia y falta de competitividad del mastodonte estatal que han creado en estos 55 años, apaga y vámonos. No hay informe de riesgos que resista. Créanme yo antes invertiría en cualquier banco de Chipre, por muy mal que estén las cosas.