Domingo, 17 de Febrero de 2019
Última actualización: 00:23 CET
venezuela

Un incidente con un buque petrolero vuelve a enfrentar a Venezuela y Guyana

El buque Ramform Tethys, protagonista del incidente. (EFE)

Venezuela y Guyana están en medio de un enfrentamiento por la soberanía marítima luego de que las autoridades de Caracas interceptaran un buque de la compañía petrolera Exxon Mobil, de bandera estadounidense, en aguas de Guyana, reportó EFE.

Poco después del suceso, el Departamento de Estado de Estados Unidos se pronunció para reclamarle a las autoridades venezolanas que respeten tanto la soberanía de sus vecinos como la legislación internacional, justo luego de que Guyana reportara la violación cometida con la detención de la nave.

Robert Palladino, uno de los portavoces de las autoridades estadounidenses, aseguró en su cuenta de Twitter que la intercepción aún es materia de investigación y defendió la potestad de Guyana para la exploración marítima de la zona.

De acuerdo con lo señalado por el Ministerio de Exteriores de Guyana, la interceptación del buque se registró el 22 de diciembre a las 10:30 (hora local) por parte de miembros de una embarcación militar de Venezuela que detuvo la nave exploratoria Ramform Tethys, contratada por Exxon Mobil.

Venezuela alega que el hecho se produjo en su territorio y que constituye una violación de parte de Guyana. Carl Greenidge, el ministro de Exteriores guyanés, afirmó que fue un incidente "ilegal", "hostil" y "agresivo".

A bordo del buque iban 70 personas en misión para Exxon Mobil rumbo al pozo de exploración del bloque Stabroek, situado frente a territorio guyanés y que cuenta con 26.800 kilómetros cuadrados.

Como reacción ante la medida, Greenidge advirtió que elevará una queja formal ante la ONU y la compañía anunció la suspensión de algunas de las labores que serían adelantadas en la zona oeste de dicho pozo.

Esta interceptación aumenta las tensiones entre ambas naciones por el control de la zona del Essequibo, conocida por su riqueza en materia de recursos minerales.

Este conflicto viene desde el año 2015, cuando uno de los consorcios empresariales al mando de Exxon Mobil identificó un nuevo yacimiento petrolero en el área, al que le siguió el hallazgo de nueve puntos más en las costas cercanas; el más reciente, detectado apenas el 3 de diciembre.