Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 17:44 CEST
VENEZUELA

Bachelet: el Gobierno de Maduro se niega a 'reconocer la gravedad de la crisis'

Juan Guaidó en el Parlamento. (EFE)

Michelle Bachelet pidió a Nicolás Maduro que garantice la labor de la misión de la ONU en Venezuela. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, pidió al Gobierno de Venezuela que garantice a los expertos de su oficina que actualmente están en ese país el acceso a los lugares y personas que elijan, sin represalias contra los entrevistados.

"Un equipo técnico de mi Oficina se encuentra actualmente en el país y considero que ésta es una primera medida positiva", destacó Bachelet en una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, donde señaló que "es esencial que el equipo tenga acceso total y sin restricciones".

También pidió al régimen de Nicolás Maduro que no haya represalias "contra ninguna persona que se haya entrevistado o haya tratado de entrevistarse con ellos", sin dar detalles sobre las personas con las que la misión está contactando.

La misión técnica está en Venezuela para estudiar una posible visita de Bachelet, ya que el Gobierno de Maduro le ha extendido una invitación, pero el organismo de Naciones Unidas quiere asegurarse de que tendrá libre acceso a opositores y disidentes.

Bachelet informó al Consejo de las novedades que en materia de derechos humanos se han dado en Venezuela durante el último año, periodo en el que según la expresidenta chilena continúa habiendo una grave crisis que "constituye además un inquietante factor de desestabilización regional".

"Desde junio de 2018, el ejercicio de los derechos sociales y económicos ha seguido deteriorándose continuamente", subrayó Bachelet, quien destacó que las autoridades venezolanas "se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos".

La alta comisionada indicó por otro lado que las sanciones de Washington a Caracas, que afectan entre otros aspectos la venta de crudo venezolano a EEUU, "pueden contribuir a agravar la situación económica".

Añadió que su oficina continúa investigando las denuncias de ejecuciones extrajudiciales, con al menos 205 muertes atribuidas a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en 2017 y otras 37 sólo en las protestas del pasado enero.

"La mayoría de estas muertes se han producido según un patrón similar, ocurren durante allanamientos ilegales de domicilio realizados por las FAES, y posteriormente estos órganos notifican el fallecimiento como resultado de una confrontación armada", explicó Bachelet.

"También me inquieta el aumento de las restricciones a la libertad de expresión y de prensa en Venezuela", subrayó la alta comisionada, quien denunció que la "ley contra el odio" aprobada por el régimen en noviembre de 2017 se ha usado arbitrariamente contra periodistas, dirigentes de la oposición y disidentes.

En lo social, Bachelet dijo que los recientes apagones en Venezuela "simbolizan los problemas de infraestructura que afronta el país", donde un millón de niños han dejado de ir a la escuela por problemas económicos de familias y escuelas o por la simple falta de docentes, muchos de los cuales han emigrado a otros países.

"La polarización está agravando una situación ya de por si crítica", concluyó la alta comisionada, quien destacó que "es preciso que se alcance un acuerdo para una solución política".

La visita de la Comisión enviada por Michel Bachelet ha ido dejando una estela de decepción y frustración entre militares detenidos y sus familiares, según EFE.

—El Gobierno de Maduro desestima informe de Bachelet y acusa a "acólitos" de EEUU de generar violencia en el país. El embajador de Venezuela en la ONU, Jorge Varelo, se refirió al informe entregado por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos del organismo, Michelle Bachelet, donde cuestiona la violencia ejercida por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas y asegura que el Gobierno de Nicolás Maduro no ha enfrentado de manera correcta la crisis que vive el país sudamericano.

"Los actos violentos y criminales que se han repetido en Venezuela en los últimos años son promovidos por un sector de la oposición financiado desde el exterior", aseguró el diplomático en su intervención en la sede europea de Naciones Unidas.

El embajador venezolano afirmó también que el país reconocía el "derecho a manifestar", pero explicó que las recientes protestas eran "actos vandálicos y criminales (…) promovidos por un sector violento de la oposición financiado por el exterior".

En ese sentido, el representante de Venezuela, acusó a EEUU y sus "acólitos regionales" de estar detrás de las manifestaciones violentas en el país, del ataque contra Maduro en agosto de 2018 o del reciente apagón general en diversas ciudades venezolanas, entre otros sucesos.

Durante su intervención en Ginebra, Bachelet expresó su preocupación por el modo en que las fuerzas de seguridad actuaban durante las últimas manifestaciones. "En el contexto de la última oleada de protestas en todo el país en los primeros dos meses de este año, mi Oficina documentó numerosas violaciones de derechos humanos y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y grupos armados pro gubernamentales", indicó.

En la instancia, además, afirmó que las jornadas de manifestaciones pacíficas "han sido criminalizadas".

En ese sentido, denunció que las instituciones de seguridad han ejercido violencia en las detenciones de disidentes que han incluido "uso excesivo de la fuerza, homicidios, detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos bajo custodia, y amenazas e intimidaciones".

Además, mostró preocupación por el limitado acceso de la "libertad de expresión y prensa" en el país. "Autoridades han utilizado arbitrariamente la 'ley contra el odio' para procesar a periodistas, opositores y cualquiera que exprese opiniones disidentes", puntualizó.

Cabe señalar que el informe presentado este jueves está basado en la información recopilada por el equipo de la oficina de DDHH que se encuentra desde el 11 de marzo en Venezuela.

—Maduro dice que Rusia enviará medicinas a Venezuela la próxima semana. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que el Gobierno ruso enviará "la próxima semana" nuevos cargamentos de medicinas y principios activos al país caribeño, que atraviesa por una severa escasez de fármacos y alimentos.

"La próxima semana el Gobierno ruso anuncia la llegada de varias toneladas de medicinas y principios activos", dijo Maduro al supervisar un almacén robotizado de medicamentos en el estado de Miranda, aledaño a la capital venezolana.

El líder chavista no precisó que cantidad de fármacos ni bajo qué modalidad arribarán al país.

En febrero pasado, Rusia envió a Venezuela 300 toneladas de "ayuda humanitaria", justo cuando la oposición presionaba por el ingreso de las donaciones que se acopian en las fronteras de la nación petrolera.

Maduro afirmó que Venezuela mantiene una "sólida alianza" con China, India, Turquía, Irán, Bielorrusia y la propia Rusia para la adquisición de los principios activos de los fármacos que necesita el país.

En ese sentido, pidió a los responsables de la cartera sanitaria y a los científicos del país ir "preparando los protocolos de sustitución de importaciones" de estos componentes primordiales.

El gobernante insistió en sus denuncias de "persecución" del Gobierno de Donald Trump, al que acusó de liderar una "agresión criminal" contra Venezuela para dejarla "sin medicinas".

"Tenemos una persecución, 5.000 millones de dólares nos tienen secuestrados haciendo la suma de lo que nos tienen secuestrado en Europa, cómplice de Estados Unidos", añadió en referencia al bloqueo de recursos que, ha dicho, estaban destinados a la adquisición de medicinas.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, padece una severa crisis económica que se expresa en escasez de alimentos y medicinas.

Maduro achaca la crisis a una "persecución" financiera y a una "guerra económica" de Estados Unidos, que lo presiona para que abandone el poder que detenta desde 2013.

Pero la oposición venezolana, que no reconoce el nuevo mandato que juró Maduro en enero pasado, señala que la política económica del gobernante chavista es responsable del mal desempeño de la economía.

—'El Nacional': Zapatero habría viajado a Caracas a negociar la salida de Maduro. José Luis Rodríguez Zapatero, exjefe del Gobierno de España, podría ser la pieza para la jugada definitiva que destrabe la crisis de gobernabilidad en Venezuela, reveló este miércoles el diario caraqueño El Nacional.

"Nicolás Maduro estaría por marcharse a Torremolinos, localidad turística de Málaga, y Rodríguez Zapatero es clave para convencerlo de que es la mejor opción", dijeron al periódico fuentes relacionadas con la Moncloa.

"Las negociaciones están bastante adelantadas, aunque el Ejecutivo español las niegue, y deberían concretarse antes del 28 de abril, que es la fecha de las elecciones generales en España", indicaron.

Hasta ahora el presunto acuerdo solo incluye a Maduro y a su entorno familiar.

Marbella en Málaga y Benidorm en Alicante, podrían ser otros de los destinos en los que la familia presidencial recale al salir del país, al menos transitoriamente.

Rodríguez Zapatero llegó el lunes al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en un avión Falcon, propiedad de Petróleos de Venezuela, especificó el periódico español El Mundo. El martes salió del mismo terminal con destino desconocido.

Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores de España, desvinculó al Gobierno del socialista Pedro Sánchez de este viaje, e indicó que no tiene noticias sobre cuál ha podido ser el resultado de sus gestiones.

Dijo que tuvo conocimiento del viaje de Rodríguez Zapatero "prácticamente al mismo tiempo en que se estaba produciendo".

El presidente interino Juan Guaidó descartó que pudiera tener lugar una entrevista con el exjefe de Gobierno español. "Ni siquiera sé si está aquí o no", indicó.

"España es, en algunos aspectos, un destino lógico para algunas personas del régimen", indicó Eliott Abrams, representante de Estados Unidos para Venezuela.

Abrams señaló a El País de España el pasado domingo que desde el punto de vista de los aliados, se pensaría en Cuba y Rusia, "pero nadie quiere vivir allí, así que ellos presumiblemente querrán ir a un país en el que se hable español".

Confirmó que hubo una conversación preliminar con España y que Maduro está incluido en ella: "Nuestro punto de vista es que debe irse".

En España, los funcionarios chavistas no estarían protegidos de las sanciones estadounidenses y los tribunales internacionales, por lo que quizás su destino final pueda ser Turquía o Rusia, donde recibirían una protección especial que los mantendría fuera de cualquier acción judicial.

Borrell ratificó que recibieron en la Cancillería la solicitud estadounidense y dijo que respondieron que se estudiaría.

El portal económico Expansión señaló que el Gobierno de Maduro contrató al despacho español Lupicinio Abogados, especialista en Derecho Mercantil e Internacional, "para que le asesore ante sanciones y embargos en el contexto del cambio político que se está fraguando en Venezuela, a fin de proteger sus bienes en el exterior".

El contrato, que se firmó a finales de enero con la Procuraduría General de la República, cubre a Maduro, sus ministros y a los altos cargos.

El bufete ha asesorado a empresas y personas afectadas por sanciones y embargos en Irán, Cuba, Ucrania y Rusia. "En el caso de gobiernos, asesoraron al de Zimbabue y al de Corea del Norte. Es un despacho profesional que puede hacer su trabajo de forma independiente", se reseñó en la publicación

—La oposición venezolana reitera su llamamiento a las Fuerzas Armadas a desobedecer: La oposición venezolana volvió a pedir este martes a los militares que desobedezcan al gobernante Nicolás Maduro y le ayuden a "reponer el orden constitucional", mientras miembros de la misión de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU continuaban su recorrido por el país.

El antichavismo usó su espacio en el Parlamento, el único poder que controla, para lanzar su nuevo llamamiento a las Fuerzas Armadas, que en público se declaran profundamente seguidoras del pensamiento político del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), reportó EFE.

Mediante un texto apenas debatido en el pleno y votado de forma unánime por la bancada opositora, los diputados acordaron que los militares que decidan "no obedecer en adelante" a Maduro sean en el futuro "reincorporados a la Fuerza Armada Nacional".

El documento "Acuerdo para la incorporación, reinstitucionalización y fortalecimiento de la Fuerza Armada" señala también que se respetará a los militares "todos sus derechos" tanto "en grado como en condecoraciones" obtenidas a lo largo de su carrera.

El Legislativo ya aprobó en enero una ley de amnistía para los militares que decidan "defender" la Constitución y desobedecer a Maduro, pero en el documento del martes se agrega que se "respetarán siempre los principios fundamentales constitucionalmente establecidos" para la institución.

"Muy especialmente, no se le exigirá a ninguno (...) ni a la institución el favorecer o pertenecer a una organización política. Se garantiza que solo estarán al servicio de la nación", añade, al señalar que no estarán bajo dominación extranjera, en alusión a los supuestos manejos cubanos de los asuntos militares de Venezuela.

En el acuerdo también se declaró nula la degradación y expulsión de más de 100 miembros de la Fuerza Armada que fue decretada por el Gobierno el pasado 27 de febrero a través de la gaceta oficial, y por tanto se ordenó la reincorporación de estos militares, muchos de ellos fuera del país.

También hoy, el equipo en Venezuela de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU se reunió en Caracas con la ONG Foro Penal Venezolano (FPV), que defiende a los considerados "presos políticos" del país.

"Ellos están bien claros de la situación que ocurre en el país, de que le están ocultando información", indicó el director del FPV, Alfredo Romero, tras la reunión con la misión del Alto Comisionado y más de un centenar de personas que alegan haber sido torturadas.

Romero señaló que entre los participantes en la reunión de este martes hubo familiares de médicos detenidos y personas que han estado presas y que han sido torturadas.

También se reunieron con esposas de algunos de los 59 colombianos detenidos hace más de dos años en el centro penitenciario de La Yaguara y cuya liberación reclama Colombia por considerarla arbitraria.

"Contaron muchos casos de torturas muy graves que fue lo que más se enfocó esta reunión, torturas que están siendo tomadas en cuenta y que ya lo hemos considerado, no solo el Foro Penal, sino que incluso las Naciones Unidas lo está considerando como algo sistemático en el país", dijo Romero.

Al final de la jornada, el chavismo ocupó el mismo edificio del Parlamento para la primera sesión de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) después del masivo apagón que dejó a oscuras a casi toda Venezuela el pasado día 7, y denunció ataques de "odio" contra de sus seguidores en las últimas semanas.

Los más de 500 miembros del foro también acordaron exhortar a los órganos de la justicia venezolana a investigar estos hechos, que contravienen una ley emanada de la misma ANC.

El presidente de la ANC, Diosdado Cabello, ordenó que una comisión del órgano se traslade el miércoles a la sede de la Fiscalía para exigir que sean investigados sucesos violentos contra chavistas.

El Parlamento aprueba seis embajadores y ya son 32 los representantes de Guaidó: El Parlamento venezolano, por su parte, autorizó el martes la designación de seis nuevos embajadores lo que eleva a 32 los países con representantes propuestos por el jefe del Legislativo, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de medio centenar de naciones.

Según otro despacho de EFE, el Legislativo unicameral aceptó la comunicación presentada por Guaidó para designar embajadores en República Checa, Hungría, Bulgaria, Polonia, Marruecos y el Reino Unido, donde ya había designado con anterioridad a Paolo Romero y hoy nombró a Vanessa Neumann.

El Legislativo no explicó a qué se debe este cambio en Londres y tampoco ofreció información sobre la experiencia de los nuevos representantes que se suman a los 27 nombrados entre enero y febrero pasado.

El líder opositor ha nombrado embajadores en Argentina, EEUU, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Panamá, Perú, Brasil, Guatemala, Paraguay, España, Alemania, Francia, Portugal, Malta, Suecia, Austria, Dinamarca, Suiza, Bélgica, Luxemburgo, Rumanía, Andorra y Holanda.

—Mogherini copresidirá en Quito la II Reunión de Contacto sobre Venezuela: La alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, copresidirá la próxima semana en Quito la II Reunión de Contacto por la situación de Venezuela, junto con el canciller ecuatoriano, José Valencia.

Así informaron este martes a EFE fuentes de la Cancillería ecuatoriana que precisaron que el encuentro, al que han sido invitados 14 países, ha sido programado para el 28 de marzo en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador.

La cita tiene por objetivo dar seguimiento a la primera reunión del denominado Grupo Internacional de Contacto por Venezuela (GIC), entre los 28 y varias naciones latinoamericanas, que se desarrolló el mes pasado en Montevideo.

"Se espera la participación de altos funcionarios de los países que conforman el GIC: Alemania, Bolivia, Costa Rica, Francia, Ecuador, España, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia y Uruguay", destacó la Cancillería en un comunicado sobre el encuentro.

Subrayó que el GIC tiene como objetivo fundamental "contribuir a una solución democrática, pacífica y viable a la situación que atraviesa Venezuela y promover contactos a todo nivel" con el fin de "acompañar una salida pacífica y democrática a través de elecciones libres, transparentes y creíbles" y "permitir la entrega urgente de asistencia de acuerdo con las normas internacionales".

En la nota, el ministro José Valencia reitera que la necesidad de apoyo internacional nace del "deterioro político, social, económico e institucional de Venezuela, que ha generado una crisis humanitaria interna y la salida masiva de millones de venezolanos".

En la primera cita de Montevideo, la alta representante comunitaria subrayó la necesidad de que se convocara a elecciones a la brevedad en el país caribeño y permitiera asimismo la llegada de ayuda humanitaria.

El encuentro culminó con una declaración, suscrita por la mayoría de los participantes, que pedía la celebración de elecciones libres en Venezuela.

A la reunión, de rango ministerial, acudieron en esa oportunidad representantes de la UE, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Reino Unido, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay.

También los directores para las Américas y el Caribe de Francia y Alemania, el director para el Hemisferio Occidental del Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda y el director para las Américas de la Oficina de Asuntos Exteriores del Reino Unido.

En el caso de Latinoamérica, asistieron cancilleres de México, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

La crisis política en Venezuela se agudizó el 23 de enero pasado, cuando el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se juramentó presidente encargado tras la toma de posesión de Nicolás Maduro en un segundo mandato y después de unas elecciones que no contaron con observación ni reconocimiento internacional.

Quito albergó en el segundo semestre de 2018 dos encuentros regionales de carácter técnico que abordaron la crisis migratoria venezolana y en el que participaron delegados de una docena de países y representantes del sistema de la ONU, así como agencias y organismos internacionales especializados en la materia.