Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 18:57 CET
China

Pekín afianza su influencia en África con más inversiones multimillonarias

El presidente chino, Xi Jinping, junto al dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. (EFE)

El presidente chino, Xi Jinping, anunció este lunes que destinará 60.000 millones de dólares en financiación para África, que se materializarán en asistencia gubernamental e inversión por parte de las instituciones financieras y las empresas de diferentes áreas, reporta EFE.

Xi anunció este nuevo paquete durante el discurso de apertura del Foro de Cooperación África-China (FOCAC) en Pekín, ante numerosos jefes de Estado africanos y el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Este paquete de financiación se suma a los 60.000 millones de dólares que Pekín prometió durante la última edición del FOCAC celebrada en 2015 en Johannesburgo (Sudáfrica).

El gobernante chino aseguró que ciertos países africanos quedarán condonados a finales de este año de las deudas pendientes contraídas en forma de préstamos sin intereses con el Gobierno chino.

Sin detallar qué países se beneficiarán de esa medida, Xi señaló que la exención se otorgará a los países menos desarrollados, pobres y endeudados que mantienen relaciones diplomáticas con China.

"Con los brazos abiertos, damos la bienvenida a los países africanos a bordo del tren exprés del desarrollo chino", afirmó Xi durante su discurso.

Xi detalló que el nuevo paquete de 60.000 millones de dólares en financiación incluirá 15.000 millones en préstamos sin intereses, 20.000 en líneas de crédito, 10.000 millones en fondos para el desarrollo y 5.000 millones para financiar las importaciones africanas.

También se incentivará a las compañías chinas para que realicen inversiones en África de al menos 10.000 millones de dólares en los próximos tres años, aseguró.

Xi detalló los ejes de la cooperación entre China y África para los próximos tres años, que se centrarán en la promoción de sectores como la industria, agricultura, infraestructura, comercio y sanidad.

Pekín también apoyará el desarrollo de la energía renovable, así como la lucha contra el terrorismo en el continente, a través de apoyo militar a la Unión Africana para misiones de mantenimiento de la paz.

"El futuro de África está lleno de esperanza", afirmó Xi, quien defendió una cooperación "abierta e inclusiva" con los países del continente y negó que cree ataduras políticas.

Aseguró que Pekín no interfiere en los asuntos internos de los países africanos ni impone sus demandas.

"Históricamente y de forma natural, África es una extensión del desarrollo de las 'Nuevas Rutas de la Seda' y un participante importante en la iniciativa", añadió el presidente chino.

Las inversiones chinas en el continente han sido puestas en duda por Estados Unidos, que recomendó a los países africanos tener cuidado para "no perder su soberanía" y "el control de sus propias infraestructuras y de sus recursos" en caso de problemas financieros.

"Algunos occidentales inventaron la retórica sobre el neocolonialismo chino en África. Acusaron a China de saquear recursos en África y llevar a los países a una trampa de deuda", criticó un editorial del diario oficial Global Times.

"Mientras los medios occidentales describen a África como una carga, China ha posicionado con creatividad al continente como la nueva oportunidad para la economía mundial", añadió.

Archivado en