Viernes, 19 de Abril de 2019
Última actualización: 12:34 CEST
Nicaragua

Ortega cierra otro canal de televisión independiente

Protesta de periodistas en Nicaragua. (EL NUEVO DÍA)

El movimiento Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua denunció este domingo el "cierre arbitrario" de un canal de televisión independiente, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país centroamericano, informa EFE.

El canal, conocido como Notimav, y cuya transmisión abarcaba al municipio de Santa María de Pantasma, al norte de Nicaragua, fue sacado de la señal de cable el 28 de diciembre pasado, según el movimiento de periodistas.

Los representantes de Notimav no han emitido opinión sobre la suspensión de sus servicios a través de la señal de cable, pero compartieron en sus redes sociales la queja de una seguidora que acusa al Gobierno de estar detrás de la decisión.

La suspensión de la señal de cable al canal, que este domingo transmitió por Facebook, se da cuando Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado centenares de muertos, heridos, presos y desaparecidos en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera los ataques a periodistas y medios independientes como una "cuarta etapa de la represión gubernamental" contra la población de Nicaragua.

Las tres etapas previas consistieron en agresiones contra protestas callejeras pacíficas, ataques armados a ciudades que rechazan a Ortega y la criminalización de las protestas, según la CIDH, todas estas acciones con muertos.

Entre abril y noviembre pasados la Fundación Violeta Barrios de Chamorro registró al menos 420 casos de violación a la libertad de prensa, incluido el asesinato del periodista Ángel Gahona, agresiones, censura, amenazas y muerte, entre otros hechos.

Al menos 55 periodistas se han marchado al exilio desde abril, principalmente por razones de seguridad, según el movimiento de periodistas.

El movimiento de periodistas, que ya ha señalado el cierre de al menos dos medios televisivos, ha responsabilizado de dichas agresiones al Gobierno de Nicaragua.

La Iglesia Católica pide a Ortega que escuche a la OEA

El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, afirmó este domingo que el Gobierno de Daniel Ortega debe evaluar las observaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ya ha iniciado el procedimiento para aplicar la Carta Democrática Interamericana (CDI) al país centroamericano.

"Siempre una observación tiene fundamentos, yo creo que por eso hay que evaluarla bien, y aquellas cosas que haya que cambiar, pues hay que cambiarlas, para el bien del país", dijo Brenes, al ser consultado por periodistas sobre la situación de Nicaragua ante la OEA.

El Consejo Permanente de la OEA tiene programado reunirse el próximo viernes para abordar una vez más el caso de Nicaragua, cuyo Gobierno "ha provocado una alteración del orden constitucional", según ha dicho el secretario general del máximo organismo continental, Luis Almagro.

Brenes agregó que "cuando se nos hace una crítica, una observación, si tiene fundamento, pues analicémosla bien, revisémosla, interioricémosla, y tratemos de cambiar, si la observación que nos hacen no tiene fundamentos, tenemos que quedarnos tranquilos".

No obstante, el Gobierno de Nicaragua ha pedido a los cancilleres de América Latina y el Caribe que la CDI no sea aplicada a su país y ha instruido a sus diplomáticos para que eviten una decisión de la OEA al respecto.

La Carta Democrática de la OEA es un instrumento jurídico aprobado en 2001 que busca preservar la "institucionalidad democrática" en América Latina. Con su aplicación, se podría abrir la puerta a suspender a Nicaragua de la Organización de Estados Americanos.

El caso de Nicaragua es analizado en la OEA debido a que su Consejo Permanente adoptó como propio un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el que se afirma que el Gobierno de Daniel Ortega ha cometido crímenes "de lesa humanidad" al reprimir protestas contra su Gobierno desde el estallido social de abril pasado.

La crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua ha dejado entre 325 y 545 muertos, al menos 610 "presos políticos", así como cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles de personas en el exilio, según organismos defensores de los derechos humanos, locales e internacionales.

El Gobierno reconoce 199 muertos y ha informado de 340 reos, que llama "golpistas", "terroristas" o "delincuentes comunes".

Tanto la Iglesia católica, la más seguida por los nicaragüenses, como diversos sectores de Nicaragua y representantes de distintos países han recomendado al Gobierno de Ortega que resuelva la crisis por la vía del diálogo, sin éxito.

Ortega rechaza los señalamientos y se considera vencedor de un "golpe de Estado fallido".

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, tras 11 años de Gobierno, debido al saldo mortal de las manifestaciones.

1 comentario

Imagen de Balsero

Ortega es buen discípulo de los Castro. Un medio libre pudiera llegar a decir que violó a su hijastra o que ordenó la represión seguida de muerte de cientos de nicaraguenses. Tu última carta Daniel es pedirle a Díaz-Canel que te "preste" a Silvio, así organizas un festival popular y lavas un poco tu imágen de represor.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.