Miércoles, 26 de Junio de 2019
Última actualización: 10:45 CEST
VENEZUELA

El Grupo de Lima, menos México, llama a desconocer el nuevo periodo presidencial de Maduro

Reunión de los representantes del Grupo de Lima, hoy en Perú. (EFE)

Los ministros de Relaciones Exteriores y delegados del Grupo de Lima, formado por catorce países americanos contrarios al Gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro instaron este viernes al mandatario a no asumir su nuevo mandato presidencial, cuya legitimidad no reconocerán.

Según EFE, los políticos instaron a Maduro a respetar las atribuciones de la Asamblea Nacional y a transferirle de forma provisional el Poder Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas.

Tras la reunión que sostuvieron los 14 cancilleres de los países miembros del Grupo de Lima en la capital peruana, se acordó que no se reconocerá el nuevo Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, que se iniciará el próximo 10 de enero.

En la declaración formal, que no fue firmada por México, los cancilleres del Grupo señalan que "no reconocen la legitimidad de un nuevo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro que se iniciará el 10 de enero de 2019".

Es la primera vez que México no firma una declaración del Grupo.

De la misma manera, los políticos ratificaron el apoyo a la Asamblea Nacional que sí fue "elegida legítimamente".

"El Grupo de Lima reitera que el proceso electoral llevado a cabo en Venezuela el 20 de mayo del 2018 (en el que resultó reelecto Maduro) carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos ni con la presencia de observadores internacionales independientes", dice la declaración.

Los ministros de relaciones exteriores anunciaron que reevaluarán "el estado de las relaciones diplomáticas con Venezuela", y adoptarán medidas para "prevenir el acceso al sistema financiero" de los altos funcionarios del régimen de Maduro.

Precisamente durante la mañana de este viernes el presidente de Colombia Iván Duque había pedido "una resolución enfática que desconozca el nuevo mandato de Nicolás Maduro" y que otros países se unan a la demanda instaurada contra el mandatario venezolano ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.