Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 00:59 CET
América Latina

Quito decreta 'estado de emergencia humanitaria' por la llegada masiva de venezolanos

Emigrantes venezolanos en Quito. (EFE)

El municipio ecuatoriano de Quito confirmó este domingo que decretó el estado de emergencia humanitaria para hacer frente a la afluencia masiva de venezolanos, habilitando varios albergues de acogida temporal, informa EFE.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) advirtió el viernes que, desde inicios de este mes, más de 5.000 venezolanos han entrado a diario en Ecuador.

Alexandra Ortiz Mosquera, responsable de Comunicación de la Alcaldía quiteña, precisó EFE que el municipio ha decidido activar los centros temporales de tránsito de personas en situación de vulnerabilidad.

"En cada albergue se va a tener a 20 personas que componen grupos familiares y no se va a separar a los padres de los hijos", indicó la portavoz municipal que señaló que existen media docena de estos centros en la urbe.

Más tarde, el gobierno municipal informó del traslado de cerca de 200 venezolanos que permanecían en un parterre del norte de la ciudad y su ubicación en los seis centros de acogida temporal.

Ortiz Mosquera calculó que en la actualidad hay en Quito 240 grupos familiares de venezolanos, de los que 57 miembros están en situación de "doble riesgo", es decir, que son personas con discapacidad, embarazadas, menores o de la tercera edad.

La decisión adoptada por la Alcaldía quiteña implica también la movilización de recursos de acuerdo con las necesidades de los grupos en movilidad a fin de cubrir necesidades humanitarias básicas, como un lugar donde puedan dormir, atención primaria de salud y alimentación.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, realizó en la noche del sábado un recorrido por los puntos donde se concentran los emigrantes e informó de que el Distrito Metropolitano, a través de una resolución, había decretado el estado de emergencia humanitaria en la ciudad.

Desde el viernes se encuentra activado un código especial que permite coordinar la labor de los diferentes entes municipales, autoridades nacionales y locales y funcionarios de Naciones Unidas para atender las necesidades de los emigrantes.

Hasta la fecha, muchos de ellos eran albergados por la sociedad civil o pernoctaban en un campamento improvisado frente a la principal terminal de ómnibus del norte de la ciudad, donde la mayoría busca reunir el dinero necesario para viajar a Perú.

"Estamos haciendo las cosas de manera responsable, con absoluto apego a la normativa y en ese sentido, también, quiero señalar que el trabajo coordinado con el Gobierno nacional continuará", dijo Rodas.

Archivado en