Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 17:44 CEST
investigación

Negocios turbios, desvío de dinero, Petrocaribe al descubierto

Manifestación en Haití para reclamar el dinero de Petrocaribe. (MARCHA.ORG.AR)
Datos de la deuda de Petrocaribe. (CONNECTAS)

#Petrofraude, una investigación impulsada por CONNECTAS, pone al descubierto cómo la alianza energética Petrocaribe se convirtió en la clave del apoyo internacional que aún mantiene el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y que le ayuda a evitar el completo aislamiento.

De acuerdo con el estudio, llevado a cabo por esta plataforma latinoamericana en alianza con Confidencial, El Pitazo, Diario Libre y La Prensa Gráfica, el plan de cooperación regional "ha inyectado más de 28.000 millones de dólares en 14 países", pero que en la práctica "ha servido para la compra de respaldos diplomáticos".

"Los recursos de un pueblo arrinconado por el desabastecimiento y con una inflación de 1.000.000% el año pasado, en unos casos fortalecieron grupos de poder local en varios países, y en otros se tradujeron en corrupción y hambre", señalan.

Para la investigación, el equipo periodístico de los cinco medios revisó en detalle la información disponible del ambicioso programa nacido en 2005 por iniciativa del entonces presidente Hugo Chávez en los países beneficiarios y realizó trabajos de campo en Nicaragua, Haití, República Dominicana, El Salvador, Guyana y Venezuela.

'Anillos de seguridad'

#Petrofraude revela cómo la Cancillería de Venezuela definió en 2015 a los países miembros de Petrocaribe como parte de un "primer anillo" de "protección geopolítica" destinado a la "defensa de la soberanía" del país.

A las naciones caribeñas y centroamericanas beneficiadas se les suministró más de 346,31 millones de barriles de petróleo entre 2006 y 2016, equivalente a más de 28.000 millones de dólares.

Las cifras no incluyen al Gobierno de Cuba, beneficiario de un convenio bilateral que le reservó tratamiento privilegiado, aunque formalmente es parte de Petrocaribe, precisó la investigación.

El pago a Caracas, que debía ser con alimentos, en muchos casos se tradujo en un sistema fraudulento de sobreprecios y entregas falsas que benefició más las alianzas políticas regionales y la corrupción local, que el bienestar del pueblo que puso el petróleo.

El negocio que vació la mesa de los venezolanos

La investigación documentó que Venezuela perdió millones de dólares por aceptar en el intercambio, sobre todo con Nicaragua, bienes sobrevalorados y en muchos casos de baja calidad.

Dentro de estas transacciones, fueron hallados productos más caros, por ejemplo, envíos de café realizados desde Nicaragua y de arroz desde Guayana por precios cuyo exceso pudo llegar a 245 millones de dólares.

El equipo investigador descubrió además compensación sin control, números que no cuadran según datos de PDVSA y el Ministerio de Alimentación de Venezuela sobre volúmenes y valores de los productos importados a través del sistema de compensación y que presentan vacíos e inconsistencias.

La investigación de CONNECTAS también sacó a la luz casos de funcionarios, actores clave de los intercambios de petróleo y derivados por alimentos, sancionados o investigados, así como lucrativas transacciones que favorecieron a compañías vinculadas con figuras de los gobiernos del continente beneficiados por los convenios petroleros.

El desvío de los petrodólares

Bajo el acuerdo energético promovido por Venezuela, añadió #Petrofraude, "gobiernos aliados tuvieron carta blanca para manejar discrecionalmente y sin mayores controles los fondos obtenidos gracias a los préstamos petroleros".

"Parte del dinero se usó para inversiones privadas, proyectos fallidos y quedó entrampado en una maraña de empresas vinculadas con gobernantes de la región. Algunos de los personajes involucrados están en la mira de investigaciones por lavado de dinero".

Pone de ejemplo a Alba Petróleos de El Salvador (ALBAPES), entidad que ejecuta el acuerdo de Petrocaribe en el país centroamericano, que se ha convertido en una gran prestamista alrededor de la cual surgió un patrón de especulación inmobiliaria.

La empresa ha beneficiado con créditos hipotecarios a compañías e individuos que compran propiedades que súbitamente suben de precio antes de su adquisición y luego embarga los inmuebles por valores menores, denunció el informe.

Según los documentos examinados por #Petrofraude, las autoridades de contraloría y fiscalización del continente, incluidas las de Venezuela, apenas han dejado aportes que clarifiquen cómo ha sido administrado el caudal de fondos que se inyectó en la región a través de préstamos petroleros.

"En la mayoría de los casos no se han realizado exámenes de las cuentas, las auditorías han dejado resultados satisfactorios pese a las denuncias y evidencias que sugieren manejos irregulares o las autoridades, incluso, han ocultado intentos de maquillaje de las contabilidades", sostuvo.

Solo la policía antilavado de dinero de Guyana y el Senado de Haití instruyen las mayores averiguaciones relacionadas con el uso de los fondos originados en Venezuela.

En el primer país los involucrados niegan su responsabilidad, pero son acusados de hacer operaciones que no quedaron registrados en los libros. En el segundo, se investiga un gran fraude en las obras que formaban parte de un proyecto de reconstrucción del país luego del catastrófico terremoto de 2010.

Obras fantasmas que pagó el petróleo a los poderosos

El pago que Petrocaribe hizo por obras inexistentes llenó los bolsillos de al menos tres presidentes, senadores y poderosos grupos empresariales de la región.

La investigación mencionó un plan para reconstruir Haití después del devastador terremoto de hace más de ocho años como "la mayor muestra de cómo la corrupción damnificó por partida doble a los ciudadanos que pusieron en estos fondos sus esperanzas".

#Petrofraude visitó obras que se financiaron con fondos de Petrocaribe y obtuvo imágenes inéditas que confirman el estado de abandono de estructuras que debían ser empleadas para recuperar la vida colectiva en uno de los países más pobres del continente. Mercados, complejos de viviendas y hospitales se encuentran en la lista.

Empresas de construcción e ingeniería con vínculos con los gobiernos de Haití y República Dominicana fueron los principales beneficiados de las desviaciones en las contrataciones de obras públicas, reveló.

Entre los más favorecidos estuvo un dirigente cercano al expresidente dominicano Leonel Fernández: el senador Félix Bautista, sancionado por el Departamento del Tesoro de EEUU.

#Petrofraude hizo un inventario de más de 230 obras y programas de construcción en el continente. El proyecto del complejo refinador Gran Sueño de Bolívar en Nicaragua implicaba megainversiones, pero fueron ejecutados a medias. Otros, como los planes de infraestructura de Belice, han estado en el centro de las peticiones de auditoría de opositores.

El auxilio financiero que atornilla aliados

Por otro lado, la investigación puso el foco en los fondos recibidos en varios países que facilitaron la exportación del llamado Socialismo del Siglo XXI y la instauración de grupos políticos que se sirvieron de cuestionados programas sociales.

Pese a los multimillonarios recursos gastados, no siempre quedaron beneficios sostenibles y con la caída de los precios petroleros se expuso la fragilidad del modelo.

En tal sentido, citó los casos de Nicaragua, El Salvador y San Cristóbal y Nieves.

Luego de un lustro de funcionamiento de Petrocaribe, en documentos de PDVSA, se planteó entre los obstáculos de gestión que los programas sociales financiados no conducían a la superación de la pobreza, que se diluían en "políticas asistencialistas tradicionales" y que los países beneficiarios no mostraban buena voluntad para que se auditaran los fondos.

Subsidios energéticos y programas sociales asociados a las ayudas venezolana tendieron a desaparecer con la baja de los precios petroleros y la crisis de la industria venezolana. Así ocurrió principalmente con Nicaragua. Petrocaribe y los acuerdos energéticos contagiaron algunos países de la dependencia del mercado de hidrocarburos, concluyó la pesquisa.

Petróleo por votos

Según la evidencia recopilada en la investigación #Petrofraude, países que deben millonarios recursos por los préstamos recibidos han alineado sus posiciones diplomáticas con los intereses venezolanos, especialmente en la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que le sirvió a Maduro en ocasiones para zafarse del escrutinio continental en materia de respeto a la democracia y los derechos humanos.

El examen de más de 800 actas de reuniones de la institución llevó a la identificación de 13 sesiones celebradas entre 2014 y 2019 y en las cuales las votaciones de los países beneficiados con los préstamos petroleros tuvieron alta coincidencia con las posturas más favorables a los intereses de Caracas.

Con respecto a Naciones Unidas, #Petrofraude citó un estudio realizado por profesores de la Universidad de Texas y del Instituto de Estudios Superiores de Administración, el cual concluyó que las votaciones de las naciones beneficiarias también mostraron coincidencias con los intereses venezolanos en las asambleas generales de la ONU.

Por último, apuntó que, bajo la presidencia de Maduro, Caracas adelantó negociaciones que permitieron reducir las deudas de países beneficiados con convenios petroleros: "la mayoría de los favorecidos con esos tratos se cuentan entre los más firmes aliados internacionales del denominado socialismo bolivariano".

CONNECTAS, promotora de la investigación sobre Petrocaribe, es una iniciativa periodística sin fines de lucro que promueve la producción, el intercambio, la capacitación y la difusión de información sobre temas claves para el desarrollo de las Américas. Viene desarrollando este tipo de trabajo desde 2012.