Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 02:00 CEST
venezuela

Los maestros primarios venezolanos declaran su sector en 'emergencia'

Docentes protestan. (EFE)

Los maestros de Venezuela declararon este lunes la "emergencia" del sector educativo primario, que reinició actividades la pasada semana en el país, al tiempo que anunciaron que tomarán "acciones sindicales" si sus reclamos por incrementos salariales y mejores condiciones laborales no son atendidas de inmediato, reportó EFE.

El presidente del sindicato de maestros de Caracas, Édgar Machado, dijo a periodistas que el sector está "en una emergencia educativa" producto de los pobres salarios y el mal estado de las infraestructuras educativas, que no fueron atendidas durante el paro por vacaciones.

"Los educadores de Caracas estamos cansados, estamos en una emergencia educativa", enfatizó Machado en medio de una pequeña protesta en la capital venezolana.

Según el dirigente sindical, el Estado venezolano ha incumplido al menos ocho términos del contrato colectivo que firmó en abril pasado con los educadores.

Una de las cláusulas que no se cumple, aseguró, es la que supone ingresos por el orden de los 6,5 salarios mínimos para los docentes más experimentados (11.700 bolívares ó 188 dólares), así como la bonificación de inicio de clases, que se ubica en 460 bolívares ó 7,4 dólares.

"El presidente (Nicolás Maduro) se cansó de decir que (este) era el mejor contrato (para maestros) a nivel mundial, entonces si es el mejor contrato, que se cumpla", añadió Machado.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, padece una severa crisis económica que se expresa en escasez e hiperinflación, un indicador que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima cerrará en 1.000.000% este 2018.

El Gobierno de Maduro dictó un paquete de medidas, en el marco de esta crisis, entre las que se cuentan la congelación de precios, una reforma fiscal y el incremento del salario mínimo por 35 veces su valor anterior.

Los empleados públicos han denunciado que este último decreto supuso una unificación de facto de los salarios y la eliminación de las tablas largamente discutidas en los contratos colectivos.

Además, señalan que el monto, que asciende a 1.800 bolívares o 30 dólares por mes, no cubre las necesidades básicas de una familia.

"El sueldo no nos alcanza ni para poder sobrevivir (...), la calidad (de vida) de los educadores ha decaído totalmente, no tenemos ni para comprar el zapato más económico", dijo este lunes Machado.

El presidente Maduro, por su parte, dijo en un acto transmitido en cadena de radio y televisión, que la educación en el país es "sólida, poderosa y abarcante".