Martes, 16 de Julio de 2019
Última actualización: 19:03 CEST
Venezuela

¿Qué se puede comprar hoy en Venezuela con un salario mínimo?

Cantidad de Bolívares necesarios para comprar unos pocos tomates en 2018. (NPR)

Este 1 de mayo de 2019 fue atípico en Venezuela. No se trató solamente de que el día antes había ocurrido un alzamiento fallido en las filas castrenses en apoyo a Juan Guaidó. Resultó diferente porque por primera vez, en más de 40 años, no hubo un anuncio presidencial en relación con el incremento del salario mínimo.

Desde que Venezuela vivió la primera bonanza petrolera, en coincidencia con el primer Gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-1979), en el país se hizo habitual el anuncio del aumento del salario mínimo cada 1 de mayo. La costumbre se instauró a partir de 1977. 

Antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, el incremento era consensuado por el poder ejecutivo con la principal central sindical y el gremio empresarial. El chavismo echó al traste este modelo tripartito, pero mantuvo la tradición de anunciar aumentos los 1 de mayo.

En este primero de mayo de 2019 no hubo un anuncio presidencial en la materia. Nicolás Maduro habló largamente por la radio y la televisión para defender a su Gobierno, alabó la lealtad militar, pero se olvidó de la condición de "presidente obrero" de la que se precia. El Día del Trabajador en Venezuela no hubo anuncios oficiales para los trabajadores.

En esta ocasión, el aumento del salario mínimo se publicó en Gaceta Oficial y solo Francisco Rodríguez, de la comisión laboral de la Asamblea Nacional Constituyente, ratificó la veracidad del documento, ya que ante la falta de anuncios oficiales, incluso se dudó del asunto.

El salario mínimo fue fijado en 40.000 bolívares, lo cual equivale a 7,7 dólares en el sistema cambiario gubernamental denominado DICOM, que cerró el 3 de mayo con una tasa de 5.203 bolívares por cada dólar. El llamado bono de alimentación se fijó en 25.000 bolívares (4,8 dólares). Este bono no tiene incidencia en las prestaciones sociales ni en la seguridad social de los trabajadores, ya que es un pago adicional al salario.

Venezuela tiene hoy el salario mínimo más bajo de todo el hemisferio, incluso por debajo de Cuba y Haití. Según el régimen castrista, el salario medio en Cuba —que en la práctica funciona como el mínimo—, se ubica en unos 30 dólares al mes. En Haití el menor ingreso para un trabajador al mes equivale a 75 dólares mensuales.

En el resto de países americanos, los montos se ubican por encima de 100, 200 y hasta 400 dólares por mes.

"Para entender la tragedia que se vive en Venezuela, que hace necesaria hoy la ayuda humanitaria, o para entender por qué la gente emigra de forma masiva, allí en la destrucción del poder adquisitivo de los trabajadores está la explicación", sostiene Oscar Meza al ser consultado por DIARIO DE CUBA.

Meza es el responsable del Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros. Desde hace algo más de dos décadas publica un reporte mensual sobre el costo de la Canasta Alimentaria Familiar. Cada mes, Meza y sus asistentes recorren mercados y abastos, principalmente en Caracas, para registrar la variación de precios en 60 productos, pensando en el consumo promedio de una familia de cinco miembros.

La canasta alimentaria, en la última medición dada a conocer en abril, se ubicó en 1.555.866 bolívares (equivalente a 299 dólares según la tasa DICOM del 3 de mayo). Se requieren 38 salarios mínimos para poder acceder a estos 60 productos básicos.

"Ha ocurrido una verdadera destrucción del poder adquisitivo en Venezuela y eso afecta no solo a los obreros, sino a todos los empleados que viven de un salario", precisa Meza.

En la visita a un mercado que hizo este corresponsal, pudo constatar que con los 40.000 bolívares del nuevo salario mínimo, en Venezuela, escasamente se pueden comprar un cartón de huevos (30 huevos de gallina) y un kilo de queso blanco. No alcanza para nada más.

"Nosotros en realidad nos las arreglamos con la comida y medicinas que nos dan los propietarios, los vecinos, pues lo que me paga la empresa de vigilancia, que es lo mínimo, apenas me sirve para los pasajes (en el transporte público)", le comenta a DIARIO DE CUBA el vigilante José Castillo. Este guardián trabaja formalmente para una empresa privada de vigilancia y presta sus servicios en una urbanización de clase media profesional en la ciudad de Barquisimeto.

En 2018, en plena vorágine hiperinflacionaria, Maduro decretó a lo largo del año seis aumentos en el salario mínimo. En 2019 el régimen decretó un aumento en enero y otro, este último de abril.

Sin embargo, varios economistas consideran que cualquier aumento salarial se va a evaporar rápidamente si no está acompañado de otras medidas económicas, dirigidas a abatir realmente la inflación.

Para 2019, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una inflación en Venezuela de 10.000.000%. En 2018, según estimaciones de técnicos de la Asamblea Nacional, la inflación fue de 2.295.981%. El estatal Banco Central de Venezuela dejó de ofrecer estadísticas oficiales de inflación y otros indicadores económicos desde 2015.

1 comentario

Imagen de Balsero

Es muy triste. Y si no cambia el gobierno, la situación empeorará.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.