Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Última actualización: 12:45 CET
EEUU

Detectado otro paquete sospechoso dirigido a la sede central de la cadena CNN

Policías de Nueva York. (EFE)

Un nuevo paquete sospechoso dirigido a la CNN fue interceptado este lunes en Atlanta, informó la cadena, mientras que el sospechoso de enviar al menos 14 bombas caseras a algunos de los principales críticos del presidente de EEUU, Donald Trump, se preparaba para comparecer ante un tribunal federal en Miami, reportó Reuters.

El paquete dirigido al canal de noticias por cable fue interceptado en una oficina de correos en Atlanta, escribió en Twitter el presidente de CNN global, Jeff Zucker.

El ejecutivo afirmó que no existía peligro inmediato y que desde el miércoles todo el correo enviado a la CNN ha sido examinado en instalaciones externas. El Centro de Time Warner en Nueva York, donde se ubica la sede de la CNN en la ciudad, fue evacuado el miércoles después de que apareciera allí un paquete sospechoso.

Cesar Sayoc, un repartidor de pizza a media jornada de 56 años nacido en Brooklyn, fue arrestado el viernes sospechoso de haber enviado al menos 14 bombas a la CNN, a una serie de políticos demócratas importantes, y otros blancos que frecuentemente se han mostrado críticos hacia Trump, incluido el expresidente Barack Obama.

Sayoc comparecería en la corte de Miami el lunes. Se espera que el caso sea trasladado a Nueva York, donde será procesado por la Oficina del Fiscal del Distrito Sur, dijeron las autoridades.

Las presuntas acciones de Sayoc han aumentado las tensiones en los últimos días de la campaña para las elecciones legislativas del 6 de noviembre, en las que los demócratas luchan por tomar el control del Congreso, actualmente en manos del Partido Republicano de Trump.

Sayoc es un republicano registrado cuyas opiniones políticas eran evidentes en las redes sociales, donde criticó con dureza a demócratas, musulmanes y liberales en sus publicaciones en Facebook y Twitter.

Los registros públicos muestran que Sayoc fue arrestado en numerosas ocasiones a lo largo de los años por violencia doméstica, robo y otros cargos, incluida una supuesta amenaza de bomba contra una empresa de servicios públicos.

Las autoridades encontraron a Sayoc gracias a que lograron aislar una de sus huellas dactilares en el paquete que envió a la congresista demócrata Maxine Waters y no descartaron que quedara alguno más en camino, tras su arresto.