Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 17:23 CET
perú

Condenan a cadena perpetua al líder de Sendero Luminoso y a varios de sus seguidores

Abimael Guzmán durante el proceso judicial. (REUTERS)

Los históricos líderes de Sendero Luminoso, encabezados por su fundador Abimael Guzmán, de 84 años, fueron condenados este martes a cadena perpetua por el atentado más devastador cometido en Lima, hace 26 años, que dejó 25 víctimas en la calle Tarata y que aceleró su captura en 1992, reportó EFE.

Al cabo de un megajuicio de 20 meses de duración, el Colegiado A de la Sala Penal Nacional condenó por terrorismo a Guzmán, a su esposa y número dos de Sendero, Elena Yparraguirre, junto con Osmán Morote, Florindo Flores, Óscar Ramírez, María Pantoja, Laura Zambrano, Florentino Cerrón, Edmundo Cox y Margot Liendo.

En la sentencia, el Tribunal alegó que había evidencia de que los acusados "eran miembros del comité central, órgano de decisión que ordenó y aprobó el atentado con coche bomba en Tarata".

El Poder Judicial resolvió el caso, tras 18 meses de juicio, un día antes de cumplirse 26 años de la captura de Guzmán. Según la versión de los terroristas, el atentado iba a perpetrarse contra la sede del Banco de Crédito de Perú, pero el coche bomba explotó varias cuadras antes.

Abimael Guzmán, recluido en la base naval del Callao, ya purga cadena perpetua por los atentados y asesinatos que ordenó desde 1980.

La Sala ordenó además que Abimael Guzmán y la cúpula de Sendero Luminoso paguen 200.000 soles de reparación civil al Estado peruano y una cifra similar a los deudos de las víctimas que dejó el atentado.

Los tres jueces dictaron sentencia al final de una audiencia de seis horas, transmitida en vivo por la televisión.

Este juicio era uno de los pocos pendientes contra Guzmán, quien se alzó en armas en mayo de 1980 con el fin de fundar una República Popular de Nueva Democracia, con la idea de adaptar a los Andes peruanos las teorías de Mao, Marx y Engels, mezcladas con las suyas.

En el caso de la calle Tarata, la fiscalía acusa a los jefes senderistas de ser "autores mediatos del ataque perpetrado por un destacamento terrorista, cuyos integrantes fueron sentenciados con anterioridad como ejecutores del hecho".

Durante las audiencias, Guzmán calificó el juicio de "farsa" y aseguró que no tuvo "nada que ver" con este crimen, al que calificó de "error" de sus seguidores, quienes lo cometieron. Esa versión fue refutada por Oscar Ramírez Durand, exnúmero tres de Sendero y hoy enemigo del líder, quien pidió perdón a los familiares de las víctimas y culpó a Guzmán.

El atentado con coche-bomba ocurrió en la pequeña calle Tarata, en el turístico distrito capitalino de Miraflores, la noche del 16 de julio de 1992. La explosión mató a 25 personas, dejó más de 100 heridos, destruyó viviendas, autos y locales comerciales. El vehículo estaba cargado con casi 500 kilos de explosivos.

En el lugar donde estalló, existe hoy una fuente de agua y un monumento en recuerdo a las víctimas. Fue esa la primera vez que un objetivo civil resultó blanco de un atentado en Lima.

1 comentario

Imagen de pim-pam-pum

H.d.p. Menos mal que a este angelito lo cogieron a tiempo.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.