Miércoles, 24 de Abril de 2019
Última actualización: 01:55 CEST
ARTES VISUALES

¿Quién paga para quemar al rey de España?

'Ninot' expuesta durante ARCO. (LA RAZÓN)

La obra Ninot, de Santiago Sierra y Eugenio Merino, una representación en cera del rey de España Felipe VI de cuatro metros y medio de alto, fue una de las atracciones de la feria de arte ARCO.

Pese a ello, la pieza está todavía a la espera de comprador en un almacén de una empresa especializada, señaló el diario ABC.

Un portavoz del estudio de Santiago Sierra ha señalado que la obra fue trasladada desde la feria al citado almacén una vez concluyó ARCO. Los responsables de la obra abonaron un mes de seguro a una empresa especializada en "montajes y desmontajes" de piezas de arte para mantenerla allí.

Este mismo portavoz ha señalado que continúa "el proceso de negociación" abierto durante la feria con un coleccionista español, si bien debido a las complicaciones que conlleva la obra, todavía se están cerrando distintas cláusulas.

"El cliente quiere informarse y nosotros no tenemos prisa", ha señalado el estudio, que confirman que la venta "no será inminente".

La obra se vende por 200.000 euros y el comprador debe firmar un compromiso por escrito: que la quemará durante el año en curso, y que ese acto será grabado a modo de performance. El propietario se quedará con la imagen y las cenizas, "la calavera", como lo ha definido la galerista, Ida Pisani.

"La finalidad de esta obra es ser quemada, como la de cualquier ninot", subrayó Pisani. 

Durante la celebración de ARCO, el estudio de Sierra ya adelantó el interés de un coleccionista español por delante de otros, que también preguntaron por la obra.

"Ha habido interés de Europa y Sudamérica, pero este comprador está dispuesto a quemar la obra, algo que echaba para atrás a otros interesados", señaló.

El primer día de feria, todas las ofertas por la enorme figura procedían de fuera de España, y una de mayor peso procedente de un museo panameño, tal y como confirmaron desde la galería italiana Prometeo, que albergó la pieza durante ARCO.

Pero hasta el momento se desconoce quién pagará por reducir a cenizas al rey de España.