Martes, 19 de Febrero de 2019
Última actualización: 13:41 CET
NICARAGUA

Un exdirigente sandinista pide a Ortega asumir la grave crisis en Nicaragua y 'renunciar'

Daniel Ortega. (EFE)

Un antiguo alto dirigente sandinista pidió este viernes en un artículo al presidente Daniel Ortega "asumir las consecuencias" de la grave crisis que vive Nicaragua y "renunciar".

Julio López Campos, antiguo secretario de relaciones internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y esposo de la "comandante" guerrillera Mónica Baltodano, le dijo a su excompañero que "se trata de renunciar a la Presidencia al tiempo que se ponen en libertad inmediata a todos los inocentes", precisó un reporte de EFE.

Agregó que también debe "permitir el libre retorno de los refugiados; abrir el espacio para que se realicen elecciones anticipadas en condiciones de honestidad, transparencia y supervisión; ordenar el desarme y desmovilización de todos los paramilitares; y asegurar nuevamente el respeto de todas las libertades políticas de la ciudadanía".

"Daniel, nunca es tarde", tituló López su artículo, distribuido por su esposa a los periodistas por medio de diversas aplicaciones.

A su juicio, a estas alturas solo queda decirle al mandatario que nunca es tarde y "no importa ni forma, ni escenario", sino que asuma "las consecuencias de lo actuado".

Consideró que Ortega, con la retórica de querer culpar a EEUU de la crisis, "lo que se quiere ocultar, es que hoy, en Nicaragua tenemos un Gobierno desgastado, que perdió el respaldo popular y que se pretende mantener en el poder a sangre y fuego".

"Es imperativo que desde los sectores sensatos que aún quedan en el danielismo se asuman sin temores y valentía las acciones para presionar por una salida pacífica al conflicto", apuntó.

Ortega, señalado por expertos independientes tutelados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de haber incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril pasado, cree que salió victorioso de un intento de golpe de Estado.

Un informe elaborado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH señala que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad.

La Policía de Nicaragua presenta a un manifestante como el responsable de un asesinato

La Policía de Nicaragua presentó este viernes a un manifestante como responsable de un asesinato y un secuestro, en el marco de la crisis que ha dejado cientos de muertos en protestas contra Ortega.

Juan Ramón García Galarza fue presentado por las autoridades como responsable de un asesinato en mayo pasado, y de un secuestro al mes siguiente, cuando participaba en una manifestación antigubernamental.

García también es señalado por la Policía de haber cometido delitos de tortura y robo con intimidación, mientras participaba en las protestas.

Organismos defensores de los derechos humanos han denunciado que los manifestantes arrestados son en realidad "presos políticos", que suman al menos 674 en Nicaragua, mientras que el Gobierno cuenta 340 detenidos, a los que acusa de "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

Nicaragua atraviesa una crisis política desde abril pasado que, según organismos humanitarios, ha causado entre 325 y 545 muertos en el marco de protestas contra el presidente Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, quienes reconocen 199 víctimas.

El Gobierno es señalado por organismos locales e internacionales de graves abusos contra los manifestantes y la población civil, pero Ortega lo niega y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

El jueves la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció el inicio del proceso para aplicar la Carta Democrática a Nicaragua, que abre la puerta a la suspensión del país del organismo, luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo tener pruebas de que el Gobierno comete crímenes "de lesa humanidad".