Lunes, 19 de Agosto de 2019
Última actualización: 20:25 CEST
Venezuela

Juan Guaidó y la estrategia del cambio en Venezuela

Juan Guaidó en Petare. (A. CAÑÍZALES)

Hasta el 4 de enero de 2019 Juan Guaidó era un diputado de la Asamblea Nacional. No era el de mayores apariciones públicas, ni parecía entonces una figura política de peso. El 5 de enero asumió la presidencia del Parlamento venezolano y literalmente comenzó a escribirse otra historia.

Guaidó llegó a la presidencia de la Asamblea Nacional gracias a una combinación de factores. Por un lado, prevaleció un acuerdo político pactado en 2015 para que los partidos políticos de la alternativa democrática se pudieran alternar al frente del Parlamento.

En segundo término, la irrupción de Guaidó fue producto también de la propia represión del chavismo. Encarcelado Leopoldo López, exiliado en EEUU Carlos Vecchio, asilado en la embajada de Chile Freddy Guevara, terminó tocándole a Guaidó colocarse al frente del partido Voluntad Popular. Era el cuarto en la línea de mando y su hora llegó también por este azar.

A partir del 23 de enero, cuando en un emotivo acto de proclamación, con centenares de miles de venezolanos en las calles exigiendo la salida de Nicolás Maduro, Guaidó pasó a simbolizar la posibilidad cierta de un cambio.

"La idea del cambio sigue siendo una idea muy poderosa entre los venezolanos y Guaidó se conectó con ella", asegura a DDC el consultor en estrategia política-electoral Oswaldo Ramírez.

A juicio de este analista, "el cambio comenzó el 23 de enero. Fue una gota que derramó el vaso con lo que venía un sistema de pesos y contrapesos en la política venezolana" hasta ese momento.

De hecho, en enero de 2018, según la encuesta nacional de Hercon Consultores el 74,5% de los consultados consideraban urgente un cambio en la conducción del país y apenas un 21,3% apostaba a que Maduro prolongara su mandato.

El gran problema de hace un año atrás es que no se visualizaba ni un liderazgo para desencadenar el cambio ni se veía con claridad una ruta. Hasta que apareció Guaidó.

Guaidó es la antítesis de las figuras del chavismo. No tiene un discurso grandilocuente, se enfoca en problemas específicos de la población, y de forma exitosa ha establecido una suerte de mantra con los tres objetivos que se deben perseguir en este momento: el cese de la usurpación, el ingreso de ayuda humanitaria y la realización de elecciones libres.

En la mayoría de los actos hay una carga de simbolismo: uso de la bandera nacional (la original con siete estrellas, a la que Chávez le hizo agregar una), recuperación del himno nacional (estaba cooptado y usado con la voz de Chávez en los actos públicos), la forma de presentarse  de Guaidó con su esposa e hija. Todo ello alimenta una nueva narrativa que va consolidándose como opción real de poder y con capacidad de desencadenar una transición democrática en Venezuela.

"En la medida que ha ido avanzando el tiempo, a partir del 23 de enero, se va tomando conciencia que la materialización del cambio, por ejemplo con el cese de la usurpación del poder por parte de Maduro, no se alcanza con un chasquido de dedos, la gente saber que no hay una solución mágica", sostiene Ramírez.

Un gran cambio, sin duda, ha sido la sincronía que existe hoy entre las acciones de Guaidó y la estrategia internacional de actores de peso, particularmente de EEUU. Tal alineación le ha dado nuevas esperanzas a la población.

Según Ramírez, el chavismo y Nicolás Maduro perdieron la capacidad de brindarle prosperidad a la población. "Eso erosiona cualquier base de apoyo a Maduro. El chavismo perdió su capacidad de resolver los problemas, que por cierto el mismo chavismo creó."

Este 12 de abril Guaidó visitó la zona de Petare, la favela más populosa de América Latina con más de un millón de habitantes y conformada por diversos barrios interconectados. Petare está en el extremo este de Caracas. Ha sido la primera visita del presidente encargado a una zona otrora bastión del chavismo, y además se canalizó ayuda humanitaria para los más necesitados. Todo ello contribuyó a que esta visita estuviera cargada de simbolismo.

En la noche de ese mismo 12 de abril, Guaidó apareció en el estado (provincia) Zulia, en el extremo occidental de Venezuela, y la zona más golpeada por la crisis eléctrica. Dos años antes de la ola de apagones registradas a partir de este 7 de marzo, ya el Zulia padecía una ola de apagones de hasta 24 y 48 horas consecutivas.

En las últimas semanas también ha sido la región más castigada en los planes de racionamiento oficial. En Maracaibo, la capital, se tienen cuatro horas diarias de electricidad por otras 20 sin servicio.

En febrero algunos analistas plantearon que el fenómeno Guaidó se desinflaría si no se producía rápidamente un cambio. El fervor popular con el que es recibido en las zonas populares más bien contradice esa hipótesis.

Y es notable ya que la radio y la televisión tienen prohibición de mostrar o entrevistar a Guaidó. Cuando tienen lugar sus alocuciones en actos públicos el régimen suele interrumpir el servicio de internet y bloquea redes sociales, pero aun así Guaidó simboliza la idea del cambio en Venezuela.

Para Ramírez, el cambio es inevitable en este 2019 y considera que cada día que pasa no juega en contra de Guaidó, al menos no necesariamente: "el chavismo puede creer que cada día que pasa es un día de ganancia por lograr permanecer en el poder, pero cuidado si la caída no es más fuerte. Porque esa energía social, ese descontento que crece cada día, cuando logre ser canalizado, hará mucho más compleja la supervivencia del política del chavismo".

1 comentario

Imagen de Ricardo E. Trelles

// Si siguen esperando que UN LÍDER los encamine y resuelva sus problemas seguramente van a seguir mal // - - - - - - DESDE 2016 la Asamblea Nacional, elegida democráticamente, TENÍA que: - - - - - - 1. Aumentar el apoyo popular de cada uno de sus delegados (lo que intentó ahora Guaidó 12/04/2019). - - - - - - 2. SOMETER AL PODER CIVIL A LOS MILITARES. Esto es todavía posible, pero parece que ni piensan en eso  porque requiere un nivel alto de comprensión de la sociedad humana y su gobernación.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.