Jueves, 25 de Abril de 2019
Última actualización: 04:16 CEST
VENEZUELA

Mueren tres bebés por falta de atención médica debido al apagón

La actividad comercial y económica ha estado paralizada. (REUTERS)

—Mueren tres bebés por falta de atención médica debido al apagón en Venezuela. El apagón que afectó a buena parte de Venezuela a partir del jueves y que ya rompió todos los récords de fallas anteriores en el suministro, ha provocado la muerte de al menos tres menores de edad en un hospital de la capital.

Clínicas y hospitales permanecen a oscuras y sin plantas de luz que puedan proveer de energía suficiente para los aparatos más indispensables.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hospitales del país, las fallas eléctricas han derivado en 79 muertes desde noviembre de 2018 hasta el miércoles pasado.

"De los que estaban en terapia intensiva, ya van dos que se han muerto, mi mamá tres y otra familiar de la muchacha, cuatro, que se han muerto ya en medio del apagón”, afirmó a Televisa Maoli Aldana, familiar de uno de los fallecidos.

El Gobierno de Nicolás Maduro decidió mantener cerradas escuelas y dependencias federales y solicitó a los comerciantes no abrir sus locales.

La gente tuvo que caminar largas distancias debido a la falla en el Metro de Caracas, como Lilia, quien por más de tres kilómetros y con su bebé al pecho, nunca pudo encontrar transporte.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicaciones, mantiene su teoría sobre una "guerra eléctrica" encabezada por el senador republicano estadounidense, Marco Rubio.

"Ustedes no tienen derecho a apagar el sistema eléctrico nacional, no lo tienen, ni aquí ni en ninguna parte del mundo, es un evento criminal", sostuvo el ministro.

El presidente encargado Juan Guaidó dijo que el único responsable del saboteo es el Gobierno de Maduro.

"Siguen excusándose, siguen buscando culpables, cuando solamente la corrupción, el desastre es lo que ha causado esta situación", argumentó Guaidó.

Guaidó señaló en Twitter que antes de este apagón histórico, las fallas eléctricas se habían cobrado la vida de 79 personas en toda Venezuela. 

En la frontera del país con Colombia, la gente cruza por las trochas para buscar servicios o simplemente recargar sus teléfonos.

Ante las movilizaciones convocadas para el fin de semana, la preocupación generalizada se debe al posible colapso del resto de los servicios en todo el país.

"Dejen de decir que las cosas en CORPOELEC están bien, ustedes mismos se han encargado de destruirlo con el vandalismo que ustedes han permitido, ustedes han sido culpables de que esta empresa tan importante del país se haya ido a pique”, señaló Damarys Cervantes, trabajadora de CORPOELEC.

—Se produce un nuevo apagón en Venezuela luego de que se restableciera la energía. Un nuevo apagón se registró este viernes en Venezuela a las 4:25PM hora local, después de que la luz regresara a varias zonas del país por un lapso no mayor a dos horas tras el corte eléctrico del jueves, que se prolongó por casi 22 horas.

Con el nuevo apagón se demuestra que aún no se ha corregido por completo la falla que, de acuerdo con denuncias del Gobierno de Nicolás Maduro, se debe a un "sabotaje" orquestado por la oposición con la participación de Estados Unidos. 

Juan Guaidó comentó en Twitter que culpar del apagón a un "saboteo externo" es un pretexto.

"Saboteo es la corrupción, saboteo es que no permitieron elecciones, saboteo es que bloquearon la entrada de comida y medicinas", señaló.

"El único saboteo es el del usurpador a todo el pueblo", concluyó.

—Venezuela deberá pagar unos 8.700 millones de dólares a ConocoPhillips por expropiación. Venezuela deberá pagar unos 8.700 millones de dólares a la petrolera estadounidense ConocoPhillips por su expropiación en 2007, según una decisión del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (CIADI) que genera interrogantes sobre la capacidad de Caracas de cumplir.

"La República Bolivariana de Venezuela, deberá abonar por concepto de compensación por la expropiación ejecutada el 26 de junio de 2007 en violación del Artículo 6 del Convenio para el Estímulo y Protección Recíproca de las Inversiones entre la República de Venezuela y el Reino de los Países Bajos de fecha 22 de octubre de 1991", estimó el tribunal.

El CIADI estipuló un pago de cerca de 3.386 millones por ConocoPhillips Petrozuata B.V, de 4.498 por ConocoPhillips Hamaca y 562.140.959 dólares más por ConocoPhillips Gulf of Paria. El tribunal también estipuló que Venezuela deberá pagar también otros costos asociados al proceso .

La petrolera estadounidense celebró la decisión y sostuvo que reafirma que los "gobiernos no pueden expropiar ilegalmente inversiones privadas sin pagar una compensación".

El tribunal del CIADI había dictaminado en 2013 que las medidas de expropiación decididas por las autoridades venezolanas violaron el derecho internacional.

En su dictamen, el panel estipuló que los montos mencionados deberín ser pagados con intereses a una tasa anual del 5,5%, compuesta anualmente, y declaró que los demandantes están obligados a no intentar obtener doble recuperación.

La pregunta que surge es cómo Venezuela, declarada en default parcial en 2017 por varias agencias calificadoras, puede hacer frente un pago de esta magnitud.

"Venezuela no tiene dinero para pagarle a nadie", explicó a la AFP Francisco Monaldi, académico venezolano del Instituto Baker de la Universidad de Rice, en Houston, que estima que entre querellas e impagos pendientes el paí­s debe 150.000 millones de dólares.

"Es imposible pagar todas las reclamaciones y la pregunta es cómo los reclamantes, en este caso ConocoPhillips, pueden presionar a Venezuela", planteó el experto en energía.

Para Monaldi, una alternativa que parece evidente es intentar incautar Citgo, la filial de PDVSA en Estados Unidos, ahora amputada de su matriz por las sanciones impuestas por Estados Unidos, cuyo valor oscila entre 7.000 y 9.000 millones de dólares.

ConocoPhillips aterrizó en Venezuela en la década de 1990 cuando el país abrió proyectos de petróleo pesado en la Faja del Orinoco, una enorme área de 55.000 kilómetros cuadrados que aglutina la mayor parte de los más de 300.000 millones de barriles de reservas que tiene el país, las más grandes del mundo, en su mayoría crudo pesado cuyo procesamiento es costoso.

Pero en 2007, el entonces presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013, emprendió una ola de nacionalizaciones en el sector petrolero, que luego se extenderían a amplios sectores de la economía.

Su heredero político, el actual presidente Nicolás Maduro gobierna en medio del colapso de la estatal petrolera PDVSA, pilar de la economía venezolana, y un aparato industrial privado en ruinas tras décadas de controles.

En otro proceso ante la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por su sigla en inglés) ConocoPhillips llegó a un acuerdo con la estatal PDVSA para el pago de una compensación de 2.000 millones de dólares más intereses.

—EEUU acusa a ministro de Maduro de cargos relacionados con narcotráfico. Estados Unidos presentó este viernes cargos contra el vicepresidente económico y ministro de Industrias y Producción Nacional de Venezuela, Tareck el Aissami, al que acusa de haber violado las restricciones que le impuso por su implicación en el narcotráfico al viajar a Rusia.

El Departamento de Justicia estadounidense detalló en un comunicado que El Aissami y el empresario Samark José López Bello violaron el acta por la que fueron incluidos entre las personas sancionadas por su presunta relación con el narcotráfico al viajar en un avión privado desde Rusia a Venezuela.

Este viaje supone una violación de las restricciones que EEUU impuso al funcionario y al empresario venezolanos cuando les incluyó en la lista de sancionados por narcotráfico del Departamento del Tesoro, en febrero del año pasado.

Las sanciones se impusieron bajo la Ley Kingpin, promulgada en diciembre de 1999 para bloquear las actividades de individuos o de organizaciones extranjeras sospechosas de estar vinculados con el narcotráfico, y que se conoce popularmente como "Lista Clinton".

"Las sanciones internacionales restringen las actividades de individuos y países que supuestamente realizan prácticas incompatibles con EE.UU. y les impide beneficiarse económica, política o humanitariamente, así como recibir otro tipo de apoyo estadounidense globalmente", señaló el fiscal federal Geoffrey S. Berman en un comunicado divulgado este viernes.

Las autoridades estadounidenses consideran probado que tanto El Aissami como López Bello violaron estas restricciones al viajar en avión privado desde Rusia a su país de origen, por lo que ha presentado cargos contra ambos en la corte federal de Nueva York.

Al incluirle en la lista, el año pasado, el Tesoro determinó que El Aissami jugaba "un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos", con destinos que incluyeron México y EEUU.

En cuanto a López Bello, se le acusó de ser el "testaferro" de El Aissami y de proporcionar "material, apoyo financiero, bienes y servicios" al narcotráfico, explicó hoy un alto funcionario estadounidense en una llamada telefónica con periodistas.

—La OEA dice que unos 3,4 millones de venezolanos salieron del país desde 2015. El año 2018 culminó con al menos 3,4 millones de venezolanos, cerca del 10% de la población, huidos de su país debido a factores como la escasez de medicamentos y alimentos, la hiperinflación o la violencia, según un informe presentado este viernes por la Organización de Estados Americanos (OEA).

"La actual crisis de emigrantes venezolanos es una crisis sin precedentes en la región", denunció el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en un mensaje que fue leído durante la presentación del informe, elaborado por el Grupo de Trabajo del organismo panamericano dedicado a la migración de Venezuela, reportó AFP.

La mayoría de estos migrantes venezolanos se encuentran en Colombia (1,2 millones), Perú (700.000), Chile (266.000), Ecuador (250.000), Argentina (150.000) y Brasil (100.000).

En términos porcentuales destaca el caso de Curazao, donde los cerca de 26.000 venezolanos que viven en el país representan el 15% de la población de esa Isla caribeña.

El coordinador del informe, David Smolansky, detalló durante la presentación del documento, que tuvo lugar en Washington, que este flujo migratorio se debe a cinco determinantes.

"Una crisis humanitaria, especialmente reflejada en falta de comida y medicinas; violencia generalizada; un colapso económico, con una inflación el año pasado de 1.300%; una violación masiva y sistemática de los derechos humanos, con cerca de 1.000 presos políticos, y un elemento importante que identificamos, que es el control social", dijo.

De acuerdo con el antiguo alcalde del municipio caraqueño de El Hatillo (2013-2017) este volumen migratorio sitúa a Venezuela como el segundo país con mayor número de desplazados del mundo, "sólo por detrás de Siria, que tiene 6,3 millones, pero eso es después de más de siete años de conflicto".

Smolansky auguró, además, que en caso de que el régimen de Maduro sobreviva al presente año, una proyección lineal prevé que el número de venezolanos que abandonen su país de "forma forzosa" alcanzaría los 5,4 y los 5,7 millones de personas.

En caso de que nada cambie de aquí a finales de 2020, dijo, esta cifra alcanzaría entre los 7,5 y los 8,2 millones de migrantes venezolanos; es decir, superaría el número de refugiados sirios.

Por este motivo, Smolansky hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que reconozca el estatus de refugiados de estos venezolanos que han abandonado el país desde que se agudizó la crisis en el país caribeño, en 2015.

En este sentido, Smolansky lamentó, además, que la comunidad internacional apenas ha destinado unos 200 millones de dólares a paliar la situación de los "huidos venezolanos", lo que supone apenas 300 dólares por personas, una cantidad que, dijo, apenas da para cubrir las necesidades más básicas.

Smolansky informó de que su grupo de trabajo está negociando con el Congreso de EEUU para que otorgue estatus de Protección Temporal (TPS, en sus siglas en inglés) a sus conciudadanos que se encuentra en el país norteamericano.

De acuerdo con el coordinador, en estos momentos unos 600.000 desplazados venezolanos residen en EEUU y cerca de 74.000 han solicitado "asilo o refugio", lo que supone una de las cifras más altas del país en relación con la procedencia de las solicitudes.

Por último, Vecchio aseguró que el Gobierno de Maduro es consciente de la situación pero que le es indiferente porque lo único que le importa es aferrarse al poder.

"Nosotros estamos viviendo las consecuencias de una guerra sin tener guerra", denunció Vecchio.

—El Gobierno de Venezuela decidió suspender la jornada laboral y las clases este viernes por el apagón masivo de casi 16 horas que afecta a la mayoría del país y que el Ejecutivo de Nicolás Maduro denuncia como un acto de "sabotaje".

El presidente Maduro tomó esa decisión "en aras de facilitar los esfuerzos para la recuperación del servicio eléctrico en el país, víctima de la guerra eléctrica imperial", tuiteó la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez.

La electricidad se cortó en Caracas el jueves, a las 4:50PM hora local, provocando atascos debido al desalojo del metro y al hecho de que los semáforos dejaran de funcionar.

El apagón también golpeó al aeropuerto internacional Simón Bolívar, según indicaron viajeros en las redes sociales.

En la capital, una ciudad con altos índices de criminalidad, los habitantes procuraron regresar a sus casas con la luz del día.

De acuerdo con la prensa local, el apagón afecta prácticamente a toda Venezuela. Las líneas telefónicas e internet dejaron de funcionar.

Los cortes de electricidad son habituales en Venezuela. Se han vuelto crónicos desde hace años en la zona occidental y vienen extendiéndose a Caracas y otras áreas.

Especialistas responsabilizan al gobierno socialista por falta de inversiones en el mantenimiento de la infraestructura en medio de una grave crisis económica.

La compañía eléctrica estatal Corpoelec aseguró que hubo un sabotaje en la principal represa de generación de energía eléctrica del país, en el estado Bolívar.

El jueves por la noche, la vicepresidenta Rodríguez también había achacado lo ocurrido a un "ataque de gran envergadura" provocado por "sectores extremistas".

—Guaidó responde: El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, reaccionó desde su cuenta en la red social Twitter a las acusaciones de sabotaje lanzadas por el régimen chavista.

"Saboteo es robarse el dinero de los venezolanos. Saboteo es quemar comida y medicina. Saboteo es robar elecciones", consideró Guaidó.

"En 2009 este régimen decretó emergencia eléctrica e invirtieron 100.000 millones de dólares, hoy seguimos #SinLuz, (en) el país con la reservas de petróleo más grandes del mundo", escribió.

"Tenemos El Guri, Tocoma y Caruachi. Tenemos Planta Centro y Tacoa. Tenemos agua, petróleo y gas. Pero lamentablemente tenemos un usurpador en Miraflores", denunció en otro mensaje.

El líder opositor describió la situación en Caracas tras seis horas sin corriente eléctrica de "caos, preocupación e indignación".

"Este apagón evidencia la ineficiencia del usurpador. La recuperación del sector eléctrico y del país pasa por el cese de la usurpación", añadió.

La periodista Elizabeth Fuentes recogió las reacciones de algunos venezolanos a la situación: "Desde los balcones a oscuras la gente grita: 'Maduroooo'. Y decenas responde al unísono CDTMadreeee'. Es el nuevo cacerolazo".

—La confusión reina en el aeropuerto de Maiquetía: Algunos pasajeros se encontraban varados este viernes en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía a la espera de que sus vuelos fueran reprogramados, informó el diario El Nacional.

Alertas en Twitter indican que los vuelos fueron suspendidos. Sin embargo, el Instituto Aeropuerto Internacional de Maiquetía (IAIM) de Caracas aseguró que hay operaciones de entrada y salida de aeronaves.

El aeropuerto quedó en total oscuridad este jueves.

El alcalde del municipio Vargas, José Alejadro Terán, informó que las autoridades han trabajado por restituir el servicio de energía eléctrica en los estados afectados y explicó que esperan que en horas del mediodía la situación haya sido solventada.

Agregó que mantienen operaciones de pista con las plantas de respaldo, en el aeropuerto internacional de Maiquetía, mientras que el puerto de La Guaira se encuentra operativo.

Los pasajeros de la aerolínea Conviasa fueron devueltos porque la compañía no tiene planta eléctrica.

Tras un recorrido que realizó este viernes por varias calles de Caracas para constatar la situación por el apagón que desde hace casi 20 horas tiene sin luz a por lo menos el 90% del país, el presidente interino Juan Guaidó alertó que serán "difíciles" las comunicaciones "así que es importante seguir y replicar la información oficial".

Guaidó expresó su preocupación por las personas que están en los hospitales, de cuya situación se han hecho eco las redes sociales, y aprovechó para reiterar su llamado a las movilizaciones que están convocadas mañana, sábado, en Venezuela para seguir exigiendo que "cese la usurpación".

1 comentario

Imagen de Anonim

El apagón evidencia que lo que pasa en Venezuela es el paso del populismo al totalitarismo, y no el caso de un simple dictador populista aferrado al poder. El apagón responde a las huelgas de la oposición con un mensaje de terror psicológico a toda la población sobre quién manda de verdad en Venezuela. La oposición tiene la calle, dice el mensaje, pero Padrino-Castro tiene la luz y el agua, además de la comida. Manotazos a Maduro no frenan la transformación totalitaria; ese script ya fracasó en Cuba 1959-61; golpear a Castro, duro y rápido, es la mejor opción para que Castro abra la mano de Venezuela.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.