Miércoles, 17 de Julio de 2019
Última actualización: 22:51 CEST
VENEZUELA

Mientras inicia el tercer día de apagón, Guaidó convoca a nuevas protestas

Maduro en una rueda de prensa en Miraflores. (EFE)

—Guaidó convoca nuevas protestas en Venezuela, que entró en su tercer día de apagón. Venezuela entró el miércoles en el tercer día de un apagón masivo que sumió nuevamente en la angustia a sus habitantes, convocados por el líder opositor Juan Guaidó a una nueva jornada de protesta el próximo sábado.

El servicio se mantenía intermitente en Caracas y otras regiones, tras una nueva falla registrada en la madrugada del miércoles que, según el más reciente comunicado del Gobierno, afectó la recuperación del 85% del servicio lograda hasta la noche del martes.

La caída fue "producto de la inestabilidad derivada del ataque", añadió el reporte, que reitera que el apagón resultó de un incendio en la hidroeléctrica Guri, del cual el presidente Nicolás Maduro culpa a la oposición. Guri genera el 80% de la electricidad del país.

El Gobierno no dio un estimado de la afectación actual ni de cuándo se normalizará la situación.

El caos, en tanto, continuaba por la suspensión del bombeo de agua, la parálisis del transporte, incluido el metro de Caracas, y la afectación parcial de las comunicaciones y la banca electrónica, vital por la escasez de efectivo que genera la hiperinflación.

Ante ello, Guaidó convocó para el sábado a una protesta nacional.

"Cada vez que a usted le falte la luz, el agua, el gas, el transporte, no es momento de acostumbrarse, es momento de exigir nuestros derechos", afirmó Guaidó.

El desespero es palpable. "Sales y no sabes ni siquiera si llegas a tu casa, si consigues para comer, y ahora la luz y el agua, nada, estamos viviendo lo más desagradable que se ha podido vivir en Venezuela", se lamentó Mildred Tejeras, ama de casa de 48 años.

El país de 30 millones de habitantes volvió a quedar a oscuras el lunes, casi 20 días después de sufrir el peor apagón de su historia, que paralizó el país durante una semana.

"La mercancía se daña, no hay agua, el transporte casi no funciona, no hay comunicación, yo no sé lo que pasa con mi familia, la inseguridad se agrava", fustigó Néstor Carreño, encargado de una pizzería que debió cerrar.

Además de la capital, el corte afecta a 21 de los 23 estados, según reportes de usuarios en redes sociales.

La crisis energética se ha convertido en el último frente de batalla por el poder entre Maduro y Guaidó.

Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y este miércoles reiteró que no descarta pedir al Legislativo que autorice el ingreso de una misión militar extranjera.

Washington, su más ferviente aliado, tampoco excluye una acción militar para deponer a Maduro, a quien se ha propuesto estrangular económicamente, con sanciones como un embargo petrolero, que se hará efectivo este 28 de abril.

—La OEA insta a Caracas a permitir el ingreso de ayuda humanitaria. El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) votó una resolución para "instar a las instituciones públicas de Venezuela, en especial las fuerzas militares y de policía, a que se abstenga de bloquear el ingreso de ayuda humanitaria" al país.

La resolución fue presentada por Colombia y secundada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, Guatemala, Panamá, Paraguay y Perú. Fue aprobada con 19 votos a favor, cinco en contra, 8 abstenciones y dos ausencias.

El Consejo reiteró el llamado en una resolución el pasado 5 de junio de 2018 sobre la ayuda humanitaria y defendió una declaración del Comité Jurídico Interamericano, que afirma "que la necesaria ayuda humanitaria enviada a la República Bolivariana de Venezuela no viola el principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados".

El pasado 23 de febrero, la frustrada entrada de ayuda humanitaria, enviada principalmente por Estados Unidos a instancias del presidente encargado Juan Guaidó, se saldó con disturbios y dejó siete muertos y cientos de heridos.

Una semana después, Estados Unidos impuso sanciones contra funcionarios de seguridad venezolanos por impedir el acceso de la ayuda. Los militares son el principal sostén del presidente socialista Nicolás Maduro, bajo cuyo Gobierno el país ha caído en una crisis con escasez de alimentos, medicinas e hiperinflación.

El representante de Venezuela, John Rafael Guerra, denunció la sesión, ya que argumentó que se celebró "contra la voluntad del Estado concernido". "No reconoceremos ninguna decisión de esta sesión", advirtió.

Nicaragua también rechazó la sesión, por no contar "con la anuencia del Estado concernido", una posición que secundó San Vicente y las Granadinas.

Uruguay solicitó una enmienda para incluir un inciso de la ONU para que la entrega de ayuda humanitaria sea imparcial y cuente con la anuencia de Venezuela, pero esta modificación fue desestimada por 20 votos en contra.

El representante de Colombia, Alejandro Ordóñez, defendió la resolución diciendo: "No podemos ser indiferentes y menos complacientes".

El representante de México, Jorge Lomónaco, llamó en tanto a "no polarizar la ayuda humanitaria".

Lomónaco, quien se abstuvo en la votación, ya que su país defiende la no intervención en la crisis, lamentó el "clima de polarización que en nada favorece a la resolución del conflicto".

La OEA está dividida con relación a la crisis venezolana. Aunque el organismo aprobó una resolución desconociendo a Maduro, solo 16 de los 34 miembros activos del bloque firmaron el 24 de enero una declaración reconociendo a Guaidó, quien para más de 50 países es el presidente interino de Venezuela.

—Trump dice que Rusia "tiene que salir" de Venezuela. El presidente Donald Trump dijo este miércoles que Rusia "tiene que salir" de Venezuela, en referencia a los militares rusos que llegaron este fin de semana al país caribeño, e insinuó que la vía castrense es el único mecanismo que permitiría a la Casa Blanca aumentar su presión contra el chavismo.

"Rusia tiene que salir", afirmó Trump al ser preguntado por la presencia militar rusa en Venezuela durante un encuentro inesperado en la Casa Blanca con Fabiana Rosales, la esposa del jefe del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, según reporte de EFE.

El pasado domingo, dos aviones castrenses rusos aterrizaron en el aeropuerto internacional de Maiquetía, y según el diario El Nacional, a bordo había unos 100 militares.

El Departamento de Estado estadounidense advirtió el lunes de que no se quedará "de brazos cruzados mientras Rusia exacerba las tensiones en Venezuela", pero Moscú ha defendido la legalidad de su cooperación militar con el Gobierno de Nicolás Maduro, al que EEUU y otro medio centenar de países consideran ilegítimo.

Preguntado acerca de qué puede hacer Washington para aumentar la presión sobre Maduro, Trump respondió: "Ahora mismo tienen mucha presión, no tienen dinero, no tienen petróleo, no tienen nada. Tienen mucha presión ahora mismo, así que, ya veremos".

"Fuera de lo militar, no se puede alcanzar más presión de la que ya tienen", agregó el mandatario, que reiteró que mantiene "todas las opciones abiertas".

Trump pareció contradecir así sus propias declaraciones de la semana pasada, cuando afirmó que su Gobierno "todavía" no había recurrido a unas "sanciones realmente duras" contra Maduro, y que aún tenía esa herramienta disponible si veía necesario aumentar la presión.

El presidente lamentó que Maduro "no acepte la ayuda" humanitaria que Estados Unidos ha posicionado en las fronteras de Venezuela, lo que consideró que "no es bueno desde un punto de vista político, ni siquiera desde el punto de vista de un dictador".

"Él (Maduro) prefiere que su gente se muera de hambre que recibir la ayuda", sentenció.

El vicepresidente, Mike Pence, también habló sobre la llegada de militares rusos a Venezuela durante su propia reunión con la esposa de Guaidó, que se produjo justo antes de que Rosales se desplazara al Despacho Oval para un encuentro con Trump y su hija, Ivanka, que no se había anunciado con antelación.

"Estados Unidos ve la llegada de aviones militares este fin de semana (a Venezuela) como una desafortunada provocación. Hoy llamamos a Rusia a detener todo su apoyo al régimen de Maduro, respaldar a Juan Guaidó y mantenerse del lado de las naciones en todo el continente hasta que se restaure la libertad", indicó Pence.

—Almagro responde a Rusia: la OEA sí tiene competencia sobre Venezuela. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, respondió este miércoles al Gobierno ruso, que cuestionó al organismo, y afirmó que tiene competencia para posicionarse sobre Venezuela porque su misión es "velar por la paz y la seguridad".

En un comunicado, la Secretaría General de la institución, liderada por Almagro, rechazó los "desinformados comentarios" de portavoces de la Cancillería rusa, que el martes consideraron que la OEA es un "órgano técnico" y, por tanto, no es quien para posicionarse sobre la cooperación entre Venezuela y Rusia.

Recordó al Kremlin que su "competencia fundamental es velar por la paz y la seguridad en la región" y, por tanto, "evitar el armamentismo, venga de donde venga, es propósito esencial de la organización, de la cual la Secretaría General es el órgano central y permanente".

El lunes, la Secretaría General tachó de "inadmisible" la llegada de tropas a Venezuela y este miércoles volvió a reiterar su "rechazo inequívoco" a la presencia de militares rusos en territorio venezolano por carecer de la autorización de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

Ese órgano de la OEA opina que la AN, de mayoría opositora, es la única institución democrática en Venezuela y, por eso, reconoce a su presidente, Juan Guaidó, como jefe de Estado interino.

La Secretaría General de la OEA afirmó que las "incursiones" rusas "constituyen un acto lesivo de la soberanía venezolana y son un instrumento de amedrentamiento represivo" destinado a perjudicar la "transición democrática" que lidera Guaidó.

La nueva polémica entre la Secretaría General de la OEA y el Kremlin se produce después de la llegada este fin de semana a Caracas de dos aviones castrenses rusos. Según informaron medios locales, a bordo de las aeronaves viajaban cerca de un centenar de militares y toneladas de equipamiento no identificado.

Rusia, fiel aliada del Gobierno de Maduro, ha defendido férreamente su cooperación militar con Caracas y ha rechazado "la injerencia destructiva" de otros Estados en los asuntos internos del país latinoamericano.

—EEUU condena ataque de "colectivos chavistas" contra un auto en el que iba Guaidó. Estados Unidos condenó los ataques ocurridos el martes en Caracas contra Juan Guaidó, a quien reconoce como presidente encargado de Venezuela, mientras recibe este miércoles a su esposa en Washington.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, manifestó que Washington está vigilante y aseguró que "estos actos de intimidación no podrán retrasar lo inevitable: el restablecimiento pacífico de la democracia, la estabilidad y la prosperidad del pueblo de Venezuela".

"Estamos monitoreando los informes de estos y otros actos de intimidación por parte de las pandillas armadas e ilegales de Nicolás Maduro conocidas como 'los colectivos'", agregó Pompeo en una declaración emitida el martes por la noche.

El Gobierno de Donald Trump y más de 50 países impulsan la salida del poder de Maduro, cuya reelección consideran un fraude, y reconocen como única autoridad legítima a Guaidó, quien en su condición de jefe parlamentario invocó el 23 de enero la Constitución para declararse presidente encargado, con miras a encabezar un Gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

La esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, quien este miércoles se reúne en la Casa Blanca con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo el martes en Nueva York que la caravana en que viajaba el mandatario encargado había sido violentada al salir de la sesión de la Asamblea Nacional.

"Es un ataque directo al presidente", declaró Rosales a periodistas.

Diputados y periodistas fueron también agredidos por los partidarios del chavismo, según congresistas y organizaciones de prensa.

Supuestamente los vehículos de la caravana de Guaidó fueron agredidos con artefactos explosivos, piedras y golpes por parte de un grupo que no fue detenido por las fuerzas de seguridad.

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, advirtió repetidas veces que cualquier acto de violencia o intimidación contra Guaidó y su entorno "tendría una respuesta significativa".

Washington asegura que busca una salida pacífica a la crisis venezolana, que ha forzado el éxodo de unos 2,7 millones de los habitantes de ese país desde 2015 según la ONU, pero Trump ha reafirmado una y otra vez que "todas las opciones están sobre la mesa" para propiciar el fin del régimen de Maduro.

—Juan Guaidó presentó los detalles de la Operación Libertad y llamó a una protesta para este sábado. "El régimen quiere sembrar desesperanza en los venezolanos. Reafirmamos nuestro poder de cambio. Como venezolanos sentimos angustia por los apagones y tenemos ante esa sensación dos opciones: o nos entregamos a esa oscuridad o nos organizarnos y seguimos hasta lograr la libertad de Venezuela".

Con esas palabras, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, comenzó su discurso en el que presentó detalles de la Operación Libertad, nombre que la oposición le puso a los próximos pasos a seguir para lograr que Nicolás Maduro abandone el poder.

"Yo sufro igual que todos ustedes la crisis. Me toca buscar los medicamentos para mi mamá, la leche para mi chama. Todos estamos en esta ruta. No sólo sufro de la falta de luz y de medicinas, sino también de la persecución. Todos estamos en este barco. Les pido que confiemos en nosotros mismos", subrayó Guaidó.

Luego habló del artículo 187: "Es una opción constitucional pero no se puede aprobar al aire porque no queremos la invasión rusa", enfatizó. "Ninguna opción en manos de un tercero nos quita la responsabilidad en manos de todos los venezolanos", dijo.

"Llegó el momento de la estrategia, de la disciplina política. La Operación Libertad es la máxima presión. Tienen que ser 20, 30 o 40 los puntos de concentración para que no repriman", manifestó.

Guaidó enumeró los ítems de la esta acción y convocó a manifestaciones para el próximo sábado por los apagones en el país. También llamó a una marcha para el 6 de abril.

"Este sábado, convocamos en todo el territorio nacional a rechazar el cese de la usurpación y rechazar la falta del servicio eléctrico. No sólo el sábado vamos a protestar, sino cada vez que se vaya la luz. Esperen el sitio y la hora en cada uno de los lugares", advirtió.

"El 6 de abril vamos a tener un primer simulacro de la Operación Libertad. Mucha responsabilidad con este proceso", pidió a sus seguidores.

"Por último, decirle a la comunidad internacional que vamos a seguir. No estamos descansando un día", concluyó.

—'Colectivos chavistas' también rodean la vivienda del preso político Leopoldo López: La vivienda de preso político Leopoldo López fue rodeada este martes por "colectivos chavistas", el mismo día que agredieron una caravana del líder opositor Juan Guaidó.

Lilian Tintori, esposa de López, dijo que un grupo de milicianos oficialistas habían ido frente a su casa en el este de Caracas, gritando insultos en la oscuridad y advirtiendo que su esposo pronto sería encarcelado nuevamente, según reportó el diario El Universo.

López está bajo arresto domiciliario. Estuvo en la cárcel desde que fue hallado culpable de incitar a protestas violencias en 2014, en un caso que estuvo lleno de irregularidades.

"Me despertaron los gritos, nos despertamos todos", reveló Tintori, y agregó que los colectivos chavistas que rodearon la casa gritaban "a Tocorón, a Tocorón" y "a Yare, a Yare", dos conocidos penales venezolanos.

Desde dentro de la casa se escucharon gritos como "maldito, hijo de p...", aseguró Tintori, que se encontraba en la vivienda con su marido y sus tres hijos.

"En mi casa no hay luz, hay un apagón nacional, no tenemos luz, no tenemos comunicación, no tenemos comunicación de celular, solo escuchábamos los gritos rodeando la casa", contó.

"Hago responsable de lo que pase a Leopoldo López o algún miembro de mi familia, al usurpador", añadió Tintori en referencia a Maduro.

—Rusia y Venezuela firmarán una veintena de acuerdos en abril, según adelanta Maduro: Rusia y Venezuela firmarán una veintena de acuerdos en diversos ámbitos durante la reunión de su comisión intergubernamental de alto nivel que se celebrará en la capital rusa a principios de abril, adelantó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una entrevista con la televisión estatal rusa.

Según el mandatario venezolano, cuya entrevista al Canal Uno fue retransmitida el martes, durante ese encuentro serán suscritos "más de 20 acuerdos de cooperación" en economía, comercio, cultura, energía y educación, precisó EFF.

Maduro aseguró que Moscú y Caracas están "avanzando" en las relaciones que se forjaron durante el Gobierno de Hugo Chávez, y aseguró que también él tiene buenas relaciones de amistad con el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Siempre he dicho que es un líder fuerte" que defiende la dignidad y la independencia de los pueblos del mundo, indicó.

Además, describió a su homólogo ruso como una persona muy "objetiva" y "sincera".

En cuanto a la ayuda rusa, subrayó que hace dos semanas llegó al país latinoamericano una partida de varias toneladas de carga humanitaria y próximamente se espera la recepción de otra, con medicamentos.

La cooperación entre Rusia y Venezuela es mutuamente ventajosa y con el tiempo solo irá a más, prometió Maduro.

El Ministerio de Energía de Rusia publicó el martes un comunicado en el que también confirmó el interés en expandir la cooperación energética con Venezuela.

De acuerdo con datos preliminares, la reunión de la comisión intergubernamental de cooperación tendrá lugar en Moscú entre el 4 y el 7 de abril.

Rusia, fiel aliada del Gobierno de Maduro, desde el inicio de la crisis en Venezuela ha defendido férreamente su cooperación con Caracas y ha rechazado "la injerencia destructiva" de otros Estados en los asuntos internos del país latinoamericano.

EEUU, por su parte, acusa a Moscú de apoyar al "ilegítimo" presidente Maduro y comprar crudo a la compañía estatal PDVSA, desafiando las sanciones de EEUU y contribuyendo de esa forma a la supervivencia del régimen denostado por Washington.

—Ministro de Defensa de Bolsonaro descarta intervención en Venezuela: El ministro brasileño de Defensa, el general Fernando Azevedo e Silva, descartó este martes la participación de su país en una intervención en Venezuela durante una visita en Washington, el mismo escenario en el que la semana pasada su presidente, Jair Bolsonaro, dejó la puerta abierta a la vía militar.

"No es una hipótesis que estemos considerando. Brasil busca una solución pacífica y rápida a la crisis en Venezuela", dijo el ministro en declaraciones a periodistas tras reunirse en el Pentágono con su homólogo, Patrick Shanahan.

El pasado lunes, durante su viaje oficial a Washington, Bolsonaro dio una respuesta ambigua sobre el tema en la conferencia de prensa posterior a su reunión con el presidente estadounidense, Donald Trump.

La posición defendida por Azevedo e Silva va en la línea de la expresada por el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, que dijo en febrero que "la opción militar nunca fue una opción" para su Gobierno.

Tanto EEUU como Brasil han reconocido como legítimo mandatario de Venezuela al líder opositor Juan Guaidó.

—Berlín no reconoce al enviado de Guaidó como embajador en Alemania: El Gobierno alemán asegura en una respuesta parlamentaria filtrada este miércoles por la prensa local que no va a reconocer como embajador al enviado a Berlín por el líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Según publica el Neue Osnabrücker Zeitung, que ha tenido acceso a la respuesta a la interpelación de la izquierda, el Gobierno alemán no va a acreditar a Otto Gebauer como embajador, pese a que Berlín ha reconocido a Guaidó como presidente encargado para la convocatoria de elecciones en Venezuela.

Se le reconoce en calidad de "representante personal del presidente interino Guaidó" y "no se prevén más pasos", explica el Ejecutivo.

La respuesta del Ministerio de Exteriores destaca que, en su opinión, "las condiciones políticas" para reconocer al enviado de Guaidó "no se cumplen", porque ya ha expirado el plazo máximo de 30 días que tenía Guaidó para convocar elecciones siguiendo las leyes venezolanas.

El Neue Osnabrücker Zeitung, citado por EFE, agrega que, al no reconocer al enviado de Guaidó como embajador, Berlín está atendiendo a la petición del Gobierno español, que ha solicitado a sus socios europeos que no otorguen estatus diplomático a los representantes de Guaidó.

El argumento es que se reconoce políticamente a Guaidó, pero sin que esto tenga efectos legales, ya que no se puede ignorar que Maduro sigue ostentando el poder en Venezuela.

3 comentarios

Imagen de Lagrange

Lo que no ha sido un paseo para los venezolanos son las dos decadas de desastre organizado por el Bolo Chavez y Maburro. Ya Trump les pitó regao....vamos a ver.

Imagen de Klzoewuawua

Lo que veo en todo esto es que desde que llegaron los rusos, Maduro & Co. se han envalontonado y estan empezando a tantear con provocaciones mas directas. En este momento la nebulosa es grande. Las circusntancias no pemiten vaticinar nada claro de lo que sucedera dentro de un mes. Ojala que no se arme la de San Quintin.

Imagen de danny68

Creian que lo de Guaido iba a ser un paseo por el parque? No. Esto va a ser largo y complicado.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.