Miércoles, 24 de Abril de 2019
Última actualización: 15:36 CEST
DROGAS

¿Música clásica para una marihuana 'superior'?

Planta de marihuana. (CONCIERTO.CL)

La Guardia Civil española ha detenido en Alicante, Valencia, a cinco hombres acusados de producir y distribuir marihuana, reportó Europa Press. Lo novedoso es que tenían 2.000 plantas en tres cultivos interiores a las que cuidaban con música clásica las 24 horas del día a través de un hilo musical, con el fin de mejorar la calidad del producto.

Los agentes les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública, blanqueo de capitales, falsedad documental y alzamiento de bienes, según ha informado el instituto armado en un comunicado citado por la agencia europea.

Fueron incautados más de 33 kilos de marihuana. Los detenidos son dos hombres de nacionalidad sueca, de 40 y 55 años, dos españoles, de 36 y 46 años, y un alemán de 35 en un operativo desarrollado con la colaboración de agentes de Policía Judicial de Crevillent y Almoradí y la Europol.

El considerado líder de la organización, de nacionalidad sueca, ya había sido detenido en años anteriores como presunto miembro de otra peligrosa organización afincada en Madrid. Estaba siendo investigado en su país de origen por distribución de sustancias estupefacientes y blanqueo de capitales.

Los investigadores averiguaron que se valía de varias sociedades patrimoniales tanto en España como en Suecia para llevar a cabo este blanqueo.

La organización alquilaba a nombre de terceros inmuebles y naves en diferentes localidades de la provincia de Alicante, por los que pagaban alrededor de 3.000 euros mensuales, y donde instalaban sistemas de cultivo indoor de marihuana.

Los inmuebles se encontraban totalmente aislados y pasaban desapercibidos con sistemas avanzados de cultivo que permitían el auto funcionamiento, desvinculándose así de ellos. Los agentes calculan que estarían realizando unos cuatro cultivos al año, obteniendo como beneficios netos unos 80.000 euros por cada uno, en total 320.000 euros.

El supuesto cabecilla de la organización vivía en una finca de lujo en Elche valorada en más de un millón de euros, aunque habían alquilado también un chalé de lujo en Almoradí, valorado en medio millón, para que vivieran el resto de los componentes.

Durante los cinco registros llevados a cabo en Elche, Crevillent, Aspe, Almoradí y San Miguel de Salinas, además de las plantas incautadas, la Guardia Civil ha confiscado, además de los 33 kilos de marihuana envasada, diez gramos de cocaína, 11.000 euros en efectivo, una escopeta con silenciador casero, cuatro vehículos de alta gama y dos motocicletas de gran cilindrada, además de numerosa documentación.