Martes, 19 de Marzo de 2019
Última actualización: 01:55 CET
VENEZUELA

EEUU revocó las visas a otros 340 allegados a Maduro, y suman 600

Nicolás Maduro. (EFE)

—EEUU revocó las visas de otros 340 allegados a Maduro. El Gobierno de EEUU anunció que esta semana prohibió la entrada al país a 340 venezolanos, de los que 107 son diplomáticos ligados al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y sus familiares, indicó un portavoz del Departamento de Estado.

"Desde el lunes, hemos impuesto 340 nuevas restricciones de visados, de las que 107 incluyen diplomáticos del expresidente (Maduro) y sus familias", dijo uno de los portavoces del Departamento de Estado, Robert Palladino.

Esta acción lleva el número de visados revocados por EEUU a 600 desde finales de 2018, justo antes de que Maduro tomara posesión de su cargo y de que el líder opositor Juan Guaidó jurara como gobernante interino de Venezuela.

Los afectados son "individuos corruptos que posibilitaron el robo de activos de Venezuela para su propia ganancia individual", afirmó Palladino, que avisó: "Se está considerando la revocación de otros visados".

Preguntado por EFE, un alto funcionario del Departamento de Estado rechazó ofrecer detalles sobre si alguno de los 340 afectados se encuentra en territorio estadounidense y, por tanto, ahora tiene que abandonar el país.

Para viajar a EEUU, los venezolanos tienen que solicitar un visado precisando el motivo de su visita, es decir, de si viajan por negocios, turismo o para recibir un tratamiento médico.

La restricción de visados es una forma de sanción que el Ejecutivo estadounidense suele aplicar a los funcionarios de aquellos Gobiernos con los que tiene algún conflicto, para presionarlos directamente al negarles a ellos y sus familiares la posibilidad de viajar a Estados Unidos.

El Gobierno del presidente Donald Trump fue el primero del mundo en reconocer a Guaidó como gobernante interino el 23 de enero y, desde entonces, ha tomado varias acciones para presionar a Maduro, entre las que se incluyen varias rondas de revocación de visados y sanciones a la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA), principal fuente de divisas para Caracas. 

—"Yo respondo como me da la gana", dice el fiscal general de Venezuela durante una entrevista televisiva. Durante una entrevista con el periodista de Globovisión Vladimir Villegas, el fiscal general chavista, Tarek William Saab, se negó a responder sobre los torturados por el régimen de Nicolás Maduro, por lo que decidió sostener un prepotente discurso frente a la televisión nacional.

"Yo respondo como me da la gana", así se dirigió el funcionario chavista al comunicador, al tiempo que se limitaba a repetir que "todo aquel que torture irá preso", aunque sin precisar los vínculos del oficialismo con los actos inhumanos.

Esta no es la primera vez que Saab hace el ridículo con el afamado periodista.

El pasado mes de enero habría sostenido un toma y daca durante el programa "Vladimir a la 1", donde aseguró que existían personas que querían asesinarlo.

"Yo te puedo dar ejemplos, hay personas que quieren que el fiscal general sea asesinado mañana", afirmó Saab.

Rápidamente, Villegas replicó que no tenía conocimiento de quiénes podían ser. "¿No sabes quiénes son? Tú sabes quiénes son. Yo sí sé quiénes son", respondió el fiscal.

"Yo no quiero eso, tú sabrás. Yo no puedo tener pruebas de eso ni lo quiero. Por supuesto que no, yo estoy poniendo un ejemplo concreto, con nombre y apellido", expresó el periodista luego de que le preguntara al fiscal sobre la situación de Rubén González, dirigente sindical de Sintraferrominera, en aquel entonces detenido en una cárcel militar, por erguirse contra Maduro. 

—Uganda investiga supuesto contrabando de oro proveniente de Venezuela. Las autoridades de Uganda notificaron sobre una investigación a la African Gold Refinery (AGR), la mayor refinería de oro del país, por irregularidades en la importación de al menos 7,4 toneladas de oro.

La adquisición del metal está valorada en unos 300 millones de dólares y, de acuerdo con medios estatales, podría tratarse de oro proveniente de Venezuela, donde el Gobierno busca liquidez ante una crisis económica sin precedentes, con múltiples sanciones financieras internacionales.

Según AGR, el oro llegó de América del Sur, pero no ofreció mayores detalles. También rechazó las acusaciones en su contra.

"Se les han proporcionado todos los documentos requeridos (a la Policía)… Las transacciones de la AGR son legales y las documentaciones son legítimas en un 1.000%", comentó la refinería tras una solicitud de Reuters.

La AGR recibió 3,8 toneladas de oro el 2 de marzo y otras 3,6 toneladas el 4 de marzo, pero ambas importaciones no fueron ingresadas por la aduana, informó Fred Enanga, portavoz de la Policía de Uganda.

Trascendió que el envío del 2 de marzo se encuentra desaparecido. En un allanamiento a las instalaciones de la refinería, el jueves 7 de marzo, solo se hallaron 3,6 toneladas de oro.

Las 3,6 toneladas de oro incautadas fueron destinadas al Banco Central. Mientras tanto, las autoridades se preguntan de dónde llegaron los envíos y quién tiene el resto del metal.

Diplomáticos abandonan una reunión de la ONU para protestar contra el representante "ilegítimo" de Venezuela. Varios diplomáticos abandonaron este jueves una reunión de la ONU sobre drogas en Viena por la presencia del ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, al que consideran un representante "ilegítimo" de ese país.

Decenas de representantes de países latinoamericanos pero también de Estados Unidos, Canadá y de algunos europeos, entre ellos Francia, abandonaron la sala cuando Arreaza subió al podio durante una reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) en Viena.

"Los miembros de la delegación venezolana que están hoy aquí­ representan el Gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro y por eso no pueden ser considerados como hablando en nombre del pueblo venezolano", dijo en un comunicado tras el incidente un portavoz de la misión estadounidense ante las organizaciones internacionales.

Más de medio centenar de países, incluido Estados Unidos, Brasil, Colombia y la mayoría de los miembros de la Unión Europea, han reconocido como presidente interino a Juan Guaidó y desean la celebración de elecciones presidenciales anticipadas.

Esta crisis divide fuertemente a Naciones Unidas, donde Maduro conserva el apoyo de Rusia, China, Cuba, Irán, Corea del Norte o Siria, que denuncian una injerencia occidental.

El mes pasado, varios diplomáticos latinoamericanos y europeos ya habían abandonado la sala durante una intervención de Arreaza en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, en la que pedía conversaciones directas entre el presidente Maduro y el presidente estadounidense Donald Trump para abordar la crisis que vive el paí­s.

Viena acoge a partir del jueves y hasta el 22 de marzo el encuentro anual de la Comisión de Estupefacientes de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

—EEUU confirma que "todos" sus diplomáticos ya han salido de Venezuela. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció este jueves que "todos" sus diplomáticos ya han salido de Venezuela y que el Gobierno restablecerá su presencia diplomática en ese país "una vez que la transición a la democracia haya comenzado".

"Hoy, todos los diplomáticos de EE.UU. que quedaban en Venezuela han dejado el país", afirmó Pompeo en un comunicado, según EFE.

El titular de Exteriores ya había anunciado que durante esta semana saldrían de Caracas los diplomáticos estadounidenses que quedaban en Venezuela, un número muy reducido de personal debido a que Washington ordenó en enero la salida de las familias y de los funcionarios no esenciales.

—Venezuela reanuda labores, pero sin normalidad tras gigantesco apagón. Agobiados por su sobrevivencia, los venezolanos reanudaron este jueves sus actividades laborales tras una semana de paralización por un apagón sin precedentes que profundizó la grave crisis económica y política, y que golpea seriamente a la producción petrolera.

Largas filas se formaban en las puertas de los bancos y en paradas de buses en Caracas, mientras el servicio del Metro se había restablecido con un tramo cerrado en su principal línea. Muchas personas caminaban a sus trabajos.

"La cosa ha estado ruda. Ni agua, ni luz, y ahora nos salen estas colas", dijo a la AFP el empleado hotelero Eriberto Urbina mientras hacía una extensa fila para tomar un bus.

El Gobierno de Nicolás Maduro aseguró que el servicio ha sido restablecido prácticamente en toda Venezuela, incluida Caracas, aunque con "pequeñas fallas" en zonas donde hubo, según denunció, "sabotajes" a subestaciones tras el corte eléctrico.

Un incendio afectó tres tanques de almacenamiento de petróleo en una instalación de la estatal venezolana PDVSA en la Faja del Orinoco, en Petro San Félix, estado Anzoátegui. Fue una "acción terrorista" de Estados Unidos, dijo el ministro de Petróleo, general Manuel Quevedo.

Con PDVSA, fuente de 96% de los ingresos del país, en default y minada por la corrupción, las exportaciones de crudo perdieron 142.000 barriles al día en febrero, en relación con el mes anterior, ubicándose en poco más de un millón de barriles, según un informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Aunque la estatal petrolera PDVSA no ha dado balance, expertos como Luis Oliveros alertan de daños provocados por el apagón que abrirían "un ciclo mayor de deterioro".

Las clases, no obstante, se mantendrán suspendidas por 24 horas más. Y a las industrias, severamente golpeadas desde hace años por la crisis económica, les va a tomar varios días ponerse en marcha, según organizaciones gremiales.

"Los días de apagón no abrimos. Las ventas están flojitas (...), la gente no va a comprar zapatos cuando lo que está buscando es agua y comida", cuenta a AFP Carlos Zúniga, de 23 años, encargado de una tienda de calzado en el bulevar de Sabana Grande. Aún muchos negocios permanecían cerrados.

Los hospitales han vivido situaciones dramáticas por el apagón. Según el líder opositor Juan Guaidó, una veintena de pacientes murieron, mientras la ONG Codevida denuncia que fallecieron 15 enfermos renales por falta de diálisis. El Gobierno niega que haya muertos.

En la otrora próspera Maracaibo, capital del petrolero estado Zulia, se registraron saqueos en más 500 de negocios. Las calles están desoladas y los establecimientos cerrados. En los pocos comercios abiertos cientos hacen filas para comprar algo de comida.

"Ahora uno anda buscando comida como un loco (...) usted ve la ciudad y parece que hubiera habido una guerra", dice Francisco Arteaga, de 61 años, testigo de la anarquía, tras caminar horas en el desértico clima de Maracaibo, sin conseguir alimentos.

En medio de la emergencia, por la falta de efectivo y fallas que persisten en puntos de venta con datáfonos, muchos comercios en Caracas y otras regiones están cobrando en dólares.

La crisis eléctrica, que alcanzó a Caracas y 22 de los 23 estados de este país de 30 millones de habitantes, comenzó la tarde del jueves y no fue sino hasta el martes que Maduro aseguró que la luz estaba restablecida "casi en todo" el territorio.

Maduro acusa a Washington de perpetrar "ataques cibernéticos" y "electromagnéticos" contra la hidroeléctrica de Guri, que genera el 80% de la energía del país.

Juan Guaidó sostiene que el colapso se debe a la "negligencia" y "corrupción".

—Cientos de detenidos tras la ola de saqueos a comercios en el oeste de Venezuela. Alrededor de 570 personas han sido detenidas en el estado Zulia, en el oeste de Venezuela, por una ola de saqueos contra al menos 350 establecimientos que arrancó el domingo, en medio del fallo eléctrico que afectó a casi todo el país.

Una fuente del Gobierno de esa región rica en petróleo dijo a EFE que el total de arrestos subió en las últimas 24 horas de 377 a 570, aunque hasta ahora las autoridades no han ofrecido un balance de heridos.

Ricardo Acosta, portavoz en Zulia de FEDECÁMARAS, la principal patronal del país, aseguró que los saqueos se registraron en al menos cuatro municipios del estado, pero se concentraron en su capital, Maracaibo.

Solo en esa ciudad, explicó, más de 300 empresas fueron objeto de la acción de grupos violentos, especialmente durante el lunes, cuando las turbas fueron superiores en número frente a las fuerzas del orden.

Los saqueos incluyeron robos a panaderías, ferreterías, supermercados, tiendas de ropa y calzado, farmacias, joyerías, tiendas de muebles, ópticas y centros comerciales.

El presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, Fergus Walshe, señaló la falta de patrullaje como agravante de la situación de saqueos, al destacar la "brutalidad" con que atacaron incluso un hotel en el que se robaron lavamanos, inodoros y hasta el cableado eléctrico.

Medios locales y voceros gremiales aseguran que más de una decena de personas sufrieron lesiones durante los saqueos.

El alcalde de Maracaibo, el chavista Willy Casanova, ha condenado lo que considera acciones "terroristas" y reconoció por medio de su cuenta en la red social Twitter que sólo en pequeños puntos que se generaron de manera simultánea "no pudimos actuar con la contundencia necesaria".

—Juan Guaidó admite contactos con la Fuerza Armada: 'Hay mucho miedo, mucha persecución'. El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ofreció una entrevista el diario español El País donde señaló que ha tenido contactos con la Fuerza Armada nacional.

"Hay mucho miedo en las Fuerzas Armadas, mucha persecución", dijo. Aseguró que ha tenido muchos contactos, "de generales hasta capitanes, tenientes, que me han dicho cosas como 'mándele un audio a mi mamá', como 'estamos contigo', pero no hay un liderazgo claro dentro de las Fuerzas Armadas. Hay un quiebre en las Fuerzas Armadas cuando hay miles de oficiales que se atreven a ponerse del lado de la Constitución."

Entre los diversos aspectos de la crisis venezolana a que hizo referencia, Guaidó señaló sobre el apagón que ha afectado al país durante cinco días: "Aquí el régimen no ha dado todavía una versión oficial técnica de lo que sucedió y denuncia a un periodista venezolano, Luis Carlos Díaz, por ataque cibernético. Creó la crisis por no observancia del mantenimiento, por impericia en el uso de los sistemas, por corrupción en la contratación."

Interrogado acerca de las pruebas que tiene para sustentar su versión de esos hechos, refirió un "informe presentado en el 2017 en el Parlamento donde dice que se robaron 100.000 millones de dólares (88.474 millones de euros), las empresas que fueron contratadas, los desembolsos de dinero, el voto de censura a Motta Domínguez como ministro de Energía. Las presentamos hace dos años y advertimos de la emergencia y propusimos soluciones incluso en ese momento. Ahí está la gran diferencia."

Sobre la versión del Gobierno, señaló que este "habla de que resistieron un ataque que no existió. Si va a inventar un sabotaje que no existió, por lo menos debería salir ganándolo. Pero la variable de victoria es que resistieron un ataque que ellos mismos desataron por la corrupción. Y dicen que deben salir los colectivos armados. Es una apología al odio, al delito, al crimen."

También, indicó que para resolver la crisis cuentan con todas las opciones: "Nosotros hemos intentado todo en Venezuela. Literalmente. Siempre en el marco de la no violencia. Y vamos a insistir. (...) No es solamente el costo que estamos pagando hoy, sino el costo de oportunidad social. Entonces, para nosotros es una responsabilidad hablar de todas las opciones."

—Explotan dos tanques de la petrolera PDVSA en este de Venezuela: Al menos dos tanques de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) situados en una de las instalaciones de la Faja Petrolífera del Orinoco, la mayor reserva de crudo del mundo, explotaron este miércoles, confirmaron varias autoridades.

El ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, indicó en la red social Twitter que este hecho se trata de un "ataque a los tanques de almacenamiento" de la compañía Petro San Félix, ubicada en el estado Anzoátegui (este), que persigue "afectar la producción petrolera" del país caribeño, precisó un reporte de EFE.

Quevedo, que también es presidente de PDVSA, acusó directamente al senador estadounidense Marco Rubio, contrario al Gobierno de Nicolás Maduro, y al jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, por estas "incursiones terroristas en contra" de la estatal.

"Guaidó está al frente del asalto a Venezuela. La Justicia se hará cargo de tanto odio demostrado hacia el Pueblo", agregó el ministro sobre el líder opositor, reconocido como presidente encargado de Venezuela por unos 50 países.

Manuel Quevedo no ofreció detalles sobre la magnitud de las explosiones que según otras fuentes consultadas por EFE ocurrieron en horas de la mañana del miércoles.

El diputado José Brito, natural de Anzoátegui, explicó que tres tanques explotaron y que se activaron "unidades de emergencia ante el riesgo de nuevas explosiones".

La Faja Petrolífera del Orinoco es una extensa zona que abarca cuatro estados venezolanos y donde operan varias compañías que explotan esta zona rica en crudo.

En 2012 un complejo petrolero venezolano situado en el noroeste del país fue escenario del mayor accidente de la industria petrolera nacional cuando una explosión desató un incendio que dejó al menos 42 muertos y más de un centenar de heridos, así como cuantiosos daños materiales.

—El conglomerado indio Reliance deja de comprar petróleo venezolano: El conglomerado indio Reliance Industries, que posee la mayor refinería del mundo, dejó de comprar petróleo a Venezuela, bajo sanciones internacionales, presionado por EEUU, anunció la empresa.

El conglomerado también cesó la exportación de solventes al país sudamericano, inmerso en una grave crisis económica y social, dijo a la AFP.

El anuncio llega después de que el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo pidiera a India cesar las importaciones de petróleo para presionar al presidente Nicolás Maduro, que EEUU no reconoce.

"Nuestra filial en EEUU cesó completamente todos los negocios con la compañía nacional venezolana PDVSA y la empresa madre no aumentó las compras de bruto", dijo Reliance en un comunicado.

"Reliance detuvo el suministro de solventes a PDVSA y no reanudará estas ventas hasta que se levanten las sanciones", añadió la compañía, propiedad del hombre más rico de India, Mukesh Ambani.

"El petróleo de Venezuela es pesado y necesita esos materiales para procesar su bruto", dijo a la AFP el editor de PetroWatch, Madhu Nainan.

India se convirtió en el principal importador de petróleo venezolano en febrero después de que el presidente de EEUU Donald Trump impusiera un embargo de facto a las importaciones.

—EEUU degrada credenciales diplomáticas a María Gabriela Chávez y Samuel Moncada: EEUU retiró las actuales credenciales diplomáticas a los representantes del régimen de Maduro ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA), María Gabriela Chávez y Samuel Moncada, según recogió el diario El Impulso.

La información, señala el medio, fue suministrada por el reconocido periodista Jorge Benezra a través de su cuenta en Twitter.

"Fuentes oficiales de la misión de #Maduro en #ONU confirmaron que las credenciales diplomáticas de #EstadosUnidos otorgadas a @SMoncada_VEN embajador de Maduro ante la ONU y OEA fueron retiradas", escribió el comunicador social.

También señaló que con esta medida Samuel Moncada permanecerá en EEUU como embajador ante la ONU, pero "se limita su desplazamiento a 25 millas a la redonda de la dirección del edificio en Manhattan".

La medida también afecta a María Gabriela Chávez.

De acuerdo con el sitio Noticiero Digital, a los miembros de la delegación diplomática venezolana ante la ONU se les solicitó la entrega de una serie de documentos, "pues sus visas van a ser modificadas de la categoría G1 a G3 por parte del Gobierno de EEUU".

La comunicación recibida por los diplomáticos venezolanos especifica que la G1 es la visa que reciben "los miembros permanentes de una misión diplomática reconocida, así como sus familiares", mientras que G3 es la visa que aplica EEUU a "representantes de gobiernos no reconocidos o no miembros, y sus familiares inmediatos".

Según la comunicación, también recibida en el Ministerio de Exteriores venezolano, los funcionarios tienen que realizar el cambio de visados antes del 29 de marzo, como fecha límite establecida por EEUU.

"En ese sentido, mucho sabríamos agradecer si antes del viernes de esta semana, 15 de marzo de 2019, pueden consignar sus pasaportes y el de su grupo familiar en el Despacho del Embajador", señala el comunicado interno de la Embajada, que solicita la entrega de los pasaportes de los funcionarios y sus familiares, así como tres planillas debidamente llenadas.

EEUU exige a los funcionarios de los organismos multilaterales que tienen sede en su país que renueven sus visas cada seis meses, un proceso que normalmente es de rutina, pero que dado el no reconocimiento de ese país al régimen de Nicolás Maduro ha conllevado a una serie de cambios.