Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 17:23 CET
Telecomunicaciones

Vietnam quiere reforzar la censura en internet a través de Facebook y Google

Usuarios de internet en una parada de autobús. (REUTERS)

Una nueva ley vietnamita obligará a partir de enero a compañías como Facebook y Google a abrir oficinas en el país asiático, almacenar datos personales sobre sus usuarios en el territorio y proporcionarlos a las autoridades si estas los requieren.

La normativa también obligará a las plataformas a censurar, en un plazo de 24 horas, cualquier contenido que el Gobierno considere ilegítimo, informa el diario digital español El Confidencial.

Es la solución de las autoridades vietnamitas para las brechas del llamado "cortafuegos de bambú" con el que ha intentado mantener a raya las opiniones disidentes en la red, pero que ha sido irregular en su eficacia ante las redes sociales.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) calificó la ley de "alarmante". Incluye crímenes como "negar los éxitos de la revolución", "ofender a los héroes nacionales" o "dar información errónea para causar confusión entre la población", dijo.

Se trata de "formulaciones vagas que podrían ser aplicadas a casi cualquiera que publique información online que no guste a las autoridades", advirtió la organización.

Vietnam se encuentra entre los países con menor libertad de prensa y se situó en el puesto 175 de 180 en el último ranking de RSF.

En un informe publicado en 2015, la organización prodemocracia Viet Tan se refirió a la forma en que las redes sociales habían roto el monopolio del Gobierno e introducido un elemento de rendición de cuentas para temas como el abuso policial.

Con cerca de 54 millones de usuarios, Vietnam es uno de los países con una mayor penetración de internet. Facebook es la red social más popular, con unos 35 millones de usuarios —casi el 65 por ciento del total de usuarios de la red—, seguido de Google y YouTube.

Por ello, los usuarios de internet han sido desde el principio objetivo prioritario del Gobierno vietnamita, que en 2013 aprobó una polémica ley en la que se prohibía intercambiar artículos sobre política, economía o asuntos sociales en las redes sociales, que debían ser exclusivamente utilizadas para compartir información personal.

La campaña se recrudeció en 2016, cuando el número de bloggers y ciberactivistas sentenciados a prisión se triplicó hasta un total de 19, según Human Rights Watch. En 2017, los casos aumentaron a 21.

Para controlar a los millones de usuarios de internet, y potenciales críticos del régimen, Vietnam ha creado un "ejército" de cibercensores que escrutan redes sociales, blogs y otras páginas para determinar cuáles deben ser censuradas, según varios medios locales.

En diciembre pasado, el teniente general Nguyen Trong Nghia, reveló la existencia de la llamada "Fuerza 47" cuyo objetivo sería "luchar contra el caos en internet".

Según el oficial, un 62,7 por ciento de la población vietnamita tiene acceso a internet. "Una tasa de crecimiento tan alta puede ser buena y mala para el país", dijo, reportó la BBC. "El enemigo se aprovecha de internet para crear caos", justificó.

Facebook y Google aún no han aclarado si se plegarán a los deseos del Gobierno de Vietnam osi decidirán retirarse del país, pero en el pasado la primera ya se ha mostrado dispuesta a colaborar con el régimen borrando perfiles de usuarios críticos y censurando información, indicó El Confidencial.