Viernes, 23 de Agosto de 2019
Última actualización: 14:59 CEST
seguridad

¿Viajas en los asientos traseros del carro? Es más peligroso

Maniquíes de prueba en los asientos traseros de un automóvil. (IIHS.ORG)

Un nuevo estudio realizado por el Instituto de Seguros para la Seguridad en Carreteras (IIHS) de EEUU concluyó que los pasajeros que viajan en los asientos traseros de los vehículos corren mayor peligro en caso de un accidente.

Según recogió el sitio de noticias Infobae, la investigación enfatizó que los estándares de seguridad para el piloto y copiloto han evolucionado, pero la seguridad en la parte trasera se ha visto rezagada.

El problema se debe a la diferencia que hay en los sistemas de retención que se usan. Mientras los pasajeros de delante están protegidos por bolsas de aire frontales y hasta laterales, los pasajeros de atrás solo cuentan con el cinturón de seguridad para ayudar a mitigar el impacto en caso de un choque.

Tras un análisis de los casos de lesiones y muertes que hubo en 2014 entre los pasajeros traseros, del IIHS encontró que, aunque no ponerse el cinturón de seguridad fue un factor importante, muchos adultos mayores y niños mayores de nueve años sufrieron lesiones incluso cuando estaban usándolos.

Asimismo, señaló que las condiciones que controlan la tensión y la fuerza de los cinturones de seguridad en la parte delantera de los vehículos, a veces no está presente en los demás asientos.

Para llegar a esta conclusión, la organización analizó 117 choques. En 37 casos murió un pasajero, la mayoría pudo haber sobrevivido, lo que significa que había espacio en el automóvil. Por otra parte, las lesiones en el tórax fueron las más comunes, seguidas por las de la cabeza y cuello.

De acuerdo con los investigadores, los cinturones y las bolsas de aire en la parte de enfrente del coche mantienen alejados a los pasajeros del volante, tablero y otras estructuras en caso de accidente. Los cinturones de seguridad, por ejemplo, tienen controles de fuerza que permiten que se enrolle la cinta antes de que la fuerza se dispare.

Sin embargo, en el asiento trasero no hay bolsas de aire delanteras y los cinturones de seguridad suelen carecer de tensores de choque y controles de fuerza.

Es revelador que en varios de los casos analizados, los pasajeros que viajaban en la parte trasera sufrieron peores heridas que los que viajaban en la parte delantera.

Para ayudar a reforzar la seguridad, el IIHS propone a los fabricantes de automóviles que garanticen un diseño más estricto y efectivo en los asientos traseros e incluso introducir bolsas de aire, las cuales podrían desplegarse desde el techo.

"Estamos seguros de que los fabricantes de vehículos pueden encontrar una manera de resolver este enigma en el asiento trasero como lo hicieron en la parte delantera", dijo David Harkey, presidente del instituto.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la seguridad vial como uno de los problemas más graves de nuestro tiempo. Según sus datos, se registran alrededor de 1.250.000 muertos y 30.000.000 de heridos al año en todo el mundo.