Martes, 11 de Diciembre de 2018
Última actualización: 07:08 CET
COLOMBIA

Esto es lo que piden los secuestradores de una sobrina-nieta de García Márquez

Gabriel García Márquez y Melisa Martínez García. (EFE/EL HERALDO)

Los presuntos secuestradores de una sobrina-nieta del difunto nobel Gabriel García Márquez, raptada hace dos meses en el norte de Colombia, pidieron cinco millones de dólares a sus familiares por su liberación, informó este miércoles la policía, citada por la AFP.

"Tenemos dos llamadas telefónicas que se han hecho a la familia, al parecer de delincuencia común, y en una de ellas estaban pidiendo cinco millones de dólares" por su liberación, dijo a la agencia francesa el general Fernando Murillo, director del grupo antisecuestro de la policía.

Melisa Martínez García, de 34 años y nacida en Maracaibo (Venezuela), fue raptada el 23 de agosto cuando salía de una finca bananera que administraba en una zona aledaña a la ciudad caribeña de Santa Marta, departamento del Magdalena, afirmó la policía antisecuestro.

Martínez es nieta de Luis Enrique García Márquez, hermano del autor de Cien años de soledad, por lo que es sobrina-nieta del nobel, explicó Jaime Abello, director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y cercano a la familia del escritor fallecido en 2014.
La familiar del difunto Nobel de Literatura colombiano es diseñadora gráfica y cumplió 34 años de edad el 13 de octubre, cuando ya estaba privada de su libertad.

El secuestro, uno de los crímenes más repudiados por los colombianos tras ser utilizado como mecanismo de presión política o financiación por los grupos insurgentes durante el conflicto armado, está en mínimos históricos tras el acuerdo de paz que desarmó y transformó en partido político a las FARC el año pasado.

Pese al alivio tras el pacto con la otrora guerrilla comunista, en el país aún actúan los rebeldes del ELN, bandas narcos de origen paramilitar y delincuencia común, que en algunos casos secuestran personas para venderlas a otra organización delictiva.

Una fuente policial local bajo anonimato aseguró a la AFP que en la región donde fue raptada Martínez García no hay presencia del ELN u otros grupos armados ilegales.