Sábado, 20 de Abril de 2019
Última actualización: 23:28 CEST
VENEZUELA

La principal universidad venezolana rebate la tesis de Maduro sobre los apagones

Juan Guaidó se dirige a sus seguidores, el martes en Caracas. (AFP)
Miembros de la sociedad civil se manifestaban en Caracas por la liberación del periodista Luis Carlos Díaz. (EFE)

—La principal universidad de Venezuela rebate tesis de Maduro por masivo apagón. La Universidad Central de Venezuela (UCV) rebatió este miércoles la tesis de sabotaje del gobernante Nicolás Maduro para explicar el masivo corte eléctrico que sufrió el país la semana pasada, al trasladar la responsabilidad del suceso a un fallo en las líneas de transmisión o en las salas de generación.

La facultad de ingeniería de la UCV concluyó en un informe que el corte eléctrico que dejó a oscuras a la mayoría del país durante cinco días se produjo por un incendio que afectó tres líneas de transmisión y sacó de sincronía a la central hidroeléctrica de Guri, reportó EFE.

O bien, que las turbinas de la "casa de máquinas II" de este complejo hidroeléctrico, el más importante de Venezuela, sufrió daños que obligarán al racionamiento eléctrico en varias regiones.

El documento también señala que la inoperatividad del Guri recargó a los sistemas de generación termoeléctrica, que de todas formas perdieron la sincronía necesaria para usar las líneas de transmisión venezolanas y se desconectaron de forma automática.

Las conclusiones de este informe contradicen la versión oficial, que defiende el propio presidente Maduro, sobre un presunto "ataque cibernético" al "cerebro" del Guri que se entrelazó con sabotajes "electromagnéticos" a líneas de transmisión y "físicos", en referencia a daños intencionados a subestaciones.

El líder chavista insistió este martes en denunciar que el apagón se produjo por un sabotaje, del cual acusó a Estados Unidos y a la oposición local.

Para ahondar en las razones del fallo, Maduro ordenó la creación de una comisión especial que le responderá a él, y que contará con el apoyo de sus aliados Rusia, China, Irán y Cuba, países de "gran experiencia" en la defensa de ciberataques, dijo.

Pero la oposición coincide con expertos al señalar que la mala gestión de millonarios recursos destinados al sector eléctrico, así como la ineptitud en la administración del sistema, son las causas reales del más largo apagón que haya padecido la nación petrolera.

Los cortes eléctricos son frecuentes en Venezuela, un país sumido en la peor crisis económica de su historia moderna, pese a ser depósito de grandes riquezas naturales.

Las fallas en el servicio se han acentuado en el último lustro y el Gobierno chavista apunta con frecuencia a sabotajes para explicar los cortes que se expresan con mayor crudeza en las provincias, pero que ya se sienten en Caracas, la capital y asiento de los poderes públicos.

Una vara de bambú fue el arma que provocó el tercer apagón en Caracas y otros dos estados. El ministro de Energía Eléctrica venezolano, Luis Motta Domínguez, informó este miércoles de la detención de una persona por su presunta responsabilidad en el apagón eléctrico que afectó el lunes a Caracas y a dos estados vecinos, que el presidente Nicolás Maduro había atribuido minutos antes a Estados Unidos.

Motta Domínguez hizo este anuncio un día después de que informara que el apagón, que dejó unas seis horas sin luz a zonas de Caracas y de los estados vecinos de Miranda y Vargas, se debió al desprendimiento de "un puente de alta tensión", algo que contradijo el martes Maduro en una intervención televisada corroborada después por su ministro.

"Se hicieron una serie de investigaciones y pesquisas y esto arrojó que el evento sucedido ayer, hay elementos suficientes para establecer que fue sabotaje", dijo el titular de Energía Eléctrica en un contacto telefónico con el canal estatal VTV.

Según Motta Domínguez, "la explosión producida fue inducida por seres humanos". "Ahí había una mano terrorista", dijo antes de presentar los elementos que le llevaron a esta conclusión.

"A 200 metros aproximadamente de la subestación Santa Teresa se encontró una herramienta de tipo rudimentaria, es decir, fue hecha, es una especie de vara de bambú y en su extremo tiene una especie de gancho tratando de simular una pértiga para poder trabajar", dijo el ministro chavista.

Motta Domínguez agregó que "además de eso también se determinó que las protecciones de las líneas que hay entre Santa Teresa y la otra subestación, El Sitio, estaban inutilizadas, motivo por el cual cuando se creara el punto caliente no hubiera protección de la línea y se creara la explosión".

El Gobierno de Venezuela ha denunciado ser víctima de un "sabotaje cibernético" organizado por Estados Unidos contra la principal central hidroeléctrica, que dejó al país a oscuras desde la tarde del jueves y que aún no ha terminado completamente.

No obstante, expertos afirman que un ataque de esas características es posible, pero poco probable.

La falla, que se produjo el jueves a las 4:50PM, afectó a la central Simón Bolívar, la represa de Guri, situada en un afluente del río Orinoco, en el sureño estado Bolívar, y la cuarta mayor hidroeléctrica del mundo.

Para Jeff Middleton, director de tecnología de la firma TheVault, especializada en protección de datos y cifrado de transacciones financieras, es relativamente fácil atacar una instalación de este tipo mediante la inyección de un "virus", una acción que puede ser ejecutada, según él, por "un actor estatal".

En diciembre de 2016, un ataque cibernético en Ucrania, probablemente utilizando una virus, dejó a una parte de Kiev, la capital, sin electricidad por más de una hora.

"Para atacar la red de una central hay que atacar el sistema que la hace funcionar. Por ejemplo, tratando de sobrecargarla evitando (que se active) una de las funciones de seguridad diseñada para impedir este tipo de problema", dijo a la AFP Middleton.

Indicó, por ejemplo, que expertos consideran que el virus Stuxnet podría haber dañado cerca de una quinta parte del programa nuclear de Irán en 2010.

"Es suficiente encontrar una manera de inyectar un virus en las computadoras que controlan cualquier sistema industrial: se fuerza a la sobrecarga y se lleva a un estado tal que es imposible detenerlo manualmente", explicó.

"Rusia hizo algo similar en el ataque en Ucrania. El virus utilizado luego migró y atacó los sistemas de (las compañías de transporte internacional) Maersk y FedEx, causándoles cientos de millones de dólares en daños", agregó el analista.

"Pero, conociendo Venezuela, es más seguro que sea debido a una falla técnica", señaló no obstante el experto consultado en Hong Kong.

Un "sabotaje" dirigido por Washington "parece poco probable", coincide James Lewis, experto en seguridad cibernética del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington.

"Estados Unidos actúa, por lo general, en las áreas de finanzas y de internet, no en el de la electricidad. ¿Qué ganaríamos y por qué nos molestaríamos en ello?", se preguntó.

Otro experto en ciberseguridad, el francés Loïc Guezo, de la firma TrendMicro, considera "muy posible" que una central en Venezuela haya sido blanco de un ataque cibernético por parte de un Estado, "un escenario para el que se preparan todos los grandes operadores del mundo".

"Los sistemas de Venezuela son antiguos y el conjunto de la red debe ser muy frágil: un ataque limitado puede tener consecuencias enormes", agregó.

Pero "por ahora, no tengo conocimiento de señales claras que hagan pensar en un ciberataque", concluyó.

Analistas también responsabilizan al Gobierno por negligencia en el mantenimiento y en el manejo de las inversiones necesarias en el sector eléctrico.

La central hidroeléctrica del Guri, con un ancho de 1.300 metros y una altura de 162 metros, entró en funcionamiento en 1978 y en 1986 se amplió con una segunda etapa. Hoy está bajo administración de la empresa estatal CORPOELEC y cuenta con una potencia de 10.200 megavatios (según datos de 2007) para abastecer al 70% de Venezuela.

—China ofrece ayuda a Venezuela para restablecer la electricidad. China ofreció este miércoles su ayuda para restablecer la electricidad en Venezuela, que todavía padece las consecuencias del mayor apagón de su historia.

"China espera que Venezuela pueda encontrar rápidamente las causas de este accidente y restaurar la electricidad y el orden social", dijo el portavoz del ministerio de Exteriores chino, Lu Kang, en una rueda de prensa.

"China quiere ofrecer su asistencia y su apoyo técnico a Venezuela para restaurar el sistema eléctrico", añadió.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusa a Washington de perpetrar "ataques cibernéticos" y "electromagnéticos" contra la hidroeléctrica El Guri, que abastece al 80% de la población del país.

Sin embargo, China no quiso culpar directamente a Estados Unidos, aunque dijo estar "muy preocupada" por la situación.

"Creo que esta cuestión solo puede ser clarificada y explicada por la parte que acusa el presidente Maduro", dijo Lu.

Este miércoles, la mayor parte de Caracas había recuperado la electricidad, pero estados como Mérida, Táchira, Trujillo, Zulia y Apure, en el oeste del país, tenían amplias zonas sin energía.

La emergencia, que alcanzó a Caracas y a 22 de los 23 estados de este país de 30 millones de habitantes, comenzó la tarde del jueves pasado y no fue hasta el martes cuando el presidente Maduro aseguró que la luz estaba restablecida en "casi en todo" el territorio.

—El principal productor de alimentos de Venezuela registra pérdidas por los saqueos. Empresas Polar, el principal productor de alimentos de Venezuela, anunció este miércoles pérdidas superiores a los 5.000.000 de dólares por la ola de saqueos que se disparó en el estado de Zulia luego del apagón que dejó a oscuras a todo el país el pasado jueves.

"Las pérdidas calculadas hasta el momento ascienden a más de 18.600 millones de bolívares (5.637.063,99 dólares). Se suma también el riesgo de inseguridad al entrar a nuestras agencias y plantas en tales condiciones, debido a la existencia de productos inflamables", dijo la empresa en un comunicado de prensa.

Polar reporta en el escrito "destrozos y daños irreparables" a sus plantas de Pepsi-Cola Venezuela y Trigo de Alimentos Polar, pese a los "esfuerzos de algunos organismos de seguridad" del Gobierno de Nicolás Maduro que no pudieron "contener los actos vandálicos" causados por varias centenas de personas.

Además, 22 camiones, cinco montacargas, 23 computadoras y mobiliario de oficinas sufrieron daños y quedaron inoperativos.

En la instalación que produce bebidas robaron 150.000 cajas de gaseosas, cervezas y agua, mientras que en la de alimentos "sustrajeron 160 paletas de producto terminado, casi 77.000 unidades de pasta en distintas presentaciones y causaron daños a cuatro vehículos", de acuerdo al comunicado.

"La situación actual que enfrentamos en el país no justifica este tipo de acciones que terminan perjudicando grave y directamente a las poblaciones cercanas a nuestras instalaciones, la disposición de los productos que aquí elaboramos va destinada para servir a esas poblaciones", añadió la empresa.

Los saqueos se presentaron en cuatro de las instalaciones del grupo en la región zuliana, que hace frontera con Colombia. El último ocurrió el pasado lunes, cuando se registró una oleada de actos vandálicos contra numerosos establecimientos.

Testigos de estos hechos contaron EFE que los saqueos iniciaron el domingo y se extendieron hasta la noche del lunes en varias localidades, especialmente en la ciudad de Maracaibo, hogar de unas dos millones de personas.

Grupos violentos irrumpieron en panaderías, supermercados, tiendas de electrodomésticos, zapaterías, joyerías, centros comerciales y expendios de todo tipo, y salieron de allí cargando lo que cada uno fue capaz de llevar a cuestas.

El domingo, los jefes de las patronales CONSECOMERCIO y FEDECAMARAS, María Carolina Uzcátegui y Carlos Larrazabal, respectivamente, señalaron que aún no logran cuantificar con exactitud las pérdidas por los saqueos y la caída en la productividad que causó el apagón.

En el Zulia, el servicio eléctrico comenzó a restablecerse con problemas la noche del lunes, luego de más de 100 horas continuas sin luz.

Según el Gobierno de Nicolás Maduro, estos fallos se deben a un ataque cibernético perpetrado por Estados Unidos y opositores locales y han mantenido sin estabilidad el sistema eléctrico de casi todo el país desde el jueves a las 5:00PM.

Pero expertos y opositores apuntan a la ineptitud y a la mala gestión de millonarios recursos como las causas reales del corte eléctrico, por el que la Fiscalía investiga al presidente encargado, Juan Guaidó.

—Maduro recurre a Dios para que 'meta su mano' y abra el diálogo entre su Gobierno y EEUU: El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, pidió este martes a Dios que "meta su mano" y componga las maltrechas relaciones entre su país y EEUU, cuya Administración no le reconoce y le ha pedido en múltiples oportunidades que se aparte del poder, que ejerce desde 2013, reportó EFE.

"Pido a Dios que meta su mano y cambie el curso de esta conspiración y le abra las compuertas a un proceso de negociación y de acuerdos entre el Gobierno del presidente Donald Trump y el Gobierno bolivariano", dijo Maduro al referirse a presuntos planes de Washington para desalojarlo del poder.

Las tensiones entre el régimen chavista y EEUU crecieron de forma notable en enero pasado, cuando la Administración de Trump reconoció como presidente encargado de Venezuela al opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

Esta decisión provocó que Maduro ordenara la ruptura de las relaciones bilaterales, a lo que siguieron sanciones económicas de Washington contra funcionarios e industrias venezolanas, incluida la del petróleo.

Con todo, los dos países habían acordado negociar la apertura de oficinas de intereses, pero este proceso también se vio interrumpido después de que Washington anunciara su decisión de retirar a su personal diplomático restante en Caracas, aunque Maduro dijo este martes que su Gobierno los expulsó para evitar algún "falso positivo".

En ese sentido, dijo que desea continuar estas negociaciones con el acompañamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al tiempo que insistió en que es posible una relación de "respeto, altura y cooperación" entre ambas naciones.

"Creo en la negociación, creo en la diplomacia porque creo en la paz, no pierdo la esperanza (de mejores relaciones)", apuntó.

—Liberado con medidas cautelares al periodista hispanovenezolano detenido en Caracas: El comunicador hispanovenezolano Luis Carlos Díaz, detenido el lunes por la tarde en Caracas en el marco de una investigación por el masivo corte eléctrico que ha afectado a Venezuela desde el jueves, fue liberado con medidas cautelares, informó el gremio de periodistas, citada por EFE.

De acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP), Díaz fue imputado por "instigación a delinquir" y fue liberado bajo régimen de presentarse ante el juzgado cada ocho días.

Además, se le prohibió abandonar el territorio venezolano sin autorización y no podrá declarar sobre su caso mientras dure el proceso.

"El juicio sigue su curso, no puedo dar declaraciones, evidentemente (...), pero puedo seguir haciendo periodismo", confirmó el propio comunicador a su salida de tribunales.

Familiares y amigos de Díaz habían denunciado su desaparición la tarde del lunes y durante la madrugada del martes se informó de que había sido detenido.

Díaz, conocido no solo por tener varios programas de radio sino también por ofrecer información veraz en las redes sociales, fue señalado por el dirigente oficialista Diosdado Cabello de estar detrás del supuesto "saboteo" al sistema eléctrico que dejó al país a oscuras el jueves pasado.

El número dos del régimen venezolano difundió un vídeo de un programa de radio de Díaz en el que ofrece consejos sobre cómo mantenerse informado y al mismo tiempo informar en medio del "blackout" informativo que se produce en el marco del apagón.

Naky Soto, esposa de Díaz, denunció el allanamiento de su residencia la madrugada de este martes, mientras que el legislador opositor Miguel Pizarro dijo durante la sesión del Parlamento que la comisión de la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos que está en el país exigió "acceso" al comunicador.

—Venezuela padece aún las secuelas del peor apagón de su historia: Una parte de Venezuela padecía aún por la falta de agua aunque ya se había restablecido la electricidad en la mayor parte del país, interrumpida hace seis días por el peor apagón de su historia.

La mayor parte de Caracas había recuperado la electricidad, pero estados como Mérida, Táchira, Trujillo, Zulia y Apure, en el oeste del país, tenían amplias zonas sin energía, de acuerdo con un reporte de la AFP.

El problema mayor ahora es el agua. Largas filas se formaban en torno a camiones cisterna dispuestos por el Gobierno y alcaldías opositoras para su distribución, incluso en Caracas, donde el bombeo aún no se había estabilizado el martes y había racionamiento.

"Sin agua, sin luz, sin medicinas, sin dinero en efectivo ni transporte. Esto ha sido tremendo", declaró a la AFP Victoria Milano, de 40 años. Aunque en su casa ya tenía electricidad, teme que se vuelva a cortar.

La emergencia, que alcanzó a Caracas y 22 de los 23 estados de este país de 30 millones de habitantes, comenzó la tarde del jueves y no fue hasta el martes cuando el presidente Nicolás Maduro aseguró que la luz estaba restablecida en "casi en todo" el territorio.

Maduro cantó "victoria" en la "guerra eléctrica", insistiendo en sus acusaciones a Washington de perpetrar "ataques cibernéticos" y "electromagnéticos" contra la hidroeléctrica El Guri (en el estado sureño de Bolívar), que abastece al 80% de la población del país.

Expertos consultados por la agencia AP han declarado que es imposible perpetrar un ataque cibernético a la hidroeléctrica desde fuera porque no está conectada a la red de redes.

La oposición, liderada por el jefe parlamentario, Juan Guaidó, sostiene que el colapso es el resultado de la "negligencia" y una "corrupción" que alcanzó 1.500 millones de dólares hasta 2016.

"El desespero y la oscuridad lo provocan la dictadura", aseguró el martes en una protesta el opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

La Fiscalía, de línea oficialista, abrió una investigación penal por "sabotaje" contra Guaidó, quien, no obstante, dijo que nada lo detendrá hasta lograr sacar a Maduro del poder para tener "elecciones libres".