Miércoles, 24 de Julio de 2019
Última actualización: 01:51 CEST
ASTRONOMÍA

El asteroide Psyche 16 existe, pero no contiene oro para convertir a nadie en millonario

Imagen recreada del asteroide Psiche 16. (URIKYO33/PIXABAY)

El asteroide conocido como Psyche 16, que se hizo viral hace pocos días por informaciones sobre su materia, existe, pero no tiene la cantidad de oro que han supuesto haría millonarios a todos los habitantes de la Tierra.

Se trata de un fake news reproducido por varios medios, según la startup sobre transparencia informativa Newtral.

El origen de la información, de acuerdo con el medio español, "está en las declaraciones vertidas a Oilprice.com por Scott Moore, director ejecutivo de Euro Sun Mining, una joven empresa canadiense dedicada a la extracción de minerales en Europa.

Psyche no tiene las características que se le atribuyen. Aunque fue descubierto en 1852, ha saltado a los medios por una misión que la NASA tiene previsto realizar en 2022. La agencia no hace ninguna mención al oro en la composición del asteroide, hablando únicamente de hierro y níquel.

"El objetivo de la misión de la NASA no sería el de la extracción y explotación comercial de metales, como sugieren varios medios, sino estudiar el núcleo de un planeta terrestre directamente, ya que no puede hacerse de otra manera: 'Psyche ofrece una ventana única a una violenta historia de colisiones y acrecentamiento que crearon los planetas terrestres'. El aterrizaje está previsto para 2026, y el periodo de observación duraría 21 meses", señala Newtral.

El Dr. Josep M. Trigo-Rodríguez, investigador principal del Grupo de Meteoritos, Cuerpos Menores y Ciencias Planetarias del Instituto de Ciencias del Espacio (CSIC) y del Instituto de Estudios Espaciales de Catalunya (IEEC), ha explicado al medio que cuerpos como Psyche son núcleos metálicos de planetas extintos.

"Están compuestos principalmente de hierro y níquel, materiales que forman aleaciones de camacita y taenita, dos minerales que solo se encuentran en la Tierra debido a los meteoritos caídos del espacio. De ahí parte el interés de la NASA en estos asteroides: son fuente de metales".

Sin embargo, el Dr. Trigo-Rodríguez, afirma que el contenido en otros metales preciosos (incluido el oro) sería mucho más bajo. Hasta el punto de que se encontraría cinco millones de veces menos oro que hierro en los materiales que dieron origen a estos cuerpos. A pesar de ello, durante la diferenciación química, estos núcleos se habrían enriquecido como parte del proceso de segregación química del núcleo metálico.

Según el investigador, los resultados de la extracción de metales podrían ser sustantivos "si se consiguiese desarrollar su explotación de manera efectiva".

El científico cree que esta labor será todo un reto para generaciones futuras, pero que por ahora están en el terreno de la "ciencia ficción". Los asteroides han sufrido colisiones que han alterado su composición original, lo que no facilitaría a priori la extracción de metales.