Viernes, 23 de Agosto de 2019
Última actualización: 02:34 CEST
ALIMENTACIÓN

En 2040 la mayor parte de la carne que comeremos no será carne

Hamburguesa de carne. (ABC)

La mayoría de la carne que comeremos en 2040 no provendrá de animales, según un informe citado por The Objective y que predice que el 60% será carne artificial —también conocida como carne in vitro— o se reemplazará por productos de origen vegetal que saben a carne.

El reporte de la consultora global AT Kearney, basado en entrevistas con expertos, destaca los "fuertes impactos ambientales" de la producción de carne convencional y las preocupaciones que las personas tienen sobre el bienestar de los animales en la agricultura industrial.

"La industria ganadera a gran escala es vista por muchos como un mal innecesario (…) Con las ventajas de los nuevos sustitutos, como la carne vegana y la carne cultivada, es solo una cuestión de tiempo que formen parte de cuota de mercado sustancial", señalan.

La industria cárnica convencional recauda más de 1.000 millones al año. Sin embargo, el enorme impacto que tiene sobre el medioambiente ha quedado demostrado en estudios científicos recientes, desde las emisiones que provocan, hasta los hábitats silvestres destruidos por las tierras de cultivo y la contaminación de los ríos y océanos.

Compañías como Beyond Meat, Impossible Foods y Just Foods que usan ingredientes vegetales para hacer hamburguesas o huevos están creciendo rápidamente.

AT Kearney estima que se han invertido 1.000 millones de dólares en dichos productos veganos, incluso por parte de aquellas compañías que dominan el mercado de la carne convencional. Beyond Meat recaudó 240.000.000 de dólares cuando la compañía salió a bolsa en mayo y sus acciones se han duplicado desde entonces.

The Objetive recuerda que otras compañías están trabajando en el cultivo de células de carne para producir carne real sin necesidad de criar y matar animales. Ninguno de estos productos ha llegado aún al consumidor, pero AT Kearney predice que la carne cultivada dominará a largo plazo porque reproduce el sabor y la sensación de la convencional de forma más similar que las alternativas basadas en plantas.